G20: por qué es tan fuerte la rivalidad entre EE.UU. y China y qué se juega en la cumbre

Paula Markous
Paula Markous LA NACION
Xi y Trump volverán a reunirse mañana, en Buenos Aires
Xi y Trump volverán a reunirse mañana, en Buenos Aires Fuente: Archivo
(0)
30 de noviembre de 2018  • 12:25

De un lado, una potencia establecida, pero inquieta. Del otro, una potencia en megaexpansión y llena de ambición. En el medio, el resto del mundo. Las relaciones entre Estados Unidos y China atraviesan un momento crítico y la guerra comercial en la que están enroscados ambos países amenaza con provocar una profunda alteración en la economía global y una era de incertidumbre.

¿Se podrá frenar la escalada? Esa es la pregunta que se hace el mundo y que ahora espera expectante la reunión entre el presidente norteamericano, Donald Trump , y el mandatario chino, Xi Jinping , mañana en Buenos Aires, luego de finalizada la cumbre del G-20 .

Hasta hoy, las señales eran medianamente positivas para que haya un acercamiento entre ambas potencias, pero una alarma se encendió cuando luego de una reunión hoy a la mañana con Mauricio Macri , Trump dijo que habían hablado de "enfrentar la actividad económica depredadora de china".

Xi Jinping y Donald Trump
Xi Jinping y Donald Trump Fuente: Reuters - Crédito: Archivo

La reunión entre Xi y Trump va más allá de contener una disputa comercial. Podría definir si estas dos potencias están destinadas a entrar en una nueva era de confrontación similar a la Guerra Fría. A continuación un repaso entre las tensas relaciones de las dos mayores potencias mundiales:

¿Cómo comenzó la tensión por los aranceles entre China y Estados Unidos?

  • Cuando en noviembre de 2016 Trump ganó las elecciones presidenciales de Estados Unidos prometió hacer el país "grande de nuevo". Parte de ese plan consistía en cambiar cómo funcionan los acuerdos comerciales con otros países y enfocarse en proteger la economía interna. Su promesa la cumplió, imprimió un giro proteccionista a su gobierno y convirtió a China en su principal blanco. El gigante asiático es uno de los principales socios comerciales de Estados Unidos, y goza desde hace años de un superávit comercial en su flujo de bienes. El año pasado, el balance comercial a favor de China fue de 372.200 millones de dólares.

¿Cuándo comenzó la guerra comercial?

  • En julio pasado, Estados Unidos empezó a aplicar aranceles millonarios a productos importados chinos, en particular de tecnología de punta. Para Trump, sus aranceles son un costo necesario a pagar para obligar a China a frenar lo que él califica de prácticas comerciales desleales y robo de propiedad intelectual. Pekín reaccionó de inmediato con aranceles a productos estadounidenses, y presentó una queja formal ante la Organización Mundial de Comercio (OMC). La guerra había estallado y continuó. En total, Trump impuso este año aranceles adicionales de entre 10 y 25% a productos chinos importados por valor de 250.000 millones de dólares. Además, planea subir la tasa del 10% al 25 el año que viene a otros bienes importados por 267.000 millones de dólares. Por eso es tan crucial la reunión con Xi mañana.

Xi Jinping con Mauricio Macri en el inicio de la cumbre de líderes del G20
Xi Jinping con Mauricio Macri en el inicio de la cumbre de líderes del G20 Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo

¿Qué hay de fondo en este pelea?

  • El enfrentamiento refleja una rivalidad económica cada vez más intensa entre Estados Unidos -una potencia establecida, pero inquieta- y China una potencia ambiciosa y en megaexpansión. Según explica The New York Times en un análisis publicado hoy "Aunque Trump y Xi provienen de sistemas muy diferentes, tienen similitudes: ambos son hombres fuertes, ambos son nacionalistas ardientes, y ambos están llevando a sus países en direcciones diferentes a sus predecesores. Con sus aranceles, Trump ha demostrado estar dispuesto a cambiar décadas de lealtad del Partido Republicano al libre comercio.En China, donde la economía se está debilitando, Xi enfrentó quejas entre algunos liberales que lo criticaron por la forma en que ha manejado a los Estados Unidos".

¿Qué otros temas enfrentan a China y Estados Unidos?

  • La relaciones bilaterales están en una "etapa crítica". Lo reconocieron en octubre pasado el ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, y el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo. Además de la guerra comercial, otros asuntos enfrentan a las dos potencias: China continúa construyendo instalaciones militares en el Mar de China Meridional, y corre el riesgo de enfrentamientos con buques de guerra estadounidenses. Trump acusó a los chinos de interferir en las elecciones de medio término y el vicepresidente norteamericano, Mike Pence, acusó a Pekín de ofrecer préstamos abusivos a vecinos vulnerables en América Latina y África. También está el asunto espinoso de Taiwan. Ya en 2016, Trump amenazó con reconocer a Taiwan en caso de que Pekín no pusiera freno a su "manipulación del yuan" y no restableciera un equilibrio en su balanza comercial con los Estados Unidos.

¿Cuáles pueden ser las consecuencias de la guerra comercial?

  • La guerra comercial es para muchos economistas la principal amenaza que enfrenta la expansión que mostró la economía global en los últimos años. De hecho ya hay signos de desaceleración preocupantes y la pelea afecto sobre todo a las economías emergentes.El presidente Mauricio Macri incluyó a la guerra comercial entre los "shocks" que afectaron a la economía global este año. El FMI ya advirtió varias veces sobre el daño que podría infringir a la economía y hoy la OCDE se sumó a la advertencia. "Un aumento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China podría profundizar la desaceleración de la economía global hasta en un punto porcentual adicional para el 2020", dijo hoy en Buenos Aires José Ángel Gurría, el jefe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en una entrevista con la agencia Reuters. La OCDE redujo este mes la estimación de crecimiento mundial a un 3,5% para el próximo año y la misma tasa para el 2020. Pero el lastre para la actividad podría ser mayor si crece la guerra comercial.

¿Cómo queda parada la Argentina en este contexto?

  • En medio de la guerra comercial, las expresiones de la Casa Blanca de hoy complican el papel que tiene que realizar Macri. En la cumbre del G-20, que empezó esta mañana, el Presidente pone a prueba sus dotes diplomáticos porque ambas potencias son socios claves. Washington es el principal garante de blindaje del FMI a la Argentina, pero Pekín gana peso por sus inversiones en el país. De hecho, pasado mañana, luego de una reunión bilateral, Macri y Xi tienen pensado firmar unos 37 acuerdos bilaterales millonarios y un plan de acción para los próximos cinco años.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.