Para YPF, hay US$10.000 millones que "están a la vuelta de la esquina"

El presidente de YPF dijo que tras las PASO "se tomaron muchas decisiones en esos días, lamentablemente esta podría haber sido gestionada por la industria", sobre la fijación de precios
El presidente de YPF dijo que tras las PASO "se tomaron muchas decisiones en esos días, lamentablemente esta podría haber sido gestionada por la industria", sobre la fijación de precios Fuente: Archivo
Sofía Diamante
(0)
27 de septiembre de 2019  • 12:55

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- Miguel Gutiérrez, presidente de YPF, llegó a esta ciudad para participar de la 40º Convención del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), un ámbito que conoce bien por su pasado en el banco de inversión JP Morgan. En una exposición frente a los directivos, enfatizó que la suba de naftas no tiene efecto en la inflación y que, por lo tanto, la decisión de congelar los precios nació de una "mala percepción", algo que admiten también funcionarios del Ministerio de Hacienda.

"En los últimos meses, el sector recibió dos malas noticias: la pesificación de las naftas y la decisión de reperfilar la deuda, lo que generará un tiempo sin acceso al crédito. Esto tiene un impacto muy grande en nuestra industria que es capital intensiva", señaló. De hecho, YPF tiene un vencimiento de deuda de 300 millones de francos suizos el lunes próximo y Gutiérrez ya dijo que van a cancelarlo, dado que no lo pueden renovar.

"La compañía genera caja para pagar las deudas", dijo, pero comentó que esto implica menos inversiones a futuro. Por eso, estima que para 2020 habrá menos inversiones que los US$4400 millones de dólares que volcó la industria este año.

Luego de la devaluación ocurrida tras las PASO, YPF había propuesto un aumento del 5% en los precios de las naftas, pero el Gobierno no lo autorizó con la explicación de que había que cuidar el bolsillo de los argentinos y se avanzó con el congelamiento a través de un decreto de necesidad y urgencia.

"No tenemos nada que ver con la inflación; sin embargo, fuimos el sector más castigado por una percepción mal equivocada. No tenemos injerencia en los precios, los datos lo demuestran", dijo Gutiérrez, mostrando que la inflación acumulada es el doble al incremento acumulado de las naftas.

Como había dicho Daniel González, CEO de YPF, Guitérrez señaló que los precios de las naftas están entre un 17% y 20% atrasados, pero contó que hubo momentos en los que la brecha fue superior. "Del gap tenemos que salir lo más rápido posible para darle certidumbre a las inversiones de largo plazo en nuestro sector", dijo y aconsejó: "Debe haber mecanismos que actúen como acordeones. Por ejemplo, facultar impuestos que frente a variaciones extraordinarias del precio internacional o del tipo de cambio exista la posibilidad de la autoridad de mover esas bandas de impuestos, de manera de afectar lo menos posible a los consumidores y, al mismo tiempo, permitir que la industria se siga desarrollando a los precios que corresponde. Es un mecanismo que Chile lo tiene desde hace muchos años".

Con respecto a la producción de petróleo y la productividad de Vaca Muerta, Gutiérrez dijo que en el yacimiento Loma Campana el breakeven de un barril está abajo de 40 dólares, y que en algunas áreas llega a 35 dólares. En este sentido, anunció que a partir del año próximo la Argentina podrá exportar petróleo de la cuenca neuquina, algo que hasta el momento solo se lograba con la producción de la cuenca del Golfo de San Jorge.

"En 2020 vamos a estar en capacidad de exportar unos 60.000 barriles diarios desde la cuenca neuquina. Esto crecerá y mucho. Actualmente la industria en total produce 527.000 barriles diarios y tiene capacidad de refinación de 455.000 barriles por día. Para 2024 o 2025, la producción llegará, en toda la industria, a 920.000 barriles por día, de los cuales exportaremos 500.000 barriles diarios. A los valores actuales, esto representa US$10.000 millones de ingresos al país que están a la vuelta de la esquina. A todo esto habrá que sumarle los dólares que llegarán en inversiones", analizó.

En relación con el gas, volvió a enfatizar en la necesidad de construir una planta de licuefacción, que pasa el gas a estado líquido para que pueda ser exportado a otros mercados, en especial a Asia. "Es una inversión de 5000 millones de dólares que tarda entre 50 y 60 meses de construcción. Estamos analizando el proyecto junto con otras dos empresas que la semana pasada ratificaron su interés en la planta, aún en este contexto. Esto hay que hacerlo o el gas quedará abajo de la tierra", concluyó.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.