Tora Bora está a punto de caer, pero nadie sabe aún dónde está Ben Laden

EE.UU. volvió a expresar dudas sobre la presencia del terrorista saudita en la región Existen versiones contradictorias acerca del paradero del líder de Al-Qaeda Unos afirman que está cercado, pero Rumsfeld admitió que podría no estar en Afganistán
(0)
15 de diciembre de 2001  

TORA BORA, Afganistán.- Los últimos incondicionales combatientes de Osama ben Laden, atrincherados en las montañas de Tora Bora, en el este de Afganistán, estarían a punto de rendirse, según afirmaron ayer comandantes afganos antitalibanes, mientras circulaban informaciones contradictorias sobre la presencia del terrorista saudita en la inhóspita región.

Los bombardeos norteamericanos eran, en tanto, cada vez más intensos en la zona, donde según el Pentágono se encontraría cercado Ben Laden, sobre quien el presidente estadounidense, George W. Bush, reiteró ayer que lo quiere "vivo o muerto".

"No sé si lo atraparemos mañana, en un mes o en un año. De verdad que no lo sé, pero lo atraparemos -afirmó Bush-. Muerto o vivo. Eso me da igual."

Sin embargo, la agencia de noticias Afghan Islamic Press (AIP), con sede en Paquistán, afirmó ayer que Ben Laden ya no está en Tora Bora y hasta el secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, citando informaciones que merecían toda su confianza, admitió que el presunto terrorista podría haber huido ya de Afganistán.

"Vi informes de fuentes consideradas seguras que, según algunos, sugieren que todavía está en Afganistán y, según otros, que ya abandonó ese país", reconoció Rumsfeld, por primera vez desde que comenzaron las operaciones en Afganistán.

El secretario de Defensa, que ordenó el despliegue de comandos de fuerzas especiales de refuerzo en Tora Bora, teme que el jefe de Al-Qaeda haya podido pasar a Paquistán gracias a sus cómplices en las zonas tribales pashtunes.

Otra versión

Pero, para agregar más confusión a la situación, otro alto responsable de Estados Unidos se mostró convencido, después de tener acceso a otras pruebas "alentadoras", de que Ben Laden está todavía en Tora Bora junto a sus voluntarios islámicos.

Esta fuente precisó que Ben Laden podría estar escondido en el valle de Agam o bien en el valle de Wazir, ambos llenos de cuevas.

En la búsqueda ya están participando comandos de las fuerzas especiales norteamericanas, dos de cuyos efectivos resultaron ayer heridos en la ofensiva, informaron testigos presenciales en la zona.

Se trata del primer caso conocido de soldados estadounidenses heridos en Tora Bora, un hecho que vendría a confirmar el despliegue de tropas de tierra norteamericanas en la región.

Con esta ayuda, la batalla de Tora Bora, que libran desde hace diez días centenares de combatientes árabes de Al-Qaeda y los mujahiddines afganos respaldados por los bombarderos estadounidenses, está a punto de terminar, según los comandante locales reagrupados en la llamada Alianza del Este. "Los miembros de Al-Qaeda en Tora Bora están acabados", afirmó ayer el comandante Hazrat Ali.

Rodeados

Ali indicó a la prensa que un centenar de combatientes árabes está acorralado en una cima, que está siendo bombardeada por la aviación de Estados Unidos. "Ahora están rodeados por nuestras fuerzas", aseguró.

Desde las primeras horas de la mañana de ayer se sucedieron los bombardeos sobre las montañas de Meelawa, comprobó un periodista de la agencia AFP. Por la tarde, los ataques se reanudaron y en los bombardeos participó un avión artillado AC-130 Spectre, exclusivo para objetivos en tierra.

Por otra parte, más al Sur, cerca de 200 marines estadounidenses, ayudados por soldados australianos, tomaron el control del aeropuerto de Kandahar, pero el transporte aéreo de material, víveres y refuerzos tuvo que ser suspendido después de una amenaza de ataque aéreo, informaron fuentes oficiales.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.