Con la pandemia de excusa, Trump suspende la emisión de visas de trabajo

Donald Trump, amplió el "cepo" que su gobierno impuso a los inmigrantes calificados con el pretexto de proteger a los trabajadores norteamericanos en momentos en los que la economía aún intenta salir del pozo al que cayó por la pandemia del coronavirus
Donald Trump, amplió el "cepo" que su gobierno impuso a los inmigrantes calificados con el pretexto de proteger a los trabajadores norteamericanos en momentos en los que la economía aún intenta salir del pozo al que cayó por la pandemia del coronavirus Fuente: AFP
Rafael Mathus Ruiz
(0)
22 de junio de 2020  • 19:41

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amplió el "cepo" que su gobierno impuso a los inmigrantes calificados con el pretexto de proteger a los trabajadores norteamericanos en momentos en los que la economía aún intenta salir del pozo al que cayó por la pandemia del coronavirus.

Trump firmó una proclamación presidencial que suspende hasta fin de año la emisión de algunas de las visas de trabajo que Estados Unidos otorga a profesionales o a las personas que terminan estudios universitarios, incluidos los argentinos que completan estudios de posgrado en universidades norteamericanas y luego obtienen una oferta laboral.

Trump decidió "suspender temporalmente" hasta fin de año los nuevos permisos de residencia -las llamadas "green cards", que ya había restringido en abril-, las visas H1-B, principal puerta de entrada para muchos extranjeros a una carrera profesional en Estados Unidos, y las visas L y J, para transferencias de ejecutivos de multinacionales y trabajos de investigación, respectivamente.

La medida afectará a unos 525.000 extranjeros, indicaron funcionarios del gobierno federal en una conferencia telefónica en la cual anticiparon los detalles del decreto. "El presidente Trump se está enfocando en hacer que los estadounidenses vuelvan a trabajar lo más rápido posible después de que hayamos sufrido este golpe a nuestra economía debido al coronavirus y el daño que ha causado", indicaron las fuentes.

La movida de Trump impone una nueva restricción a los extranjeros ampliamente resistida por el tejido corporativo de Estados Unidos, en particular la pujante industria tecnológica, que suele reclutar talento directamente de las universidades del país. La medida, que no impacta a quienes ya están en el país, incluirá algunas excepciones, como los trabajadores de la salud o la industria alimentaria, o familiares directos de ciudadanos estadounidenses. La iniciativa que suspende las nuevas visas y limita el ingreso de extranjeros mantiene la filosofía del mantra trumpista "Estados Unidos, primero", que el gobierno ya había utilizado al anunciar una pausa en el otorgamiento de nuevas green cards.

"Esta no es una respuesta a Covid-19 o una respuesta económica. Es la explotación de una pandemia para implementar políticas divisivas y remodelar la ley de inmigración", dijo Andrea Flores, subdirectora de política de inmigración de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, según sus siglas en inglés).

Además de las medidas temporales, la Casa Blanca expresó su voluntad de avanzar con una reforma más profunda del sistema de inmigración para "priorizar a los trabajadores más calificados y proteger los empleos estadounidenses". Entre esas reformas está que el cupo de visas, actualmente en 65.000 visas H1-B, no se reparta en una lotería, sino que se priorice a los empleos con los sueldos más altos.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.