Oficial. La industria y la construcción volvieron a caer, pero ratificaron leves mejoras

Los números oficiales para la industria y la construcción que difundió el Indec muestran caídas en la comparación anual, pero mejoras en la mensual.
Los números oficiales para la industria y la construcción que difundió el Indec muestran caídas en la comparación anual, pero mejoras en la mensual. Crédito: Shutterstock
Francisco Jueguen
(0)
4 de abril de 2019  • 16:10

Desde el subsuelo, donde fueron a parar tras la crisis cambiaria de 2018, la industria y la construcción -dos motores de la actividad económica- volvieron a mostrar una significativa caída interanual frente a un período de alto crecimiento, pero una leve mejora en la comparación mensual, el dato que mira con especial interés el Gobierno.

Sin embargo, y como mostró el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), el rebrote de la incertidumbre cambiaria, la fuerte suba de tasas de interés y la inestabilidad que desataron desafiarán en marzo y en el segundo trimestre (el esperado período de la cosecha) la recuperación que comenzó a mostrar la actividad.

Por caso, pese a que el Gobierno habla ya de un piso para la recesión, la recaudación de impuestos sigue aún por debajo de la inflación y así estará, por lo menos, hasta mayo según anticipó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. En ese contexto, los economistas privados son todavía muy cautelosos acerca del discurso oficial y esperan, para confirmarlo, que los datos oficiales encadenen nuevas mejoras.

Sin embargo, como también el REM había anticipado, el primer trimestre parece ser mejor al esperado. "Los datos de febrero de construcción e industria refuerzan la hipótesis de que la recesión habría tocado su piso en noviembre y que a partir de diciembre la economía ya se encontraría en fase de recuperación", reafirmaron en el Ministerio de Hacienda. El mismo Dujovne había adelantado que esos dos indicadores serían positivos.

El Índice de producción industrial manufacturero (IPI) de febrero, publicado por el Indec, mostró una fuerte caída anual de 8,5%, pero ratificó una mejora mensual desestacionalizada de 2,4%. Muy en sintonía, el Indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC) retrocedió 5,3% en la medida interanual, pero mostró una importante mejora mensual desestacionalizada de 8,3%.

Por primera vez desde diciembre de 2017, la construcción muestra crecimiento intermensual desestacionalizado dos meses consecutivos; en el caso de la industria no ocurría desde agosto de 2018. "Junto con el crecimiento del EMAE [Estimador Mensual de la Actividad Económica] registrado en diciembre y enero abonan la idea de que la actividad habría encontrado un piso en noviembre de 2018", completaron en Hacienda.

De los 16 sectores industriales, sólo uno (productos de tabaco) creció en términos interanuales (+9,5%). "Pero el desempeño interanual mejoró respecto al de enero en 13 de los 16 sectores industriales", señalaron cerca de Dujovne. Sin embargo, tras el desplome anual y mensual de las ventas de autos, la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa) informó que en marzo la producción de vehículos fue de 29.227 unidades, 10,5% menos que con relación a febrero y 41,1 % por debajo del registro del mismo mes de 2018.

En la semana también se quejaron de la actualidad económica otros productores de bienes durables, electrodomésticos y electrónicos, quienes estimaron que, por lo menos por ahora en ese sector, la economía no había tocado piso.

"Es probable que en los próximos meses veamos una desaceleración de la caída en las estadísticas", dijo en la semana Diego Coatz, director ejecutivo de la Unión Industrial Argentina (UIA). "Pero eso no quiere decir que haya un repunte concreto. Las empresas siguen vendiendo poco. Y las tasas de interés altas generan una fuerte presión financiera", indicó.

Sin embargo, molienda de oleaginosas (+0,8%) -con la perspectiva de la cosecha y una comparación contra el período de sequía- mostró un alza interanual en febrero. Lo mismo ocurrió con la producción de cemento (+3%). Tales diferencias muestran que si la recuperación se confirma será muy heterogénea sectorialmente.

Justamente, con relación a la construcción en Hacienda destacaron que "los permisos para la construcción de obras privadas suelen anticipar la dinámica del sector con un rezago de alrededor de seis meses". En febrero se autorizó la construcción de 702.000 metros cuadrados, 36,6% más que un año atrás. Es un buen dato para la pata privada del sector, que representa un 75% del total. Por otro lado, y aunque los insumos vinculados a la obra pública aún no lo verifican, el Gobierno apuntalará el impulso de la obra pública financiada por privados.

"Los datos de industria y construcción de febrero se suman a los del EMAE de diciembre y enero, y confirman la presunción que si la macro se estabilizaba se reducía la incertidumbre y la percepción de riesgo, y consecuentemente la actividad y la tasa comenzaban a recuperase y a bajar, respectivamente", afirmó Gabriel Caamaño Gómez, economista de Ledesma.

"Ese proceso sufrió un reversión en marzo. Ya lo vimos en la tasa. Ahora resta verlo en la actividad. Habrá que ver cuánto compensa la cosecha y si en abril se logra retomar el sendero de los dos meses previos", cerró. Justamente, no sólo la producción de autos cayó en marzo, también lo hizo ya la venta de cemento al mercado interno.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.