Coronavirus. En abril se firmaron más escrituras para viviendas sociales que tradicionales

Con un protocolo de distanciamiento y medidas de higiene se pudieron escriturar 220 viviendas sociales
Con un protocolo de distanciamiento y medidas de higiene se pudieron escriturar 220 viviendas sociales
María Julieta Rumi
(0)
14 de mayo de 2020  • 17:18

Si bien aún no está el número definitivo de las escrituras de compraventa de inmuebles que se realizaron en la ciudad de Buenos Aires en abril, estimaciones preliminares indican que no superarían los 10 a 20 casos dado que los notarios solo fueron exceptuados de cumplir la cuarentena por el Covid-19 para actuar en casos de fuerza mayor y actuaciones vinculadas a otras actividades declaradas necesarias (hoy ya se dio la apertura de las escribanías).

Pero, a contramano de lo que sería el peor mes de actividad desde que el Colegio de Escribanos porteño lleva registro, este período fue uno de los más prolíficos en escrituración de viviendas sociales en el marco de la regularización dominial de la Ciudad.

Los matriculados del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires firmaron 220 escrituras sociales de compraventa, que permitirán a las familias beneficiarias mudarse a las nuevas viviendas del barrio Carlos Mugica en la villa 31, Alvarado (Barracas) y el Playón de Chacarita, en un trabajo conjunto con el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) y la Secretaria de Integración Social y Urbana (Secysyu).

"Con el coronavrius se suspendió todo y tuvimos que analizar desde el lado jurídico y el gobierno de la Ciudad, desde el lado administrativo, cómo reencauzar el proceso. El Gobierno consideró que uno de los pilares fundamentales en este período era reubicar a la población de riesgo y los escribanos acompañamos el proceso", explicó a LA NACION Virginia Olexyn, consejera del Colegio de Escribanos y coordinadora del plan de escrituración de los barrios.

Las escrituras tuvieron lugar entre el 16 y el 30 de abril a través de siete operativos en los que participaron distintos escribanos que se encuentran en la nómina del programa de re-urbanización urbana y dominial. El protocolo incluyó el control de temperatura en el ingreso al lugar, la provisión de barbijos y guantes para los notarios, amplitud horaria en las citas para evitar la acumulación de gente y el uso personal de lapicera para cada firmante.

A los asistentes a la firma de escrituras se les tomó la temperatura
A los asistentes a la firma de escrituras se les tomó la temperatura

Cabe aclarar que la escrituración social se hace a cambio de honorarios profesionales muy reducidos en acuerdo con la Secretaría Legal y Técnica porteña y el pago no está a cargo de los beneficiarios sino del Gobierno de la Ciudad.

Las escrituras de viviendas sociales no se contabilizan en el registro de escrituras de compraventa que lleva el Colegio de Escribanos porteño que, con abril, acumularía 23 meses meses de caída interanual.

Además se rompería el récord del mes con menor actividad de la serie histórica que hasta ahora es enero de 2020, cuando se realizaron 1390 escrituras. Antes de esa marca la peor era febrero de 2002, post crisis de diciembre de 2001, cuando se realizaron 1557 operaciones.

En tanto, en marzo pasado, apenas se hicieron 1393 escrituras, un 50% menos que igual mes de 2019, ya que el mes se detuvo en el día 20 por el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.