Novias y rivales: el emotivo beso de las tenistas que se enfrentaron por primera vez

(0)
29 de julio de 2019  • 15:00

Hace algunas semanas, Alison Van Uytvanck y Greet Minnen fueron la primera pareja abiertamente homosexual en participar de los dobles en Wimbledon. Hoy, red de por medio, las tenistas vivieron una situación inédita para ellas: se enfrentaron por primera vez en el circuito de la WTA. El triunfo en el torneo de Karlsruhe quedó para la primera (65ª del ranking) por 6-4, 1-6 y 6-1 ante la jugadora ubicada en el puesto 123 de la clasificación. Tras el encuentro, las belgas se saludaron con un beso.

El de Van Uytvanck y Minnen es un ejemplo inspirador en el tenis. Muestran coraje y valentía a la hora de mirar al futuro. Con los derechos y libertades de la comunidad LGTBI cada vez más afianzados en una gran cantidad de países, el deporte sigue siendo un espacio cerrado en este aspecto. Entre los hombres, por ejemplo, el único tenista homosexual conocido fue el estadounidense Brian Vahaly. "No tengo ninguna enfermedad, soy gay", dijo Van Uytvanck en una entrevista cuando dio a conocer su noviazgo con Minnen.

"Sería muy raro. No quiero pensar en eso", había expresado Van Uytvanck acerca de un posible enfrentamiento entre ellas. "Hablamos de eso porque se acerca. Cuando suceda no tengo dudas de que vamos a dar todo", contó Minnen, que en los últimos tiempos comenzó a disputar con frecuencia los principales torneos de la WTA. Hoy se cruzaron por primera vez.

Lo cierto es que en Alemania (el torneo se juega sobre polvo de ladrillo y reparte 125.000 dólares en premios), Van Uytvanck se quedó con un enfrentamiento cargado de emoción. La segunda preclasificada se medirá en segunda ronda contra la rumana Laura Paar.

"Debe haber algunos hombres homosexuales jugando activamente ahí fuera. Para mí, personalmente, si fuera un hombre, sería más difícil salir debido a los estereotipos", expresó Van Uytvanck hace un tiempo, según The Guardian. "Nos gustaría ver a más personas que vienen y dicen 'Está bien'. Creo que la gente tendría más confianza. Eso sería algo bueno, los hombres lo apreciarían. Saldría más gente, ayudaría a hacerlo más fácil", aportó la belga.

Las jugadoras se conocieron en el mundo de las raquetas y suelen jugar juntas en dobles con frecuencia. El año pasado se consagraron en el torneo de Luxemburgo y esta temporada se unieron en Wimbledon. Fueron la primera pareja abiertamente homosexual en participar en esta modalidad en el torneo más tradicional de tenis.

Van Uytvanck y Minnen (en pareja desde hace tres años), dijeron que ellas solo habían tenido reacciones positivas desde que públicamente confesaron su vínculo. Sin embargo, admitieron que ajustaron su comportamiento mientras estaban de gira en sociedades menos tolerantes. "Por supuesto, no vamos a tomar las manos si estamos en Egipto o en algún lugar", comentó Minnen.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.