Belleza sin impuesto. Las prótesis mamarias no pagan el 30% al dólar

Insumos como prótesis mamarias y toxina botulínica entran dentro de la exención del impuesto PAIS para "gastos referidos a prestaciones de salud"
Insumos como prótesis mamarias y toxina botulínica entran dentro de la exención del impuesto PAIS para "gastos referidos a prestaciones de salud"
Delfina Torres Cabreros
(0)
16 de enero de 2020  • 10:23

Las prótesis mamarias y la toxina botulínica, utilizada para los rellenos faciales, están entre las pocas cosas que lograron mantenerse al margen del impuesto PAIS, que grava con el 30% a los bienes importados. La situación se funda en la excepción detallada en la ley de Emergencia Social y Reactivación Productiva para los "gastos referidos a prestaciones de salud" y, si bien puede parecer una exención polémica, en el sector aseguran que el tributo le hubiera dado un golpe extra a una actividad que ya registra una caída del orden del 30%.

Según explica Jorge Pedro, médico de planta de la División Cirugía Plástica del Hospital de Clínicas, la cirugía plástica y sus tratamientos asociados requieren de insumos importados que son imposibles de reemplazar por otros de fabricación nacional, simplemente porque en muchos casos no existen.

Esto hace que los precios de los procedimientos estén en gran parte dolarizados y que aumenten al ritmo de la devaluación del peso. En ese marco, el aumento del precio de la moneda extranjera, sumado a la caída del poder adquisitivo, hicieron que se reduzca la demanda en la actividad, sobre todo en el caso de las operaciones "postergables".

El alcance del impuesto PAIS sobre los implantes mamarios, en Mas Info

04:50
Video

Según los cálculos de Pedro, la cantidad de cirugías estéticas cayó un 15% en 2018 con respecto al 2019 y más de un 30% en 2019, incluso cuando los profesionales hicieron un "fuerte esfuerzo para reducir costos y honorarios" para compensar.

Los costos en dólares, sin embargo, se mantienen estables desde hace años e incluso registraron ajustes a la baja. Según fuentes del sector, una operación de aumento de mamas se puede conseguir a partir de los US$4000 o US$5000; un lifting completo de rostro a partir de US$10.000 y una rinoplastía, a partir de US$5000.

Según fuentes de firmas importadoras de insumos médicos, este tipo de productos se venden al cliente con un recargo del 30% de su valor en concepto de impuestos. "Si aumentaran la carga impositiva sería un golpe durísimo a todo el sector", agregó Pedro, quien además es director de Comunicación de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (Sacper).

Además, para los especialistas gravar las prótesis y los insumos generaría un problema a la hora de discriminar cuándo se utilizarán con fines "de salud" y cuando solo a fines estéticos. Según precisan, hoy muchas de las cirugías son reconstructivas por cáncer de mama, asimetrías, falta de desarrollo, cirugías de género o recambio de implantes ante cápsulas retráctiles o ruptura.

Las mismas intervenciones pueden realizarse con fines "de salud" o con fines puramente estéticos
Las mismas intervenciones pueden realizarse con fines "de salud" o con fines puramente estéticos

Según los especialistas, la cirugía plástica dejó de ser un "privilegio de elite" y en los últimos años se extendió a las clases medias. Es el segmento en el que la actividad más cayó. Pedro, que opera en el Hospital de Clínicas, dice que antes daban turnos de un año para otro y ahora solo tienen operaciones programadas para meses -e incluso semanas- hacia adelante.

Profesionales que apuntan a segmentos de más altos ingresos, en cambio, concentraron la oferta. "El 80% del trabajo está focalizado en un 20% de los lugares", calculó Alberto Rancati, médico cirujano miembro de la Comisión de Cirugía Plástica de la Asociación Argentina de Cirugía y dueño de su propio centro en Recoleta.

"Yo no estoy dentro de la cartilla de las obras sociales. Tengo todos pacientes particulares con los que pacto los honorarios y aún si aplicaran el impuesto del 30%, no les cambia pagar US$1400 el par de implantes mamarios o US$2000", dijo Rancati, y agregó: "El que tiene una práctica orientada al volumen puede notar la baja, porque compite por precio".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.