El príncipe Andrés de Inglaterra envuelto en otro escándalo, esta vez relacionado a su secretaria privada

La secretaria privada del Duque de York recibió 400.000 eruos de la organización benéfica que preside el propio príncipe y una comisión especial investiga estos pagos
La secretaria privada del Duque de York recibió 400.000 eruos de la organización benéfica que preside el propio príncipe y una comisión especial investiga estos pagos Fuente: Archivo
(0)
11 de mayo de 2020  • 16:56

Andrés, el duque de York es el tercer hijo de la reina Isabel II de Inglaterra y tiene una extraña afinidad con meterse en escándalos severos que terminan saliendo a la luz pública. Ahora, el nuevo bochorno en el que se vio involucrado el díscolo hijo de la monarca tiene que ver con el pago de una importante e injustificada suma de dinero a su exsecretaria privada, que era además administradora de la fundación benéfica que dirigía el propio Andrés .

Este último escándalo que salpica a Andrés se suma a otros que ocurrieron el último tiempo. El año pasado, por caso, se vio obligado a renunciar a sus deberes reales debido a su relación comprobada con el financista estadounidense Jeffrey Epstein, quien se suicidó en la cárcel de Nueva York, donde había caído imputado de tráfico sexual.

Este caso se complicó especialmente cuando la estadounidense Virginia Giuffre señaló que en 2001 la organización que se cree que comandaba Epstein la había obligado a mantener relaciones sexuales con el príncipe Andrés. Si bien el hijo de la reina negó intensa y repetidamente este hecho, la mujer dio detalles pormenorizados del asunto que pusieron en aprietes al Duque de York.

Adrés en la puerta de su chalet suizo que, según investigaciones, todavía no terminó de pagar, lo que lo convierte en un pagador moroso
Adrés en la puerta de su chalet suizo que, según investigaciones, todavía no terminó de pagar, lo que lo convierte en un pagador moroso Fuente: Archivo

Ya más acá en el tiempo, Andrés volvió a ser noticia la semana pasada, junto a su exesposa Sarah Ferguson, al ser acusados de no haber terminado de pagar un chalet que compraron en la estación suiza de Verbier por 21 millones de euros en el año 2014.

Según el antiguo propietario de la vivienda, donde Andres y Sarah acudían a esquiar cada invierno, los familiares de Isabel II debían todavía el último pago de la mansión. La suma, que debían haber pagado antes del 31 de diciembre del año pasado, ascendía ahora a unos 8 millones de euros, según una información que reveló el diario Le Temps.

Escándalo con la secretaria

Ahora, cuando están aún frescas las acusaciones de mora en el pago de su chalet suizo, según la información revelada por el Financial Times, un escándalo diferente vuelve a salpicar al Duke de York.

En este caso, la protagonista de la situación es Amanda Thirks, exsecretaria personal de Andres, quien dejó su cargo recientemente cuando el príncipe dio una entrevista desastrosa a la BBC donde trató de explicar sus vínculos con Epstein.

Andrés es el tercer hijo de la reina Isabel II de Inglaterra, su segundo hijo varón y es muy proclive a meterse en escándalos
Andrés es el tercer hijo de la reina Isabel II de Inglaterra, su segundo hijo varón y es muy proclive a meterse en escándalos Fuente: Archivo

Sucede que Thirks, entre las funciones que llevaba en la órbita de la vida del Duque de York, tenía la de ser fideicomisiaria o administradora de la fundación benéfica del príncipe Andrés, la Prince Andrew Charitable Trust. Pues resulta que ahora la mujer y la organización están siendo investigadas por el pago recibido por ella de unos 400.000 euros a lo largo de cinco años.

Los movimientos financieros realizados por la organización a la secretaria personal de Andrés son investigados por la Charity Commission, un departamento no ministerial del gobierno británico que regula y controla las distintas organizaciones benéficas de Inglaterra y Gales.

El problema reisde en que, según esta Comisión investigadora, Thirsk no debería cobrar dinero por su labor en la organización caritativa de Andrés. Los pagos recibidos por la mujer fueron considerados hasta el momento como "beneficio fiduciario no autorizado", y la casa del duque de York tiene ahora la obligación de devolver el monto total de ese dinero.

En un comunicado de los actuales fideicomisarios de la organización, Richard Perry y Nicola Mitchell, realizaron una investigación interna, aseguraron que los pagos recibidos por la exsecretaria del príncipe Andrés fueron por su labor de directora de las organizaciones subsidiarias del Charity Trust. Señalaron también que la conclusión a la que llegaron es que lo más apropiado es que la casa del príncipe Andrés devolviera el dinero, como al parecer se ha hecho.

Ambos fideicomisarios señalaron que lo que más les preocupa ahora de este caso es el "riesgo para la reputación" de la organización benéfica. Mientras tanto, la Charity Comission sigue investigando. Se sabrá más adelante si este ha sido el último escándalo del príncipe Andrés de York, o si esperan otros más.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.