Otra controversia para la Casa Blanca: revelan una brecha de seguridad

Una funcionaria dijo que allegados a Trump accedieron a documentos clasificados pese a no estar autorizados
Una funcionaria dijo que allegados a Trump accedieron a documentos clasificados pese a no estar autorizados Fuente: Reuters - Crédito: Jim Young
Rafael Mathus Ruiz
(0)
2 de abril de 2019  

WASHINGTON.- Los demócratas en el Congreso destaparon una nueva controversia sobre el gobierno de Donald Trump, al difundir el testimonio de una funcionaria de seguridad de la Casa Blanca que reveló que más de dos docenas de funcionarios obtuvieron permiso para acceder a material top secret pese a que el gobierno recomendó rechazar su autorización.

El asesor en Seguridad Nacional, John Bolton; el yerno de Trump, Jared Kuschner, a quien suele señalarse como un "canciller en las sombras", e Ivanka Trump, hija del mandatario, aparecen entre los al menos 25 funcionarios que obtuvieron acceso a material clasificado, según denunció ante un comité de la Cámara de Representantes bajo control demócrata la funcionaria Tricia Newbold, el último "topo" de Estados Unidos.

Newbold, gerenta de Adjudicaciones de la Oficina de Seguridad de Personal de la Casa Blanca, trabaja desde hace 18 años en el gobierno federal, y dijo a congresistas hace una semana que planteó su preocupación sobre las aplicaciones para obtener credenciales de seguridad en la Casa Blanca, pero fue ignorada. En enero último, fue suspendida por negarse a "apoyar los nuevos procedimientos" de la oficina.

"Esta es mi última esperanza para devolver realmente la integridad a nuestra oficina", dijo Newbold en su testimonio a congresistas, según un memo del Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes, bastión de las investigaciones de la oposición contra Trump.

Según el testimonio que brindó Newbold, las aplicaciones con irregularidades arrojaron "una gran variedad de problemas serios y descalificadores relacionados con influencias extranjeras, conflictos de intereses, conducta personal preocupante, problemas financieros, uso de drogas y conducta criminal".

"Newbold explicó que está presentándose ahora porque cree firmemente que el Congreso debe intervenir de inmediato para investigar y reformar el proceso de autorización de seguridad de la Casa Blanca para abordar los riesgos de seguridad nacional que ha presenciado durante los últimos dos años", dice el memo del Comité.

Newbold declaró que las credenciales de seguridad de la Casa Blanca "no siempre se adjudicaron en el mejor interés de la seguridad nacional", según el memo. La funcionaria explicó que los rechazos de ella y otros funcionarios "luego fueron anulados por altos funcionarios para otorgar el acceso de empleados a información clasificada".

Trump tiene la autoridad para anular cualquier recomendación de funcionarios y otorgar la autorización necesaria a quien crea necesario para acceder a material clasificado. Pero las "preocupaciones" expresadas por Newbold pusieron otra vez sobre la mesa un problema que ha acompañado a Trump desde el comienzo de su presidencia: las sospechas de posibles "conflictos de intereses" en su gobierno. Además, la oposición podría arremeter contra el presidente por considerar que abusó de su poder.

Para los demócratas, la polémica por el acceso a información altamente confidencial reúne varias de las aristas que recorren el menú de investigaciones contra Trump: desapego por las reglas tradicionales de la administración pública, la sospecha de abuso de poder para beneficiar a su círculo de colaboradores más estrechos y la posibilidad de que los negocios del mandatario o de miembros de su familia se hayan beneficiado de la presidencia.

Los problemas de funcionarios de Trump para conseguir la autorización para acceder a material sensible datan de hace tiempo. En febrero, The New York Times reveló que Trump le había ordenado a su exjefe de Gabinete John Kelly que le diera el máximo acceso de seguridad a Kushner, quien mantiene en su portfolio algunas relaciones bilaterales cruciales para Estados Unidos en Medio Oriente. Kushner tiene "línea directa" con el heredero de la monarquía saudita, Mohammed Bin Salman y utiliza WhatsApp para comunicaciones oficiales, una posible violación de ley federal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.