Vacuna rusa: por qué desconfían los científicos

El presidente Vladimir Putin anunció hoy que Rusia ha registrado la primera vacuna contra el coronavirus
El presidente Vladimir Putin anunció hoy que Rusia ha registrado la primera vacuna contra el coronavirus Fuente: AFP
Kate Kelland
(0)
11 de agosto de 2020  • 13:45

LONDRES.- Rusia anunció este martes que aprobará una vacuna para la Covid-19 con menos de dos meses de ensayos en humanos, desatando alarma entre los expertos mundiales en salud pública, que dicen que sin datos completos de ensayos clínicos, es difícil confiar en la vacuna.

Decidida a salir primera en la carrera mundial para desarrollar una vacuna contra la enfermedad pandémica, Rusia todavía no ha llevado a cabo ensayos a gran escala que arrojen resultados que permitan saber si es efectiva, un paso "temerario" según los inmunólogos y expertos en infectocontagiosas.

"Lo que está haciendo Rusia es básicamente un enorme experimento a nivel poblacional", dice Ayfer Ali, especialista en investigaciones de fármacos de la Escuela de Negocios Warwick, Gran Bretaña.

Ali dice que una aprobación exprés implica que hay potenciales efectos adversos de la vacuna que podrían pasar desapercibidos. Y aunque sea improbable, puede ser grave.

El presidente ruso Vladimir Putin dice que la vacuna, desarrollada por el Instituto Gamaleya de Moscú, es segura, y que ya le fue administrada a una de sus hijas.

"Sé que funciona con mucha efectividad, que confiere una fuerte inmunidad", dijo Putin a través de la televisión estatal rusa. "Y lo repito: la vacuna ha pasado todos los controles necesarios."

François Balloux, experto del Instituto de Genética del Colegio Universitario de Londres, dice que la decisión es "una inconsciencia y una locura".

"La inoculación masiva de una vacuna que no ha sido adecuadamente probada es antiético", dice Balloux. "Cualquier problema que ocurra con la campaña de vacunación rusa sería desastroso, no solo por sus efectos negativos sobre la salud, sino también porque alentaría la desconfianza de la población en las vacunas."

Informes Científicos

Danny Altman, profesor de Inmunología del Imperial College de Londres, comparte esas reticencias y dice que los "daños colaterales" de desplegar una vacuna que no se sabe si es segura y efectiva "exacerbaría nuestros problemas de manera irremontable".

Y por más que Rusia se declare ganadora, mas de media docena de laboratorios farmacéuticos de todo el mundo ya están realizando ensayos avanzados a gran escala en humanos de sus posibles vacunas contra el Covid-19, cada uno con decenas de miles de voluntarios.

Varios de los laboratorios más avanzados - incluidos Moderna, Pfizer y AstreaZeneca - dicen confiar en que para fin de año habrá certezas sobre la efectividad y seguridad de sus respectivas fórmulas.

Se espera que todos ellos publiquen los resultados de sus ensayos y datos de seguridad y los remitan a los organismos reguladores de Estados Unidos, Europa y otros países, para que sean corroborados y analizados antes del otorgamiento de la licencia de comercialización.

Esta fotografía tomada el 6 de agosto de 2020 y proporcionada por el Fondo de Inversión Directa de Rusia muestra la vacuna contra el coronavirus, desarrollada por el Instituto de Investigación de Epidemiología y Microbiología de Gamaleya
Esta fotografía tomada el 6 de agosto de 2020 y proporcionada por el Fondo de Inversión Directa de Rusia muestra la vacuna contra el coronavirus, desarrollada por el Instituto de Investigación de Epidemiología y Microbiología de Gamaleya Fuente: AFP

Pero el Ministerio de Salud de Rusia aprobó la vacuna rusa antes de ensayos clínicos conocidos como Fase III, y que normalmente involucran a miles de participantes. Esos ensayos suelen considerarse requisitos esenciales para que una vacuna sea aprobada por los entes reguladores.

Peter Kremsner, experto del Hospital Universitario de Tubinga, Alemania, que está trabajando en los ensayos clínicos de una vacuna candidata desarrollada por CureVac, dice que la movida de Rusia es "temeraria".

"Normalmente, hay que testear a un montón de gente antes de aprobar una vacuna", dice Kremsner. "Me parece temerario hacerlo sin testear a un gran número de personas."

Los expertos dicen que la falta de datos publicados sobre la vacuna rusa - incluidos los detalles de fabricación y seguridad, de la respuesta inmune y de si logra impedir el contagio con Covid-19 -, deja a ciegas a los científicos y las autoridades sanitarias.

"Mientras no difundan los informes científicos para que sean analizados, es imposible saber si la vacuna rusa funciona o no", dice Keith Neil, especialista en enfermedades infectocontagiosas de la Universidad de Nottingham, Gran Bretaña.

Agencia Reuters

Traducción de Jaime Arrambide

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.