El Papa Francisco llegó a Corea, su primer viaje a Asia

El Pontífice fue recibido por la presidenta surcoreana, a quien agradeció la calidez con la que prepararon su visita
(0)
14 de agosto de 2014  • 03:17

SEÚL.- El papa Francisco llegó hoy a Seúl, donde fue recibido por la presidenta surcoreana Park Geun-hye, para una visita de cinco días que supone el tercer viaje internacional del pontífice y su primero a Asia.

El avión de la compañía Alitalia en el que viajaba Francisco, un Airbus A330, aterrizó en la Base Aérea de Seongnam (sur de Seúl) a las 10.15 hora local (22.15, de la Argentina), quince minutos antes de la hora prevista, tras haber recorrido casi 9000 kilómetros desde Roma.

El Papa fue recibido al pie de la escalerilla del avión por la presidenta surcoreana, a la que agradeció "la calidez" con la que ha preparado esta visita, tras lo cual el pontífice recibió un ramo de flores de dos niñas vestidas con trajes tradicionales.

Durante un breve intercambio de palabras, Park le dijo a Francisco que esperaba que su visita "sirva para abrir una época de paz y reconciliación en la Península de Corea" a lo que el Papa contestó que llegaba a Seúl teniendo esta idea "bien en cuenta".

La comitiva que esperaba a Jorge Bergoglio en la pista de aterrizaje incluyó a representantes de varios colectivos, entre ellos cuatro familiares de víctimas del naufragio del ferry Sewol , a los que prestó especial atención y dedicó unas palabras de consuelo.

La madre de uno de los 250 estudiantes de bachillerato fallecidos en la tragedia del pasado abril rompió a llorar cuando el Papa le estrechó la mano y le dio su pésame.

Francisco también saludó a varios líderes de asociaciones de personas con discapacidad, dos refugiados de Corea del Norte, dos misioneros y dos trabajadores extranjeros que viven en el país, entre ellos una mujer boliviana que le transmitió el "cariño" de parte de toda su comunidad.

El pontífice llegó acompañado por el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin; el presidente del Pontificio Consejo para los Laicos, Stanislaw Rylko, y un empleado de la central telefónica de la Santa Sede, ya que Francisco ha decidido premiar así a los trabajadores del Vaticano.

Momentos después de su llegada, el Papa dejó un mensaje en su cuenta de Twitter para el pueblo coreano. "Dios bendiga a Corea y en especial a sus ancianos y jóvenes", indicó.

La agenda

Con una intensa agenda de cinco días y desplazamientos internos, el Papa busca alentar a la minoría católica que vive en este país -el 10% de una población de poco más de 50 millones de habitantes- y hacer un llamado a la reconciliación en una península partida en dos desde hace 60 años. Pero sobre todo viaja al encuentro de todo el continente.

Francisco celebrará hoy una misa privada en la Nunciatura Apostólica de Seúl, donde se alojará durante la visita, antes de dirigirse a la Casa Azul de Presidencia para reunirse con la jefa de Estado y ofrecer su primer discurso, antes de que una reunión con obispos locales ponga fin a su agenda del día.

El encuentro con unos 6.000 jóvenes de 22 países de Asia en la VI Jornada de la Juventud Asiática (JJA), tendrá lugar mañana en la Tierra Santa de Solmoe, a unos 120 kilómetros al suroeste de Seúl, donde nació el primer sacerdote coreano, Andrew Kim Tae-gon.

El gran baño de masas en Seúl tendrá lugar el sábado, día en que el Papa participará en la beatificación de 124 mártires coreanos en la simbólica plaza de Gwangwhamun en el centro de la capital.

Para ese evento están registrados casi 200.000 asistentes, aunque se podrían congregar en sus alrededores hasta un millón de personas según la policía, que ha preparado un amplio dispositivo de seguridad con unos 30.000 agentes, casi un tercio del total de las fuerzas del país.

Tras varias misas y encuentros con obispos y líderes religiosos Francisco pondrá fin el próximo lunes a una visita de cinco días que se considera histórica, ya que es la primera de un Papa a Corea del Sur en 25 años. La última fue la de Juan Pablo II en 1989.

Corea del Sur es, después de Filipinas, el país asiático en el que más peso tiene el catolicismo, con 5,4 millones de fieles que representan más del 10 por ciento de la población, según datos de la Archidiócesis de Seúl.

Agencias: EFE y AFP

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.