Pella, renovado, intenta complicar a Cilic, el campeón defensor del US Open

El bahiense ingresó desde la clasificación; antes del examen ante el croata, destacó: "Esto lo tomo como un premio por haber sorteado todas las dificultades"
Sebastián Torok
(0)
31 de agosto de 2015  • 16:40

NUEVA YORK.- Guido Pella , quien ingresó en el cuadro principal del US Open desde la clasificación y se medirá con el croata y defensor del título Marin Cilic (en el 2° turno del Louis Armstrong, aproximadamente a las 14 de la Argentina) es un deportista que, mientras compite, no se queda solo con lo que rodea a su profesión, a su mundillo. El bahiense evalúa, razona, analiza sobre política, medios, sociedad. Dice lo que piensa, sin secretos ni filtro. Como cuando en diciembre de 2012, tras cerrar una productiva temporada con títulos en el Challenger Tour y la posibilidad de luchar en el top 100, afirmó haber "subestimado el tenis" y que le había faltado "humildad para trabajar". O cuando hace un tiempo, tras alcanzar en julio de 2013 su ranking más valioso, 75° de singles, anunció que se alejaría del tour por estar "desmotivado".

Impulsivo, el zurdo realizó diversos cambios en su vida. Liberó muchos demonios y hoy volvió a disfrutar de la raqueta, del circuito. Actualmente 91° (este año ganó los Challengers de San Luis Potosí y San Pablo, y fue finalista en Heilbronn), Pella le describió su situación a canchallena.com, a metros del court 5, antes de entrenarse con el ruso Mikhail Youzhny : "Tuve dos años muy complicados. En 2013 empecé a derrumbarme, perdí rápido la motivación, no podía ni siquiera disfrutar de un cuadro principal de Grand Slam. Sabía que algo andaba mal, entonces busqué felicidad en otro tipo de ambiente y llegó un momento en el que decidí volver, porque conocía el tenis y lo hacía bien. Es muy difícil cambiar bruscamente cuando uno hace algo toda la vida. Sí cambié mi manera de pensar, de encarar el circuito. Perdí ranking, pero aprendí a disfrutar sin jugar los torneos grandes. Jugué en lugares realmente feos, en canchas malas, con pelotas que se rompían, con poca atención a los jugadores. Entonces, hoy estar acá en el US Open lo tomo como un premio por haber sorteado todas las dificultades del circuito Challenger, que es muy difícil".

-¿En qué te apoyaste? ¿En la psicología, en la familia?

-No. Uno de los cambios que hice fue buscar soluciones por mí mismo, dejé de ir al psicólogo, dejé de buscar ayuda externa e intenté entender internamente qué es lo que hacía mal y encontré soluciones. Quizás, lo que me decían mi entrenador o mi psicólogo, me entraba por un oído y me salía por el otro. Pero me volví muchísimo más independiente. Ahora estoy con un entrenador que es mi manager también, el alemán Dirk Hordorff, que es entrenador de Janko Tipsarevic. Él me ayuda en los torneos que puede y en los contratos, me siento muy cómodo con ese sistema. Es una forma nueva que tienen de entrenar y ver el tenis. A mí, por ahora, me ayuda.

-Éste será tu tercer US Open en el cuadro principal. ¿Qué te genera?

-Lo estaba hablando con los chicos argentinos: no importa las veces que uno pueda venir a Nueva York, cada vez que llegás es como la primera. Hay constantes renovaciones en el torneo, en la ciudad, en el estadio principal; es impresionante. Creo que, junto con Australia, son los torneos que más invierten para mejorar la infraestructura. Además, el cemento me encanta, es mi superficie preferida. El US Open es mi torneo preferido, por lejos. Quizás lo único malo es el tránsito. Hoy no tardé tanto porque salí un poco más tarde, pero los días en los que me toca jugar a las 11, que salís desde Manhattan a Queens en horario laboral, te mata. Es lo único. Pero yo lo disfruto más que París o Londres.

-Acumulás muchos partidos seguidos sobre superficie dura. Después de Wimbledon jugaste en Bogotá, Atlanta, Washington y la clasificación del US Open. Es decir, estás bien ambientado para el debut.

-Sí, siempre que puedo intento jugar en cemento. Realmente me gusta y me siento cómodo. Y ésta es la gran cita de la gira.

-¿Qué te genera enfrentarte al último campeón?

-El club es tan grande, que me enteré del sorteo por las redes sociales, como pasa habitualmente. Llamé para ver si se conocía la hora de juego y bueno, sabía que tenía un par de días de descanso. El cuadro no me favoreció mucho, pero tomo cosas positivas. Primero, que pasé una qualy muy difícil, y después que al cruzarme con el campeón defensor me tocará hacerlo en una buena cancha, que tiene TV, en la que me verá mucha gente. Lo empezás a disfrutar de otra manera. Uno pasó caminos difíciles y ahora estoy en la etapa de disfrutar. Sé que será muy difícil ganar, pero es un partido de tenis y puede pasar cualquier cosa. No jugué nunca contra él. El año pasado, acá, tuvo un torneo impecable. Pero debe tener su presión también. Yo ya sumo varios partidos en estas canchas y con este clima. Al ser un jugador que sale todos los días en la TV, es más fácil pensar una táctica.

-¿Qué se intenta hacer contra un sacador tan poderoso?

-Hace mucho daño con el saque y, si empieza a anotar muchos aces, se va a ir sintiendo cómodo y tengo que tratar de que no lo logre, poniendo en juego todas. Por más que sea alto defiende muy bien, así que tendré que tratar de aprovechar las pocas chances que tenga, defendiendo mi saque bien. Es súper completo. Lo principal es no cederle la iniciativa del punto.

-Aquí en el US Open está Daniel Orsanic, capitán del equipo de Copa Davis, siguiendo a los jugadores que estarán en las semifinales con Bélgica. ¿Otra motivación para esta renovada etapa de tu carrera es integrarte en el futuro?

-Sí, me encantaría jugar. Estoy a disposición del capitán. Hasta hoy no tuve ningún contacto, no me han llamado. Pero lo tomo con tranquilidad. Él sabe que hoy puede conseguir un buen equipo y lo respeto. Pero me encantaría estar en el futuro. La Copa Davis me encanta y mucho más ahora, que me siento más identificado con el equipo que antes. Estos son jugadores de mi edad, con los que compartí toda mi vida tenística. Sé que me podría integrar muy bien.

st/jld

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.