Apagón. Un documento muestra que la reparación clave llevará más de 11 días

Un informe de Cammesa fechado el viernes pasado asegura que la línea de alta tensión original debería estar en operaciones el 29 próximo. Transener cree que se demorará por el mal tiempo.
Un informe de Cammesa fechado el viernes pasado asegura que la línea de alta tensión original debería estar en operaciones el 29 próximo. Transener cree que se demorará por el mal tiempo. Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez
Pablo Fernández Blanco
(0)
18 de junio de 2019  • 14:28

Los responsables de la operación diaria del sistema eléctrico se sentaron a escribir su informe sin la menor duda de que se trataría, como casi siempre, de una semana previsible desde el punto de vista técnico. El viernes pasado, la Gerencia de Operaciones de Cammesa, el organismo encargado del despacho, dijo en un documento: "En general, en función de las temperaturas pronosticadas y el parque de generación previsto, no se prevén problemas de suministro en las diversas regiones del SADI [Sistema Argentino de Interconexión]". Y fue aún más lejos en su apuesta: "Se prevé operar respetando las condiciones de seguridad establecidas y sin inconvenientes de control de tensiones ni sobrecargas", dijo sobre el Transporte en Alta Tensión. Dos días después, una sucesión de hechos imprevistos cambió la realidad que los ingenieros habían anticipado para la semana.

Vistos de manera restrospectiva, los boletines informativos semanales para operadores del SADI correspondientes a las semanas 24 y 25 -la primera fue desde el 10 hasta el 16 de junio, día fatídico para el sistema, y la segunda, desde el 17 pasado hasta el próximo 23- arrojan información que ahora aparece revalorizada.

El dato que sobresale es la finalización de las tareas de mantenimiento y reparación de la obra que, por estar fuera de servicio, favoreció la gestación del blackout. Según señalan técnicos del sector eléctrico en el documento que revisó LA NACION, culminará el 29 de junio, es decir, en 11 días. Transener, la empresa que administra la mayor parte de la red de alta tensión estima, ahora, que podría extenderse por el mal clima.

En parte, el episodio en esa parte de la red se trata de un caso de destino cambiado, ya que las tareas de mantenimiento habían comenzado en abril pasado y no se habían registrado sobresaltos hasta el último domingo, cuando ya había pasado más del 80% del tiempo estimado del trabajo.

El último reporte semanal de Cammesa sostiene que la línea de 500 kilovatios (kV) Colonia Elía-Campana continúa fuera de servicio desde el 18 de abril "para trabajos de reemplazo de estructura, durante aproximadamente 70 días". Para sustituir esa carencia, "se hizo una conexión provisoria (bypass) entre las líneas de 500 kV Colonia Elía - Belgrano y Colonia Elía - Campana". El objetivo era "incrementar la capacidad de transporte del corredor Litoral-Gran Buenos Aires".

La falla simple para el sistema adquirió una relevancia mayor por la existencia de la conexión provisoria, que dejará de ser necesaria a fines de este mes y principios del próximo. En ese momento volvería a operar la denominada Torre 412, un gigante de acero emplazado a la orilla del Paraná frente al puente Zárate-Brazo Largo.

En la práctica, el sistema eléctrico argentino convive con problemas que no se notan desde la mirada del usuario. Esta semana, por ejemplo, están fuera de servicio las líneas Resistencia-Santa Catalina para un mantenimiento correctivo "sin fecha cierta de finalización", la de alta tensión Campana - Colonia Elía 1 para el reemplazo de aisladores y retensado de conductores; una parte de la estación transformadora (ET) de Tafí del Valle, algo similar en Ezeiza y en la ET Rosario Oeste. También estará fuera de servicio hoy entre las 8 y las 17 la línea de 500 kV Atucha - Escobar para trabajos generales.

En total, son 13 casos en los que parte de la infraestructura de transporte estará fuera de servicio en la semana, pero posiblemente nadie lo note. Al igual que las dificultades en las generadoras Belgrano, donde uno turbina estuvo fuera de servicio, la Dock Sud -la rotura de un cojinete sacó de funcionamiento a la turbina 11 el 25 de mayo pasado, pero se reestablecería esta semana-, Ensenada y Costanera.

Cammesa, el Gobierno y los técnicos del sistema vivieron un día de tensión inesperada al domingo pasado. Entre la angustia, dos días después rescatan que la falla que a las 7.07 dejó sin luz al país fue menguando incluso más rápido que un corte de luz en la Capital Federal. A las 18.30 ya se había repuesto la misma energía que se había caído 11 horas antes.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.