El papa Francisco llegó a Uganda y visitó al presidente, en el poder desde 1986

El pontífice fue recibido por una multitud en el aeropuerto y luego se dirigió a la residencia oficial
(0)
27 de noviembre de 2015  • 11:26

ENTEBBE.- El papa Francisco llegó esta tarde a Uganda, segunda etapa de su primer viaje a África tras una visita de tres días a Kenya, donde fue recibido por el presidente, Yoweri Museveni, en el poder desde 1986.

El pontífice fue recibido hoy a las 16.10 al aeropuerto de Uganda con cantos y bailes en el aeropuerto de Entebbe, donde lo esperaba una delegación gubernamental y religiosa, encabezada por Museveni.

El veterano presidente ugandés afirmó sentirse "honrado de recibir al papa Francisco", cuya "compasión por los pobres y franqueza de espíritu constituyen un estímulo para todos nosotros".

Más tarde, se dirigió a la residencia oficial de Museveni, donde se encuentra con autoridades y el cuerpo diplomático de Uganda. Por la tarde, visitará Munyonyo, donde saludará a catequistas y profesores.

Tras mantener un breve encuentro con el presidente, el pontífice ensalzó la preocupación "excepcional" de este país por acoger a refugiados "para que puedan reconstruir sus vidas con seguridad y con el sentido de la dignidad que proporciona ganarse el sustento mediante un trabajo honrado".

"Nuestro mundo, atrapado en guerras, violencia y diversas formas de injusticia, es testigo de un movimiento de personas sin precedentes", alertó.

El Papa también aprovechó la ocasión para pedir a los gobiernos que garanticen una "buena y transparente" gestión pública, un desarrollo humano "integral" y una distribución "racional y justa" de los bienes.

Además, recordó la importancia de ofrecer a los jóvenes esperanza, oportunidades de educación, empleo remunerado y la oportunidad de participar plenamente en la vida de la sociedad.

"Me gustaría que hablara de la corrupción, que es excesiva en Uganda. Esperemos que nos aporte un cambio político. Tiene que hablar con Museveni. Si un papa se puede retirar, ¿por qué no va a poder hacerlo un presidente?", dijo Agnes Mubuya, de 55 años, sentada en una silla de plástico mientras esperaba al Papa en Entebbe.

Al igual que Kenya, Uganda se encuentra amenazada por el grupo jihadista Al-Shabab debido a la presencia de tropas ugandesas en Somalia, por lo que el gran despliegue de seguridad realizado estos días en Nairobi se mantendrá en esta segunda escala del viaje papal.

El Gobierno de Uganda ha decidido desplegar a otros 10.000 agentes en sus calles para garantizar la seguridad de la comitiva papal y de los ciudadanos durante su estancia en el país, hasta el domingo.

Hoy, antes de dejar Kenya, visitó el barrio marginal de Kangemy en Kenya y luego interactuó con jóvenes en el estadio Kasarani. Allí, condenó la corrupción y el terrorismo.

Alrededor del 47% de los ugandeses, es decir más de 17 millones de habitantes, son católicos. Además es uno de los países africanos donde las instituciones sociales de la Iglesia católica son más activas.

El domingo, el papa volará a Bangui, capital de la República Centroafricana, devastada desde 2013 por una guerra civil con tintes religiosos y la etapa más peligrosa de su gira.

Agencias EFE y AFP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.