Precios: qué es lo único que no aumentó este año y lo que oculta la inflación 2020

La electricidad y el gas subieron un 0,6% en 2020, según el Indec; la ropa subió 60% y la carne, un 56,9%
La electricidad y el gas subieron un 0,6% en 2020, según el Indec; la ropa subió 60% y la carne, un 56,9% Fuente: Archivo - Crédito: Reuters
Esteban Lafuente
(0)
14 de enero de 2021  • 17:53

Más allá del 36,1% de inflación que el Indec informó para 2020, la evolución de los precios arroja datos llamativos y tendencias que quedan ocultas en la matemática. Porque detrás del promedio nacional que releva el organismo, se esconden dinámicas distintas y movimientos que impactan en el bolsillo y generan distorsiones en la economía.

En ese contexto, con la inflación que en la Argentina se mide en doble dígito desde 2007, hubo un rubro que casi no aumentó. Según el relevamiento del Indec, el rubro Electricidad, gas y otros combustibles tuvo un incremento nominal del 0,6%. Este movimiento no es otra cuestión que la extensión de los congelamientos tarifarios que habían sido dispuestos por el entonces presidente Mauricio Macri y el nuevo Gobierno extendió a fines de 2019.

Fue en la sanción de la Ley de Emergencia económica, que el Congreso aprobó pocos días después de la asunción de Alberto Fernández, donde se dispuso cancelar los aumentos de tarifas hasta fin de 2020.

Según el Indec, la inflación de 2020 fue del 36,1%
Según el Indec, la inflación de 2020 fue del 36,1%

El relevamiento del Indec muestra otro dato curioso en la segmentación geográfica: en la región Noroeste del país, las tarifas no solo no aumentaron, sino que se abarataron un 2,4% en términos nominales.

Mientras tanto, el incremento en los costos y el impacto de la devaluación comenzaron a acumular distorsiones en el sector: según datos oficiales, la tarifa que se paga hoy cubre el 40% de los costos. El resto se cubre entre deudas y subsidios.

Inflacion 2020: congelamientos y variaciones de precios

En un sector que se reconfigura, con empresas con ingresos congelados y cambios de manos en distribuidoras, el Gobierno debate internamente cómo avanzar en la recomposición. Según trascendió, la intención oficial es que se aplique un aumento inferior a un dígito a mediados de marzo. En ese contexto, se cumplirán dos años de congelamiento, con una inflación acumulada superior al 80% en el período.

Otro rubro afectado por la regulación oficial fue el de los servicios de telefonía e internet. Factor clave para un año de pandemia, con boom del teletrabajo y la educación a distancia, registró según el Indec una suba nominal del 5,7% en el año, casi 30 puntos por debajo de la inflación promedio. Luego de tironeos entre las empresas y el Gobierno, enero llegó con un aumento del 5%, lejos del 20% que pidieron las compañías del sector.

Los congelamientos e intervenciones de los precios también afectaron a otros dos rubros clave. Uno fue el caso de la salud: según registró el Indec, los gastos en prepagas subieron un 10% en términos nominales en 2020, posiblemente el año más crítico en materia sanitaria en la historia de la Argentina. La suba en el AMBA, que concentra algo más de un tercio de la población del país, fue apenas superior: 11,6%.

Por su parte, los alquileres de viviendas, que por decretos del Gobierno nacional están congelados hasta el 31 de enero, aumentaron en el año un 26,3%. En el medio, el Congreso aprobó una Ley de Alquileres, que introdujo cambios en los contratos y una nueva fórmula de ajuste, que combina inflación y salarios.

La categoría transporte también arroja otras paradojas. El transporte público, que tiene restricciones para el uso y en el AMBA tiene congelados los boletos de trenes y colectivos, subió en el año un 20,5% (se consideran otros rubros como los taxis o los micros de larga distancia). Aquí también se analizan aumentos para 2021, según informó el mes pasado el ministro Mario Meoni.

Inversamente, el precio de los autos 0km se ubicó por encima del promedio. Según el Indec, el precio de los vehículos subió 64% en todo 2020, en una dinámica asociada con los movimientos del tipo de cambio, las importaciones y las variaciones en el stock que advirtieron las concesionarias.

La dinámica del sector, sin embargo, refleja otra paradoja: los autos subieron mucho en un año en el que las ventas de 0km tuvieron el peor registro en los últimos 16 años: de acuerdo con los datos de Acara, los patentamientos cayeron un 25%. Distinto fue el caso de los autos usados -las ventas cayeron 12,9%- donde los precios tuvieron mayores incrementos y en algunos casos se acercaron al valor de los nuevos.

El golpe al bolsillo de los consumidores estuvo en otros componentes del consumo. Es el caso de la ropa, que aumentó un 60,1% y encabezó a todas las categorías, aún con la caída de la actividad y la cuarentena que implicó cierre de comercios y freno en la actividad. Según el Indec, las prendas de vestir y el calzado tuvieron alzas del 61,3% y del 56,4%, respectivamente, casi el doble del promedio.

El asado aumentó 28,5% en diciembre, según el Indec
El asado aumentó 28,5% en diciembre, según el Indec Fuente: Archivo

En el caso de alimentos (38,4% en el año) también hay movimientos más allá del promedio. Porque mientras las aguas y gaseosas (18,8%), los lácteos y los huevos (20,2%) y los aceites (24,1%) estuvieron rezagados, afectados a los congelamientos de Precios Máximos y el plan Precios Cuidados, hubo otros que se dispararon, como el caso de los frescos. Según el Indec, en 2020 las verduras subieron un 58%, mientras que las frutas aumentaron 64,4%.

También hubo fuertes remarcaciones en el caso de la carne, aún con la caída del consumo que se registra en los últimos años. Según el Indec, la categoría aumentó un 56,9%, aunque las subas se aceleraron en el último trimestre. Seguramente lo notó quien prendió la parrilla en diciembre: solo en ese mes, el asado subió 28,5% y el kilo relevado por el organismo oficial llegó a $528,67.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.