Danielle Collins: la chica que llegó a la semifinal del Abierto de Australia desde la Universidad

Danielle Collins festeja su triunfo contra la rusa Anastasia Pavlyuchenkova
Danielle Collins festeja su triunfo contra la rusa Anastasia Pavlyuchenkova Fuente: AFP - Crédito: Saeed KHAN
José Luis Domínguez
(0)
22 de enero de 2019  • 23:59

Acaso ni la principal protagonista podía imaginar un escenario semejante. La de Danielle Collins es la historia de una Cenicienta. Hace un año, era la 162ª del ranking de la WTA; intentó entrar en el cuadro principal del Abierto de Australia , pero perdió con la checa Denisa Allertova en la última rueda de la qualy. Ahora, ya desde el puesto 35°, accedió a las semifinales del primer Grand Slam de la temporada, al doblegar a la rusa Anastasia Pavlyuchenkova por 2-6, 7-5 y 6-1. La estadounidense, de 25 años, se convirtió así en la gran revelación del torneo, y buscará la final frente a la checa Petra Kvitova , una de las que buscan el número 1 del mundo.

Collins, nacida en San Petersburgo, en el estado de Florida, llegaba a este Abierto de Australia con un récord poco promisorio: en cinco participaciones, jamás había superado la primera rueda de un Grand Slam. Este año, en Melbourne, ya ganó cinco encuentros. Y el pase a la semifinal le aseguró un premio de 660.000 dólares, una suma que se acerca a todo lo que ganó en su carrera (US$ 991.291).

Su gran avance en Australia marcó otro récord especial: Collins es la primera jugadora universitaria –fue dos veces campeona de las NCAA como representante de Virginia– que alcanza una semifinal de Grand Slam desde Meredith McGrath, en Wimbledon 1996. "Creo que tenía talento y físico, pero tal vez no en el nivel que tenían otras jugadores a los 14 o 15 años. Fui por un camino diferente. No estaba realmente segura de jugar al tenis profesional cuando tenía esa edad. Ir a la universidad fue crucial para mi desarrollo; me hizo sentir hambre por llegar más lejos", declaró en Melbourne.

Graduada en Ciencias de la Información en 2016, Collins pasó su primera temporada como profesional en los torneos del circuito ITF antes de acceder a los WTA. Su carrera tuvo un gran ascenso cuando se ganó una invitación Indian Wells el año pasado y trepó hasta las semifinales, con lo cual ingresó en el Top 100.

"No crecí como la mayoría de los tenistas estadounidenses, en un club de tenis y con clases privadas. Vivíamos cerca de un par de parques con canchas públicas y yo jugaba contra personas mayores, de 70 u 80 años. Fui un poco autodidacta, aprendí a resolver las cosas por mi cuenta y a ser ingeniosa porque mis padres no tenían dinero para enviarme a los torneos", contó hace unos meses al sitio de la WTA. Con esfuerzo y en silencio, Danielle Collins se abrió paso en el tour profesional. Y en este Abierto de Australia, encontró el premio a tantos años de empeño y dedicación.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.