Todos los desafíos que encierra el Gran Premio Latinoamericano

Don Inc, una de las cartas argentinas en Gàvea, vareó de madrugada y paseó a mitad de tarde
Don Inc, una de las cartas argentinas en Gàvea, vareó de madrugada y paseó a mitad de tarde Fuente: Archivo - Crédito: JCB
Tres representantes argentinos irán por la hazaña hoy, en Río de Janeiro; el gran premio reparte premios por medio millón de dólares
Carlos Delfino
(0)
12 de marzo de 2016  • 02:38

RIO DE JANEIRO. –Todos miran hacia arriba. Los brasileños, acostumbrados, esperando la salida del sol y contando las horas que faltan para el Gran Premio Latinoamericano (G 1), que se correrá hoy, a las 16.30, en el hipódromo de Gàvea. Otros, especialmente los argentinos, dirigen la vista hacia la última curva del trazado de césped, allí donde la zona comienza a ganar altitud hasta llegar al Cristo, una de las grandes atracciones de la ciudad. Íntimamente, se le pide que baje la temperatura y se cumpla el pronóstico de lluvias. El calor, sofocante, puede convertirse en un rival adicional, el más duro.

En la carrera itinerante que equivale a la Copa Libertadores del turf y reparte premios por medio millón de dólares, otro desafío que tendrán Don Inc, Harlan’s Blue y Quiz Kid es el escenario. Si bien los caballos se han ido familiarizando desde su arribo el domingo pasado, ¿con qué pista se encontrarán los argentinos? Hay un punto a favor: Jorge Ricardo, José Da Silva y Altair Domingos, sus jockeys, han ganado grandes carreras en tierra brasileña antes de radicarse en Buenos Aires. Conocen el paño.

Describe Ricardinho: "Es un trazado totalmente distinto al de San Isidro, sin subidas y con una última curva más cerrada. La pista de césped tiene dos codos y a poco de largar en una recta cortita está uno de ellos. Cuando no llueve es bastante liviana y los caballos atropellan fuerte". El carioca estará sobre Don Inc, al que entrena Carlos Daniel Etchechoury, quien ya ganó esta prueba, hace 11 años en San Isidro, con un ejemplar de nombre parecido: Don Incauto. "La experiencia hace que uno lo viva más relajado", aporta Dany.

Sobre el terreno, agrega Domingos: "Es parejo el recorrido y el pasto está mejor. Es más tupido, lo cambiaron el año pasado. La largada es un momento clave, porque el primer codo está cerca y los que van abiertos dan ventaja. Se va a hacer una carrera ligera". Su caballo es Quiz Kid, con buena velocidad. Lo cuidan los Maldotti, que festejaron en la versión de 1992, y se entusiasman por la posibilidad de lluvias ahora. Juan Carlos está aquí siguiendo cada detalle en el stud especial que les han dado, con ventiladores y aspersores. Juan Sebastián, el hijo, estará en Palermo, donde hay otra fiesta turfística, y el Latinoamericano fue incluido, a la distancia. La tecnología los tiene en comunicación permanente.

Harlan’s Blue es el de menos fogueo. Para su preparador, Carly Etchechoury, será el segundo Latino seguido. "Hay ansiedad. Por el país, por el peón, por el propietario, por no hacer papelones", sintetiza.

Otro punto importante, en un lote de 16 caballos, será evitar contratiempos. Todo un tema el tráfico. Incluso en el micromundo que es el hipódromo, ajeno sí a las obras que parecen interminables y se descubren por gran parte de la ciudad. Allí hay otra carrera, más difícil aún a la vista: tener todo listo para cuando en agosto comiencen los Juegos Olímpicos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.