Deuda. Los dos principales grupos de acreedores piden negociar cambios a la oferta del Gobierno

BlackRock, uno de los fondos en el Grupo Ad Hoc; en un comunicado, rechazaron la última propuesta pero se muestran abiertos al diálogo; dicen que la oferta "proporciona una base para un compromiso constructivo"
BlackRock, uno de los fondos en el Grupo Ad Hoc; en un comunicado, rechazaron la última propuesta pero se muestran abiertos al diálogo; dicen que la oferta "proporciona una base para un compromiso constructivo"
Francisco Jueguen
Rafael Mathus Ruiz
(0)
8 de julio de 2020  • 17:44

WASHINGTON.- Los dos principales grupos de acreedores de la Argentina, el Grupo Ad Hoc y el Grupo Exchange, le bajaron el pulgar a la última oferta de canje de la deuda del Gobierno, aunque dijeron que es "un paso en la dirección correcta" y pidieron negociar cambios para llegar a una "reestructuración consensuada" que logre curar el último default y permita el regreso del país a los mercados de crédito.

Luego de casi tres días de silencio, los dos grupos, que nuclean a los fondos más grandes con los que ha negociado el Gobierno, entre ellos, BlackRock, Ashmore, Fidelity, T. Rowe y Monarch, dijeron en un extenso comunicado conjunto que no podían respaldar la última oferta del Gobierno porque "no llega" a sus expectativas y ninguno de los fondos fue consultada para elaborarla.

"Aunque no aceptamos la última propuesta de la Argentina, de modo alentador proporciona una base para un compromiso constructivo", indica el comunicado. "Estamos preparados para participar en discusiones sobre modificaciones a la propuesta que pueden lograr una reestructuración consensuada, y creemos que todavía es posible un camino hacia la resolución completa de los problemas restantes", agrega.

En el Gobierno descontaban esta reacción de parte de estos grupos, los más duros, y cuestionaron que el último movimiento hacia un acuerdo haya surgido solo del Ministerio de Economía. Aunque el Gobierno ya cambió su propuesta tres veces, desde el oficialismo afirman que esta vez planean mantener sin cambios la actual oferta, tal como dijo el presidente, Alberto Fernández, el último fin de semana. Por ahora, el plan oficial es avanzar sin el consenso de esos grupos, y despachar a los bancos de la reestructuración -HSBC, Lazard y Bank Of America- a "vender" su oferta a los inversores minoristas. "Quieren ocupar el centro de la escena y pretenden otro movimiento en la oferta. Esta vez no sucederá", recalcó una fuente oficial, que destacó el apoyo internacional al país en el G20.

La última oferta de ambos grupos no quedó tan lejos del Gobierno: redunda en un valor presente promedio de 57,6 dólares, contra los 53,5 del último esquema oficial. Sin embargo, también existe una diferencia sobre el lenguaje legal del contrato de los nuevos bonos, o indenture. El Gobierno ofrece que cada familia de bonos, los bonos "K" de los canjes 2005 y 2010, y los bonos "M" del gobierno de Mauricio Macri mantengan su contrato o indenture tal como están ahora. Pero a los inversores les cayó mal que la manera en la cual la Argentina interpretó las cláusulas de acción colectiva, o CAC, de los bonos emitidos durante el gobierno de Macri, y pidieron cambios que el Gobierno rechazó de plano.

La incógnita ahora es si el Gobierno mantendrá esa postura, o aceptará volver a negociar con los grandes fondos antes de avanzar con el canje de la deuda.

"Romper el estancamiento entre Argentina y sus acreedores es una alternativa mucho mejor que otro ciclo de rechazo y examen de alternativas más drásticas de ambas partes", advirtieron los principales fondos en su mensaje.

En otra señal de acercamiento al Gobierno, los acreedores también expresaron su deseo de "continuar invirtiendo en la Argentina"

"Una reestructuración consensuada es la mejor ruta posible hacia un retorno de la Argentina a los mercados internacionales de capital y un futuro económico sostenible para el país y su población. Como inversores a largo plazo que desean continuar invirtiendo en la Argentina en los años venideros, seguimos unidos en nuestro deseo de alcanzar una solución que no solo brinde al gobierno el apoyo inmediato que necesita, sino también el marco económico y legal necesario para alentar futuras inversiones en el país", afirman.

Ambos grupos cierran indicando que están "listos" para seguir las negociaciones "con responsabilidad y buena fe".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.