Cierre de El Palomar. Según el presidente de Flybondi, "hay un tufo extraño"

Flybondi tiene 540 empleados; vuela 14 rutas domésticas y seis internacionales.
Flybondi tiene 540 empleados; vuela 14 rutas domésticas y seis internacionales. Crédito: Gentileza Flybondi
Gabriela Origlia
(0)
6 de mayo de 2020  • 09:57

CORDOBA.- "No podemos permitir que una resolución prohíba gestionar el negocio. No está ocurriendo en el mundo; podemos discutir los protocolos sanitarios, pero no dejar aviones seis meses en tierra". Esteban Tossutti, presidente de Flybondi , se refiere así a la decisión de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) que determinó que recién a partir del 1 de setiembre se comenzarán a reprogramar las operaciones regulares de aéreas en la Argentina . Eso está supeditado, además, al levantamiento de las restricciones por la pandemia de coronavirus.

En diálogo con LA NACION, el ejecutivo insiste en que las empresas se enteraron por los medios de esa resolución y del pedido de Aeropuertos Argentina 2000, concesionaria de El Palomar, de pedir el cierre del aeropuerto y el traslado de las operaciones a Ezeiza . La presentación se hizo al Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna).

-¿Cómo afronta el sector en general esta situación?

- Está muy complicado; ya venía complicado . Entre el 20 y el 22 de marzo todos los aviones quedaron en tierra, salvo los vuelos sanitarios. En ese marco empezamos una mesa de trabajo con el ministro de Transporte, Mario Meoni , y su equipo, y le presentamos 12 puntos que apuntan a poner de pie de nuevo a la industria. Planteamos que bajó tanto el barril de petróleo que debería reducirse el precio del combustible para aviones, y además pedimos que nos dieran plazo para el pago. Todas las aéreas, salvo Aerolíneas Argentinas , pagamos casi de contado. El 75% del costo es en dólares, uno de los de más participación es el combustible y el otro es el leasing de los aviones; todas las empresas tenemos un gran porcentaje en alquiler. Los cinco nuestros están en esas condiciones.

-¿El leasing sigue corriendo?

-Sí; estamos negociando con los concesionarios para extender un poco el pago, pero los contratos son a cinco años o a tres y hay que pagar. Lo único que podemos hacer es distanciar el pago. Respecto de los puntos presentados a Meoni, otro es que nos dejen usar el crédito de IVA para pagar otros impuestos. Es que pagamos 21% de IVA en todos los productos que consumimos y el ticket lleva 10,5%; la diferencia queda en el Estado como crédito para aerolíneas.

-¿Meoni les adelantó la resolución de la ANAC?

-No, el encuentro con él fue 15 días antes y no comentó nada. Tenemos contacto telefónico semanal, pero no volvió a reunirse esa mesa de trabajo, que es clave. Por ejemplo, ya hay que pensar en conjunto cómo volvemos al día después, cómo nos preparamos para volver. Todos nuestros empleados están en su casa; nuestros últimos vuelos ya fueron con todas las prevenciones, pero hay que empezar a discutir entre todos y no esperar a hacerlo en setiembre.

-¿Creen que se podría volar antes de setiembre?

-Todas están pidiendo volar antes; con una programación ordenada de vuelos diarios o semanales. Los gobiernos del interior también están pidiendo esto, hay que reorganizar la conectividad. No podemos permitir que una resolución prohíba gestionar el negocio. No está ocurriendo en el mundo; podemos discutir los protocolos sanitarios, pero no tener seis meses los aviones en tierra.

-¿No pasa en otros países?

-Hasta donde sabemos no y estamos en contacto con las organizaciones internacionales que agrupan a las aéreas. Iata ya informó que muchas empresas van a desistir volar en la Argentina ; sería un riesgo grande el quedar incomunicados con el mundo.

-¿Aceptarían volar con menos pasajeros?

-Estamos planteando resolver las salas de aeropuertos, la toma de temperatura de pasajeros y personal para preservarlos. Podemos discutir con qué cantidad volvemos, pero no se puede programar el avión adentro sin tener una perspectiva de la demanda que seguramente no será igual. Hasta que el miedo de la gente no se termine de vencer llevará varios meses. Además, la economía está resquebrajada y eso influirá. Las low cost son las que van a reactivar las economías regionales, mientras más demora hay, más tiempo llevará reactivar. Flybondi iba preparándose acompañando y entendiendo las disposiciones del Gobierno, devolviendo tickets en función de la cuarentena, pero setiembre no tiene ninguna relación con las decisiones. Se fijó que no se puedes volar y no se puede vender.

Flybondi tiene 540 empleados; vuela 14 rutas domésticas y seis internacionales.
Flybondi tiene 540 empleados; vuela 14 rutas domésticas y seis internacionales. Crédito: Gentileza Flybondi

- ¿Qué dicen los accionistas de Flybondi?

-Los gobiernos a nivel mundial están respaldando a las empresas de bandera, como debe ser; nosotros tenemos un fuerte respaldo de nuestros dos principales accionistas. Nuestro plan estratégico, el que hicimos con todos los colaboradores, era hasta junio, julio. Bajamos salarios escalonados desde 12% hasta el 50% entre abril y junio para generar un gran ahorro en la masa salarial y subsistir tranquilos, sin quiebres internos, hay negociaciones con los proveedores. pero setiembre es mucho.

-En medio de la crisis, surgió el pedido de cerrar El Palomar.

-Un tema lamentable; aparece un concesionario dándole la orden a la Orsna. No es que prácticamente lo exigía, sino que había un expediente y una resolución a la firma, todo eso en paralelo a una mesa de diálogo. (Eduardo) Eurnekian todavía debe hacer las etapas 2 y 3, la pista y la plataforma de El Palomar por lo que no hay mejor cosa que esconderse en una pandemia para promover el regreso a Ezeiza . Hace dos años El Palomar no existía y hoy es el cuarto aeropuerto del país; conecta a 20 provincias, es un hub para todo el país; pasaron 2,5 millones de pasajeros transportados. Hay un tufo extraño; hicimos las presentaciones legales correspondientes y esperamos que la Orsna le niegue el pedido.

-¿Sin El Palomar las low cost están en riesgo?

-Es inviable ir a volar desde Ezeiza porque es el doble de costo y porque para el pasajero es un costo adicional, se le duplica el costo y se daña la democratización del transporte aéreo. Hoy uno de cada cinco pasajeros es low cost y una decisión así rompe al sector. Además, en El Palomar hay 1000 empleos entre públicos y privado sin tener en cuenta los 8000 empleos indirectos en las economías regionales. Por cada millón de pasajeros que transportan las low cost generan 3.000 puestos indirectos.

- ¿Puede el Covi-19 voltear a las low cost en la Argentina?

- Nosotros teníamos 91% ocupación de los aviones; el mercado argentino aceptó, busca y pide las low cost. Hay un mercado para explorar altísimo porque no hay oferta; hoy el sector capta 20% de los pasajeros. La pandemia puede dejar algunos actores en el camino por eso hay que trabajar en conjunto; el Gobierno determinar qué rutas priorizar y nosotros las analizaremos. No se puede decir que sólo volamos rutas rentables porque no es así.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.