Coronavirus en Ecuador: llevaban un muerto en el auto y lo quisieron hacer pasar por dormido

El cuerpo era trasladado a una localidad próxima a Guayaquil para darle sepultura, algo que en esa ciudad no es posible a causa de los estragos de la pandemia
El cuerpo era trasladado a una localidad próxima a Guayaquil para darle sepultura, algo que en esa ciudad no es posible a causa de los estragos de la pandemia
(0)
15 de abril de 2020  • 17:36

Cuatro ocupantes de un vehículo que circulaba por la ruta que une las ciudades de Guyaquil con Salinas, en Ecuador, fueron descubiertos mientras llevaban consigo un cadáver, al que quisieron hacer pasar por un pasajero dormido.

El insólito fraude quedó al descubierto cuando el auto fue interceptado por un control policial, que obligó a los pasajeros a bajar del vehículo.

El hecho, que fue registrado en un video que circuló por redes sociales, grafica el drama que está viviendo la gente de Guayaquil a causa de la crisis sanitaria que desató la pandemia de coronavirus.

Llevaban un cadáver en el auto y lo hicieron pasar por un pasajero dormido.- Fuente: Twitter

00:39
Video

En este complejo escenario, muchas personas deben recurrir a desesperadas artimañas para poder velar a sus seres queridos en otras jurisdicciones. Eso fue precisamente el caso de los ocupantes de este vehículo, que transportaban a un familiar para darle sepultura en una localidad cercana.

El video fue grabado en realidad el Jueves Santo pasado. Contrariamente a lo que se creyó en un principio, el cadáver transportado no había muerto por coronavirus, sino por un paro cardiorrespiratorio, provocado por una complicación relacionada con la diabetes, según informó el diario ecuatoriano Extra.

El hombre no falleció de coronavirus, pero su entierro no fue posible en Guayaquil a causa de esta enfermedad
El hombre no falleció de coronavirus, pero su entierro no fue posible en Guayaquil a causa de esta enfermedad

En la grabación se ve cómo integrantes del ejército, la policía y de la Comisión de Tránsito de Ecuador interceptan la camioneta Chevrolet Trooper azul en la que viajaban los cuatro pasajeros con el cadáver. Cuando el conductor arguye que el hombre muerto, que viajaba en el asiento trasero en medio de dos personas, estaba dormido, uno de los agentes dice: "Despiértelo, por favor, o si no, no avanzan".

Luego, cuando los pasajeros se niegan a despertar al pasajero, por motivos obvios, el agente pierde los estribos y les dice: "¡Bájense todos del carro, bájense del carro!". Es entonces cuando uno de los pasajeros confiesa que en realidad llevaban a su familiar fallecido, identificado como Pedro Washington Ramírez, de 62 años a la localidad de Cerecita, para enterrarlo.

En la camioneta viajaban cuatro familiares del hombre muerto, que tenía 61 años
En la camioneta viajaban cuatro familiares del hombre muerto, que tenía 61 años

Como la localidad a la que se dirigían también pertenece al distrito de Guayaquil, "se permitió que pasaran el cuerpo, pero solo con un familiar, en este caso el hijo. Al resto los bajamos. Llevaban el acta de defunción y otro auto los escoltaba", contó al citado medio el mayor Alejandro Muñoz, jefe del barrio Los Ceibos, de Guayaquil.

Finalmente, el cadáver pudo ser sepultado en el camposanto de Cerecita, algo que en los últimos tiempos es imposible de hacer en la ciudad de Guayaquil, donde faltan féretros y parcelas en el cementerio a causa de la cantidad de cadáveres que deja a su paso el coronavirus por la citada ciudad.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.