El gobierno de Hong Kong retirará el proyecto pro-China que provocó las protestas

La jefa de gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, cedió a la presión de los manifestantes y retiró el proyecto de ley
La jefa de gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, cedió a la presión de los manifestantes y retiró el proyecto de ley Fuente: AFP - Crédito: Anthony Wallace
(0)
5 de septiembre de 2019  • 00:43

HONG KONG.- La jefa del Ejecutivo hongkonés anunció ayer que retirará definitivamente el polémico proyecto de ley sobre las extradiciones hacia China, iniciativa que provocó un movimiento de protesta sin precedente. Pero los manifestantes consideraron que la medida es insuficiente.

"El gobierno retirará oficialmente el proyecto de ley para apaciguar por completo las preocupaciones de la población", declaró Carrie Lam en un video.

Este polémico texto que pretendía autorizar las extradiciones hacia China continental fue el origen de la crisis política que sacude la excolonia británica desde hace tres meses, la más grave desde que volvió al control chino en 1997.

Tras las primeras manifestaciones masivas, Lam había anunciado la suspensión del proyecto a mediados de junio. Sin embargo, los manifestantes exigían su retirada oficial y definitiva.

Pero la protesta se amplió a lo largo de las semanas para denunciar el retroceso de las libertades y la injerencia creciente de China en la región semiautónoma.

Durante estos tres últimos meses, Lam adoptó a menudo una actitud provocadora, dando la impresión de no querer o no estar dispuesta a hacer concesiones. Pero ayer cambió el tono.

"Reemplacemos los conflictos con conversaciones y busquemos soluciones", dijo.

Su mensaje llegó después de reunirse con legisladores progubernamentales, miembros del Congreso Nacional del Pueblo y la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino.

El legislador Michael Tien, que estaba en la reunión, alertó que la medida no cambiará el sentimiento público si no es acompañada de otras concesiones.

"Es muy poco, muy tarde. El enfoque ahora ha cambiado completamente. La mayoría de la gente no recuerda de qué se trata el proyecto de ley, pero están más preocupados por la escalada de violencia y la presunta mano dura de la policía contra los manifestantes ", explicó Tien.

La legisladora prodemocracia Claudia Mo dijo que los manifestantes están reclamando el cumplimiento de más medidas, entre ellas la democracia directa, y desestimó la propuesta "absurda" de Lam, a quien acusó de haber "estado dormida estos tres meses".

"Las cicatrices y las heridas aún sangran, y cree que puede usar una manguera de jardín para apagar el fuego de la montaña. Eso no es aceptable", sostuvo Mo citada por la cadena de noticias CNN.

"No es bastante. Es demasiado tarde", declaró Joshua Wong, que en 2014 fue la cara visible del "movimiento de los paraguas" y que fue detenido brevemente la semana pasada, durante una redada contra las grandes figuras de la movilización actual.

Wong advirtió en Twitter que "una represión a gran escala está en camino". Consideró que las aparentes concesiones del gobierno "siempre vienen con un control mucho más estricto sobre el ejercicio de los derechos civiles".

Aunque haya sido eliminado, el proyecto de ley de extradición es visto en Hong Kong como un ejemplo de la erosión de la autonomía de la que gozan los ciudadanos desde que la antigua colonia británica volvió al control chino en 1997.

Si bien se habla de la fórmula "un país, dos sistemas", los manifestantes prodemocráticos advierten que el control de China sobre la isla es mayor del que admiten.

Lam llegó al poder en 2017 tras recibir el apoyo del Comité Electoral de Hong Kong, un órgano pro-Pekín formado por miembros de las elites de la ciudad.

Un ejemplo de las presiones desde el gigante asiático es que ayer renunció el presidente de Cathay Pacific Airways de Hong Kong, John Slosar, que dimitió menos de un mes después de que lo hiciera el CEO de la compañía, Rupert Hogg, por las quejas de Pekín ante la participación de algunos empleados de la aerolínea en las protestas.

La esperanza de un apaciguamiento en la crisis hizo subir la bolsa local, que cerró con un alza de casi un 4%, cuando había perdido más del 10% desde el inicio de las protestas.

Piden una reunión con Merkel

Los líderes de las protestas de Hong Kong pidieron una reunión con la canciller alemana, Angela Merkel, en el marco de un viaje que la mandataria realizará a China el próximo 5 de septiembre.

En una carta abierta, el exlíder estudiantil y referente del movimiento, Joshua Wong, advirtió una escalada de violencia: "Nos encontramos frente a un poder dictatorial que no permite las libertades fundamentales y utiliza cada vez más medidas violentas, con tendencia a una nueva masacre como la de la plaza de Tiananmén (o de la Paz Celestial)", en referencia a la represión que realizó el Ejercito chino en 1989 dejando cientos de muertos.

Agencias AFP y ANSa

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.