Escaso entusiasmo en las inmobiliarias por la prórroga del blanqueo

Los operadores del rubro creen que la medida es positiva, pero no esperan que vaya a torcer el rumbo del mercado
Alfredo Sainz
(0)
2 de octubre de 2013  

Peor es nada. Ésa era la sensación mayoritaria entre los empresarios del rubro inmobiliario que ayer se desayunaron con la noticia de que el Gobierno había decidido prorrogar el blanqueo de capitales , que hasta el momento se tradujo en el ingreso al país de un poco más de 340 millones de dólares.

La publicación en el Boletín Oficial de la resolución en la que se informaba de la extensión por tres meses del plan de exteriorización de capitales -el nombre con el que el Gobierno bautizó el blanqueo- tomó por sorpresa a los operadores inmobiliarios a pesar de que uno de los objetivos oficiales con este proyecto era precisamente dinamizar las ventas de propiedades.

Los empresarios del rubro consultados por LA NACION coincidieron en señalar que hasta el momento el blanqueo estuvo muy lejos de revertir la caída en las ventas que enfrenta el negocio, pero a la vez no dudaron en considerar un dato positivo que el Gobierno haya extendido hasta el 31 de diciembre la posibilidad de repatriar dólares y aplicarlos a la compra de inmuebles.

"Está claro que si bien el blanqueo no fue un fracaso total estuvo lejos de cumplir la meta de dinamizar por completo el mercado inmobiliario, aunque preferimos mirar el vaso medio lleno y por eso consideramos algo positivo que se haya prorrogado hasta fin de año", explicó Roberto Arévalo, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA).

"Aunque sea poco, nunca viene mal que haya incentivos para el mercado inmobiliario, y lo bueno es que el mecanismo para convertir los Cedin en dólares funcionó muy bien", coincidió el empresario inmobiliario Armando Pepe.

El entusiasmo tampoco es demasiado grande entre los desarrolladores inmobiliarios, pese a que los Cedin que se obtienen en el blanqueo pueden utilizarse para la compra de viviendas por estrenar o en construcción.

"La verdad es que hasta ahora hubo poco interés y en nuestro caso no logramos vender ninguna unidad a cambio de los Cedin", explicó Federico Weil, presidente de la desarrolladora TGLT.

Más allá del moderado optimismo con que fue recibida la prórroga en el sector, las opiniones son unánimes a la hora de considerar que este tipo de medidas tuvo un alcance muy limitado y que la promesa que había hecho Guillermo Moreno hace apenas tres meses -cuando aseguró que "en sesenta días el mercado inmobiliario vuela"- se puede sumar a la larga lista de pronósticos fallidos del secretario de Comercio Interior.

"El blanqueo puede ser un paliativo e indudablemente hubo muchos que se beneficiaron, pero de ninguna manera se puede pensar que se trate una solución integral para los problemas que enfrenta el mercado inmobiliario", señaló José Rozados, director de la consultora Reporte Inmobiliario. "De acuerdo con nuestros cálculos, el mercado inmobiliario necesita sólo en Capital US$ 2400 millones para revertir la caída que tuvo en el último tiempo. Si se toman en cuenta los actuales US$ 340 millones y si de acá a fin de año se suman otros 400 o 500 millones, igual todavía vamos a estar muy lejos de lograr el objetivo oficial", agregó Rozados.

Según los datos que manejaban los operadores inmobiliarios hasta el viernes pasado, del total de fondos que ingresaron en el blanqueo sólo se aplicaron para la compra de inmuebles US$ 56 millones, con lo que se espera que en las próximas semanas o meses se concreten operaciones por casi US$ 290 millones adicionales.

En el sector además destacan que en las últimas semanas se detectó un aumento en el número de consultas de los titulares de los Cedin. "Se están acercando personas que blanquearon sus fondos, pero que no quieren comprar una propiedad, con lo cual está surgiendo un negocio nuevo, que es intermediar entre el titular de los Cedin y los que tienen dólares sin declarar", explicaron en una inmobiliaria.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.