Industria. Por el costo argentino, las heladeras cuestan tres veces más que en Chile