Coronavirus: Italia sigue en la lucha y vuelve a subir el número de muertos

En soledad, un persona camina frente a la basílica San Pedro; las calles de Italia siguen vacías, como desde hace 26 días por la cuarentena para intentar contener el coronavirus
En soledad, un persona camina frente a la basílica San Pedro; las calles de Italia siguen vacías, como desde hace 26 días por la cuarentena para intentar contener el coronavirus Fuente: AFP
Elisabetta Piqué
(0)
6 de abril de 2020  • 14:33

ROMA.- La lucha contra el nuevo coronavirus continúa. Aunque ayer hubo entusiasmo en Italia porque se reportó la menor cifra de muertos en dos semanas (525), hoy se contabilizaron 636 decesos , un número superior , aunque de todos modos en línea con una tendencia a la baja y de estabilización de la "meseta" de la curva de fallecidos. Esta cifra elevó el balance total de fallecidos a 16.523, de los cuales 9202 en la región de Lombardía, la más afectada, según reportó el boletín cotidiano de la Protección Civil. Este consignó, por otro lado, 1941 nuevos casos (ayer habían sido 2972), algo que elevó el total a 132.547.

Por tercer día consecutivo el parte también hace mención a una pequeña disminución de pacientes en terapia intensiva (-79) y un aumento en 24 horas de 1022 curados, que hizo trepar el total de personas recuperadas a 22.837.

"Del total de las 93.187 personas actualmente positivas, más de la mitad, 60.313 se encuentran en aislamiento domiciliario, 3898 en terapia intensiva y 28.976 internadas con síntomas", dijo el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli, que destacó, por otro lado, que fueron donados hasta ahora 107 millones de euros a su ente, una suma de dinero que será utilizado para comprar equipamiento para hacer frente a la emergencia por la pandemia de coronavirus .

En Napoles, los vecinos dejan alimentos en la calle para aquellos que no tengan para comer; después de 26 días de confinamiento por el coronavirus, la solidaridad y la limosna es fundamental para sostener las medidas de cuidado
En Napoles, los vecinos dejan alimentos en la calle para aquellos que no tengan para comer; después de 26 días de confinamiento por el coronavirus, la solidaridad y la limosna es fundamental para sostener las medidas de cuidado Fuente: AFP

En medio de un clima de gran alarma, con los 60 millones de italianos en cuarentena desde hace 26 días , en tanto, el gobierno del primer ministro Giuseppe Conte aprobó un decreto que indica qué pasará con las escuelas. Este prevé dos hipótesis: si las clases llegan a reanudarse antes del 18 de mayo -algo muy improbable-, los alumnos que se encuentran en el último año del secundario deberán hacer un examen nacional de italiano ante una comisón externa. Si esto no sucede, como se espera, sólo habrá una prueba telemática oral a distancia. En todo caso, no tendrá lugar el famoso y muy temido "esame di maturitá" (examen de madurez) que suele haber al final del ciclo educativo. El resto de los grados serán aprobados, aunque podrán ser evaluados en base a su participación en las clases a distancia, a través de plataformas digitales.

En este marco, un estudio del Istat (el Indec italiano) indicó que el 33,8% de las familias italianas no tiene PC o tablet. Esto es común en el más empobrecido sur de la península, donde 4 familias sobre 10 no tienen computadora, mientras que en ciudades como Trento, Bolzano y en Lombardía más del 70% sí tienen.

Iniciativas papales

En otro orden, preocupado por la pandemia el papa Francisco, al margen de pedir en su misa cotidiana matutina en la capilla de Santa Marta por los presos y los pobres, creó un fondo de emergencia especial Covid-19. El fondo fue instrumentado en el marco de las Pontíficas Obras Misioneras, que ayudan a más de 1110 diócesis de Asia, África, Oceanía y parte de la región amazónica.

"El Santo Padre ha destinado la suma de 750.000 dólares como contribución inicial para el Fondo y ha pedido a quienes pueden que sumen su aporte al mismo a través de las Pontificias Obras Misioneras en cada país", anunció el cardenal filipino Luis Antonio Tagle, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

El Papa Francisco durante la ceremonia ante la Plaza de San Pedro vacía; por el coronavirus, todas las celebraciones de Semana Santa serán por streaming
El Papa Francisco durante la ceremonia ante la Plaza de San Pedro vacía; por el coronavirus, todas las celebraciones de Semana Santa serán por streaming Fuente: Reuters - Crédito: Yara Nardi

No fue la única iniciativa de Francisco. Por su voluntad el limosnero pontificio, el cardenal polaco Konrad Krajewski, en efecto, invitó a los cardenales, arzobispos, obispos y demás prelados que forman la "Capilla papal", es decir, los residentes en Roma, a ser solidarios y a hacer donaciones, en este momento sin precedente. La mayoría de ellos este año no participarán de las diversas liturgias de la Semana Santa porque todas estas celebraciones presididas por el Papa serán en streaming, sin fieles y con un número de prelados mínimo, debido a las medidas especiales anti-difusión del Covid-19.

"Para participar de los sufrimientos de todos los que están en la prueba, el limosnero pide a los cardenales unirse íntimamente y de modo especial al Pontífice, 'que preside a la comunión universal de la caridad' a través de una oferta. El Santo Padre decidirá después el destino de la limosna para la emergencia sanitaria", indicó un comunicado de la limosnería, difundido por el Vaticano.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.