US Open: Horacio Zeballos, en busca de un título inédito para el tenis argentino

Zeballos y Granollers, finalistas en el Abierto de los Estados Unidos
Zeballos y Granollers, finalistas en el Abierto de los Estados Unidos Fuente: AFP
Sebastián Torok
(0)
6 de septiembre de 2019  • 00:01

Horacio Zeballos (34 años; Mar del Plata) y Marcel Granollers (33; Barcelona) nunca habían competido juntos hasta hace un mes. Contemporáneos y rivales, eran buenos compañeros de circuito pero no mucho más. Hasta que por distintas razones (por ejemplo, la lesión de Machi González, habitual compañero del argentino) coincidieron y combinaron formar una de las 32 parejas del cuadro del Masters 1000 canadiense, en Montreal. La historia terminó con ambos levantando el trofeo. De ese modo, Zeballos se transformó en el primer argentino en alcanzar el Top 10 individual en la tabla de dobles. El tour siguió avanzando, Zeballos jugó con Diego Schwartzman en Cincinnati (cayeron en la 2a ronda), pero Cebolla y Granollers volvieron a juntarse en Nueva York, para el US Open. ¿Qué ocurrió? Mantuvieron el invicto, ganaron otros cinco partidos (la misma cantidad que en Canadá) y hoy definirán el título. Será desde las 13 de la Argentina, en el estadio central, el Arthur Ashe, frente a los número 1 del mundo, los colombianos Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, con transmisión a través de ESPN.

"Ganamos un partido muy tenso, se definió en dos o tres puntos. Es algo increíble llegar a la final. Hay que disfrutar, más allá del resultado", le comentó Zeballos a ESPN, tras la victoria por 7-6 (7-2) y 7-6 (7-5) ante los alemanes Kevin Krawietz y Andreas Mies. "Estamos jugando muy bien, estamos con confianza", aportó Granollers, que ostenta 18 títulos de dobles, incluida la Copa de Maestros, en Londres 2012, en pareja con su compatriota Marc López. Zeballos y Granollers, con apenas dos torneos disputados juntos, ya figuran décimos en la Carrera a Londres y si vencen a los colombianos serán sextos (jugarán las mejores ocho parejas). Personalmente, el zurdo entrenado por Alejandro Lombardo se aseguró saltar al Top 5.

A nivel ATP, nunca un argentino fue campeón de dobles caballeros en un Grand Slam. Sí hubo tres finalistas: Enrique Morea y el ecuatoriano Pancho Segura perdieron en Roland Garros 1946, Javier Frana y el mexicano Leonardo Lavalle cayeron en Wimbledon 1991, y Eduardo Schwank y Cabal fueron vencidos en la definición de Roland Garros 2011. ¿Podrá, Zeballos, alcanzar un nuevo récord? "Ojalá pueda seguir haciendo historia. Es un sueño lo que estoy viviendo", confesó el jugador que debutó en la Copa Davis frente a Suecia por la primera ronda del Grupo Mundial 2010 (con Modesto "Tito" Vázquez como capitán) e integrará el equipo albiceleste en las Finales de noviembre próximo, en Madrid, con el nuevo formato de la competencia.

Históricamente, la Argentina tuvo doblistas destacados. En el último Masters 1000 canadiense, Zeballos alcanzó los 13 títulos ATP de la especialidad, igualando la línea de Mariano Hood (Guillermo Vilas y Lucas Arnold Ker, con 16 y 15, respectivamente, son los argentinos con más trofeos). Esta temporada, el marplatense logró, además del título en Canadá, el trofeo en el ATP 250 de Buenos Aires, junto con el tandilense Machi González, y el prestigioso Masters 1000 de Indian Wells, con el croata Nikola Mektic.

El US Open hoy tendrá la primera final 100 % hispana en la historia, en todas sus modalidades. Zeballos, que ya hizo historia, intentará escribir otro capítulo grande.

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.