La fiesta de David Nalbandian: recibió una ovación en la derrota con Rafa Nadal en La Rural

Nalbandian y Nadal posaron antes del partido
Nalbandian y Nadal posaron antes del partido Fuente: Telam
El cordobés cayó 6-3 y 6-4, en 1 hora y 31 minutos de juego; antes del partido, recibió una plaqueta
(0)
23 de noviembre de 2013  • 20:15

El cordobés David Nalbandian le dijo hoy adiós al tenis profesional con una fiesta a la que no le faltó nada, y en la que el español Rafael Nadal y el serbio Novak Djokovic fueron los invitados de lujo.

Con muestras de todo su talento, Nalbandian escribió su último gran capítulo en el tenista profesional, acompañado por cerca de diez mil personas que le rindieron tributo por su compromiso histórico con la Copa Davis y por una carrera colmada de éxitos y partidos inolvidables.

En la memoria de los amantes del deporte de la raqueta quedarán las victorias sobre Nadal, Djokovic y el suizo Roger Federer en el torneo Masters 1000 de Madrid en 2007, jugando acaso el mejor tenis de su carrera. El unquillense ganó 11 titúlos ATP, entre ellos el torneo de Maestros de 2005 superando en una final inolvidable a Federer, por entonces indiscutido número uno del mundo, y jugó otras 13 finales, pero terminó por ganarse el corazón de los seguidores del tenis por su relación sin descanso con la Davis.

Panorámica de la cancha donde se realizó la exhibición
Panorámica de la cancha donde se realizó la exhibición Fuente: FotoBAIRES

Su talento, capaz de poner contra las cuerdas a los mejores del mundo, hizo que Nalbandian se ganara el respeto de todos. No es casual que los dos mejores del mundo en la actualidad hayan aceptado ser los invitados de lujo en su despedida.

Apenas una anécdota será que Nadal venció a Nalbandian por 6-3 y 6-4, tras una hora y media de juego, bajo un intenso calor y sol que castigó de lleno al estadio especialmente montado en la Sociedad Rural de Palermo.

Nalbandian se brindó al público, al igual que Nadal, y los fanáticos respondieron, y agradecieron. El final fue inmejorable. Apenas finalizó el encuentro entre Nalbandian y Nadal, el cordobés se tocó la pierna y pidió al conductor del evento un médico. Djokovic ingresó a la cancha vestido de médico, recostó al argentino sobre una toalla y le hizo masajes, mientras los miles de fanáticos deliraban y no podían creer que los dos mejores tenistas del planeta se prestaran al juego en la despedida su "Rey" David.

Nalbandian será recordado como uno de los tenistas más talentosos de la historia argentina. Lleno de recursos y con una mentalidad ganadora que lo llevó a conseguir triunfos inolvidables antes los mejores.

Su gran cuenta pendiente es acaso la razón por la que el cordobés se ganó el cariño incondicional de los hinchas argentinos. Es que pese a no haber logrado levantar la Ensaladera de Plata, ganó partidos memorables, en escenarios inesperados, y fue el máximo referente argentino de la competencia durante la última década.

Luego, para concluir, Nalbandian y el tandilense Juan Mónaco enfrentaron a Nadal y Djokovic en un dobles inolvidable. Fue un set en el que los dos mejores tenistas del mundo se brindaron por completo y le regalaron al público y, sobre todo a Nalbandian, una despedida inmejorable.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.