El ATP de Buenos Aires suma nombres destacados para la cita de febrero

Thiem, Dolgopolov, Verdasco y Sock integran la lista de jugadores inscriptos en un torneo que encabezan Ferrer, Tsonga e Isner
Sebastián Torok
José Luis Domínguez
(0)
29 de diciembre de 2015  • 17:46

El Argentina Open , único torneo de la gira mayor de la ATP que se juega en nuestro país, difundió la lista de jugadores inscriptos para este certamen, que se jugará en el Buenos Aires Lawn Tennis Club entre el 6 y el 14 de febrero próximo, con varios nombres destacados.

Si bien la organización del torneo ya había adelantado la participación de tres figuras - David Ferrer , Jo-WIlfried Tsonga y John Isner -, ahora se conoció la nómina de participantes, dentro de un cuadro para 28 jugadores, ya que los cuatro primeros preclasificados estarán exentos de disputar la primera rueda.

Ferrer, número 7 del ranking mundial, lidera la lista en su regreso a Buenos Aires, donde se consagró tricampeón (2012, 2013 y 2014). Tsonga (10°), al igual que Isner (11°) disputarán por primera vez el ATP porteño; en el caso del francés, vale destacar que jugó en nuestro país hace tres años, cuando integró el equipo galo que se enfrentó a la Argentina por la Copa Davis en el Parque Roca.

La nómina continúa con el austríaco Dominic Thiem , considerado uno de los jugadores de mayor proyección; tiene 22 años, es el 20° del ranking y en 2015 obtuvo tres títulos de ATP, incluido el de Niza, donde venció en la final a Leonardo Mayer . Detrás asoma Jack Sock . Nacido en Nebraska hace 23 años, tiene un trofeo en singles (Houston 2015), aunque le ha ido mejor en el circuito de dobles, con seis títulos en su cuenta, entre los que se destaca el de Wimbledon 2014, con Vasek Pospisil como compañero.

El ucraniano Alexandr Dolgopolov (36°) vuelve a Buenos Aires después de un discreto paso en 2014; el uruguayo Pablo Cuevas (40°) también buscará destacarse después de cinco participaciones previas en las que no superó la segunda rueda, y también estará de regreso el zurdo Fernando Verdasco (49°), recordado por muchos como uno de los verdugos de la Argentina en aquella final de la Copa Davis en Mar del Plata 2008.

El corte de ingreso se cierra con el español Iñigo Cervantes (72°), un ranking bastante elevado por tratarse de un torneo de la categoría 250 (la menor dentro de las cinco escalas del circuito mayor). Por el momento, sólo tres argentinos consiguieron entrar de manera directa: Mayer (35°), Federico Delbonis (52°) y Juan Mónaco (53°). Se verá a último momento si Guido Pella (74°) y Diego Schwartzman (88°) necesitarán invitaciones especiales para poder ingresar en el cuadro principal. "Sumaremos más jugadores locales con las invitaciones y seguro que nuestros chicos harán un buen papel en la fase previa. Aunque será difícil para nosotros decidir los wild-cards, porque quedan muchos afuera en el cuadro y también de la qualy. Durante muchos años no teníamos que pensar en dejar jugadores argentinos afuera ya que teníamos a nuestra propia Legión, pero ya no está y eso repercute en el cuadro", expresó el director del torneo, Martín Jaite, a canchallena.com. Además de los tres wild-cards, se agregarán cuatro jugadores más desde la clasificación -reducida desde el año próximo a sólo 16 jugadores-, que se disputará el 6 y 7 de febrero.

"Las llegadas de Thiem, Dolgopolov y Sock fueron una grata sorpresa, porque ellos dijeron que querían venir, pero nosotros habíamos gastado todo el dinero en las garantías de otros jugadores. Pasó el tiempo y dijeron que se iban a anotar igual, que les servia venir el torneo. Más allá del boca a boca en el circuito, nos beneficia estar en el calendario la semana previa a un ATP 500 como Río de Janeiro. Hemos luchado para recuperar la segunda semana de febrero, porque es la mejor y queda demostrado", dijo Jaite.

Lo que ya es uno de los mejores cuadros del torneo desde el regreso del ATP Tour a la Argentina (2001) podría mejorar aún más si también desembarca Rafael Nadal , el defensor del título. En principio, el zurdo de Manacor no tiene planeado llegar a Buenos Aires, ya que en su calendario sólo incluyó el ATP 500 de Río de Janeiro; de todos modos, los organizadores reservarán hasta último momento alguna de las invitaciones si el ex número 1 del mundo cambia de opinión y elige jugar en la Catedral de Palermo. Jaite explicó: "Hoy no pensamos en un torneo con Nadal. Él ya fue muy claro y nos dijo que viene solo a Rio. Pensamos que si le llegara a ir mal en Australia podría venir a Buenos Aires, pero es más un deseo que una realidad".

"Armamos un cuadro muy interesante, diría que el mejor de los últimos años, por cantidad y calidad. Porque esta temporada vino a jugar Rafa (Nadal) y rompió con todo. Pero el cuadro de 2016 es más parejo, más competitivo y nos sorprende para bien. Son muchos los jugadores nuevos que vamos a recibir. Y estamos convencidos de que será muy lindo para la gente ver a esas caras que nunca vieron en vivo", contó Jaite. El director del certamen amplió: "El 4 de enero empezaremos con los preparativos en el Buenos Aires, pero está descartada la tribuna tubular (sobre la tribuna lateral). Reemplazaremos ese espacio haciendo general las ultimas dos filas de algunas plateas y codos. Después, siempre pensamos en algunas sorpresas. Este año dependemos de una idea que tiene el Buenos Aires, de ponerle el nombre de Guillermo Vilas al estadio central. Esa será la prioridad en los eventos especiales".

jld/st

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.