AFIP. En septiembre, la recaudación creció 42,7% y llegó a $422.012 millones

Fuente: Archivo
Sofía Diamante
(0)
1 de octubre de 2019  • 15:54

Las medidas de alivio tributario que tomó el Gobierno luego del salto del tipo de cambio tras las PASO tuvieron un efecto directo en los ingresos del Estado, que ya venían golpeados por el impacto de la caída de la economía y del menor poder adquisitivo. Según la AFIP, la recaudación aumentó el mes pasado 42,7% de forma interanual. Es decir, estuvo más de 7 puntos porcentuales por debajo de la inflación, estimada en casi 54% para el mismo período.

El brusco salto que tuvo el tipo de cambio luego de las elecciones primarias del 11 de agosto obligó al Gobierno a aplicar una serie de medidas para aliviar en parte la aceleración de la inflación que efectivamente sucedió por el traspaso a precios de la devaluación.

En concreto, la decisión de quitarles el IVA a 14 productos de la canasta básica, de subir el mínimo no imponible de Ganancias, reducir los aportes patronales y permitir la exención del pago impositivo a los monotributistas repercutieron en una caída real de la recaudación, que además sigue afectada por el menor nivel de actividad, el aumento del desempleo y la pérdida del poder adquisitivo.

Los menores ingresos percibidos por el Estado ponen en jaque la meta fiscal establecida con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que fija no superar un déficit de 0,5% del PBI para fin de año.

Las cuentas fiscales además son seguidas de cerca por el mercado para establecer qué tipo de renegociación se dará en relación con la deuda pública. Según coinciden el Gobierno y los economistas privados, el país necesitaría tener en el próximo año un superávit de entre 1% y 2% para poder negociar los vencimientos de deuda de forma "amigable", esto es, sin quita de capital.

Por otro lado, en un contexto en el que el mercado de crédito está cerrado para la Argentina, la recaudación establece el techo que tienen los gastos del Estado, a menos que se recurra como alternativa a imprimir billetes, lo que podría generar una mayor aceleración de la inflación. El Gobierno deberá contemplar también como un mayor gasto el fallo de ayer de la Corte Suprema a favor las provincias en cuanto a los fondos que les corresponden por IVA y Ganancias.

"Entre las medidas de alivio fiscal que tomó el Gobierno, el agravamiento de la recesión y el fallo de ayer de la Corte en favor de las provincias surge un panorama complicado, que puede cortar con la dinámica que había hasta agosto de que los ingresos crecían por arriba del gasto", advierte Jorge Vasconcelos, de la Fundación Mediterránea. Según señala el economista, en agosto -último dato disponible-, los gastos crecieron 42,6%, mientras que los ingresos de la Nación apenas aumentaron 37,4% interanual el mes pasado.

"A fin de año encima están las necesidades que tiene el Tesoro de vencimientos importantes de deuda y de intereses en pesos, en un contexto en el cual hay cero renovación del sector privado. Acá se plantea una luz amarilla intensa de cómo cerrar las cuentas fiscales a fin de año sin recurrir a la emisión monetaria", agrega.

Leandro Cuccioli, titular de la AFIP, indicó que las medidas de alivio tributario, sumadas a los planes de pago que implementó el ente recaudador, tuvieron un costo para el fisco de $20.000 millones.

"Con este costo fiscal, la recaudación tuvo una caída real de 7,2%. Si se le sumaran esos $20.000 millones, igualmente los ingresos hubieran caído 2,8% en términos reales", analiza Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma.

"La Nación tiene los tributos sobre el comercio exterior que le juegan a favor con la devaluación y que no son coparticipables. Esto podrá amortiguar un poco el impacto de la desaceleración del IVA y de Ganancias, ya que muchas de estas medidas continuarán este mes", agregó el economista.

En concreto, el ente recaudador difundió ayer que el mes pasado se recaudaron $422.012 millones. El IVA -el tributo vinculado a la actividad y al consumo interno- aportó la mitad, con $139.170 millones (aumentó 34,4%), de los cuales $90.671 millones provienen del IVA impositivo (creció 38,1%) y $51.349 millones, del IVA aduanero (con un alza de 30,3%). En este concepto la información que se divulga es la del mes anterior, es decir, la de agosto, en el cual hubo una inflación interanual de 54,5%.

Por el impuesto de seguridad social se recaudaron $88.169 millones y aumentó 24,8%, afectado por la menor creación de puestos de trabajo y la pérdida de poder adquisitivo. Por su parte, la recaudación del impuesto a las ganancias aumentó 40,9%, y se recaudaron $83.699 millones. El impuesto a los débitos y créditos (más conocido como el impuesto al cheque) exhibió un alza del 41,7% y generó ingresos por $31.546 millones.

En el caso de los ingresos por derecho de exportación, la recaudación fue de $32.148 millones y creció 143,4% en la comparación interanual. En este caso, a medida que aumenta el tipo de cambio, se licua la tasa fija de $4 o $3 por dólar que tienen las retenciones. Los derechos de importación, en tanto, crecieron apenas 65%, golpeados por la recesión y las menores compras al exterior, y por esta vía se recaudaron $17.270 millones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.