Entre abucheos, declaró el ex tesorero del PP

Bárcenas dijo no ser el autor de la "contabilidad B" del partido; los peritos caligráficos lo desmintieron
Adrián Sack
(0)
7 de febrero de 2013  

MADRID.- El ex tesorero del oficialista Partido Popular (PP) y supuesto responsable de llevar la llamada "contabilidad B" de esa fuerza, Luis Bárcenas, negó ayer ante la Fiscalía Anticorrupción de España t odas las acusaciones en su contra.

El también ex senador del oficialismo, que fue recibido en la sede judicial con una lluvia de abucheos del público, declaró en calidad de imputado durante más de tres horas, con intensos interrogatorios y peritajes caligráficos incluidos.

En su comparecencia, desconoció ser el autor de los registros manuscritos publicados por el diario español El País, en los que presuntamente se deja constancia de pagos y cobros en negro por un volumen cercano a los 5 millones de euros. Entre los supuestos beneficiarios de los fondos entregados en forma irregular entre 1990 y 2008, aparece el del actual presidente del gobierno, Mariano Rajoy, que habría percibido sobresueldos por un monto cercano a los 25.000 euros anuales, a lo largo de 11 años.

En contrapartida, el ex diputado del PP Jorge Trías Saigner, que también fue citado a declarar por el mismo organismo oficial por esa causa, ratificó que estaba al tanto del abono irregular de sobresueldos, tal como había reconocido días atrás en un artículo periodístico.

Trías Saigner, que hasta ahora es la cara más visible entre quienes denunciaron la práctica sistemática de pagos ilegales a la cúpula del PP, dejó la fiscalía a cargo de Antonio Romeral tras someterse a una hora de intenso interrogatorio. Al abandonar el lugar, sólo hizo un breve comentario: "He cumplido con mi deber", afirmó.

Distinta resultó la salida de Bárcenas, que, sin hacer declaraciones, debió soportar el asedio de manifestantes que se dieron cita en la puerta de la fiscalía. Entre insultos, consignas y reclamos ("¡Ladrón, devuelve el dinero!" y "Chorizo sinvergüenza"), el ex tesorero del PP debió apurar su marcha para buscar refugio en un taxi y abandonar el lugar.

De acuerdo con diversas versiones de la prensa española, Bárcenas habría realizado en su extensa presentación una prueba caligráfica para determinar si los manuscritos pertenecen o no a su autoría. Bárcenas tomó distancia de toda vinculación con esos apuntes desde un primer momento, a pesar de que varios medios locales apelaron a la opinión de peritos calígrafos, que, en la mayoría de los casos, concluyeron que los trazos fueron hechos de su puño y letra.

En cambio, desde el PP dijeron que sus propios expertos determinaron que los apuntes son "una falsificación" y que parecen haber sido hechos "de una sola sentada".

Por otra parte, el fiscal Romeral continuará hoy con los interrogatorios al predecesor de Bárcenas a cargo de las finanzas del PP, Álvaro Lapuerta, que hasta ahora también negó que su partido llevara una "contabilidad B".

Citaciones

La ronda de citaciones seguirá en las próximas semanas, donde se espera que presten declaración varios de los empresarios que aparecen en el llamado "cuaderno de Bárcenas" como presuntos aportantes de fondos que no aparecerían en la contabilidad oficial del partido.

Estas pesquisas les permitirían a los investigadores averiguar si existen o no conexiones entre esta causa y el "caso Gürtel", la trama de corrupción por la que ya fueron imputados diversos empresarios y ex dirigentes políticos del PP.

La intensa y polémica presentación de Bárcenas se produjo el mismo día en que se difundieron nuevos datos sobre la caída de la popularidad del PP. Según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el apoyo que le daba la sociedad española se desplomó cerca de 10 puntos desde las elecciones de noviembre de 2011.

De acuerdo con este estudio, el oficialismo cayó desde el 44,1% hasta el 35%, y redujo su ventaja respecto del opositor Partido Socialista Obrero Español (PSOE) desde los 15,9 hasta los 5 puntos.

El trabajo, realizado días antes de que estallara el "caso Bárcenas", prenunciaba un importante aumento de la preocupación de los españoles por la corrupción. De acuerdo con el CIS, el tema escaló al cuarto lugar (17,7%) entre los asuntos más inquietantes para el electorado. Así, sigue a la desocupación (81,1%), los problemas económicos (38,9%) y los partidos políticos (30,3%).

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.