El Gobierno le saca frecuencias a Arsat y las licitará entre proveedores de telefonía

Andrés Ibarra había dicho que buscaban liberar espectro y licitarlos para que las compañías hagan más inversiones
Andrés Ibarra había dicho que buscaban liberar espectro y licitarlos para que las compañías hagan más inversiones
(0)
21 de enero de 2019  • 13:53

El Gobierno decretó hoy que las frecuencias para dar telefonía móvil que están en poder de la empresa satelital estatal argentina Arsat pasarán a ser gestionadas por el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), que las pondrá a disponibilidad del mercado.

Según consta en el decreto 58/2019 publicado en el Boletín Oficial , empresas regionales o locales, públicas o privadas podrán acceder a ellas en una participación no menor al 20%.

De esta forma, no sólo están en carrera los grandes operadores como Personal, Movistar y Claro, que reclaman desde hace tiempo mayor dotación de un recurso finito, sino empresas independientes y cooperativas que pedían ingresar al negocio móvil.

En el anexo se detallan las frecuencias alcanzadas, que sirven para dar servicios móviles 3G y 4G. Se trata de bandas nacionales de 700 mhz y de 1,7-2,1 mhz, y regionales de 1.800-1.900 mhz.

Esas bandas habían sido devueltas al Estado por el grupo Vila-Manzano, que participó de la licitación que en 2014 que supuso el lanzamiento del 4G en la Argentina, mientras que Movistar, Personal y Claro desplegaron el servicio desde entonces.

De esta forma, se resolvió por decreto uno de los puntos que estaban incluidos en la Ley Corta - que tiene media sanción de Senado-, que buscaba liberar espectro y licitarlo para que "las compañías que están en el país hagan más inversiones", según declaró el vicejefe de Gabinete y secretario de Modernización, Andrés Ibarra , en marzo pasado durante el Mobile World Congress (MWC).

Consultado por LA NACION, el especialista en TIC e investigador del Conicet, Martín Becerra, dijo que la medida del decreto no tiene vuelta atrás ya que, según la ley vigente, si las dos cámaras no lo rechazan de manera explícita, el decreto queda vigente y nunca hubo un rechazo de un DNU.

"Este DNU sepulta el proyecto de Ley Corta y transparente cuál era el objetivo principal de la ley que era liberar bandas de espectro reservadas a Arsat. A partir de ahora dependerán del Poder Ejecutivo (Enacom) que verá cómo organiza ese recurso entre Movistar, Claro y Personal. Si se lo van a dar a las tres o a las dos primeras que estaban en desventaja por la fusión de Cablevisión y Personal. Lo que sí es seguro es que deberá subir el cap, el límite máximo de acumulación de espectro radioeléctrico", explicó.

Por otro lado, destacó la inclusión en el decreto de las modificaciones del Senado por las cuales no menos del 20% del espectro irá a operadores regionales y locales.

Por último, sobre la modificación de la ley 27208 a través del DNU, dijo que constituye una "controversia jurídica" ya que el artículo 10 de la citada norma establece que cualquier modificación de los atributos que pertenezcan o sean asignados a Arsat requerirá autorización del Congreso, algo sobre lo que el decreto no se expide.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.