Coronavirus: la feroz puja política desconcierta a una Madrid acorralada

El gobierno central decretó el estado de alarma y nadie debería entrar ni salir de la región, cuando muchos se aprestan a tomarse el fin de semana largo del 12 de octubre
El gobierno central decretó el estado de alarma y nadie debería entrar ni salir de la región, cuando muchos se aprestan a tomarse el fin de semana largo del 12 de octubre Fuente: AP
Laura Ventura
(0)
9 de octubre de 2020  • 18:23

MADRID.- Con su dicción particular y su estilo sereno, pero con algunos decibeles más, la primera vez que los elevaba desde que se desató la pandemia de coronavirus, el ministro de Salud español, Salvador Illia, anunciaba un nuevo estado de alarma en Madrid.

En la víspera de un feriado que tiene en vilo a los madrileños que desean tomarse unos días de vacaciones fuera de la capital y más aún a la oposición -el Partido Popular (PP), que gobierna en la comunidad autónoma-, Illia ofreció una conferencia donde sentó su posición. "La paciencia tiene un límite. No hay más ciego que el que no quiere ver", dijo escudado a unos metros por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para reforzar su contundente mensaje.

La puja entre el gobierno nacional del presidente Pedro Sánchez (un gobierno de coalición del Partido Socialista Español junto con Unidas Podemos) y el de la comunidad autónoma, presidido por Isabel Díaz Ayuso (PP), suma así un nuevo capítulo que tiene a los ciudadanos como espectadores en un partido de tenis mientras cada rival busca una nueva estrategia para lograr su cometido.

Ayuso defendía medidas menos severas con el argumento de que las restricciones de movilidad, ocupación en comercios y otros minan la economía. El gobierno desplegó más de 7000 agentes de seguridad desde esta tarde, cuando se hizo efectiva la medida, para controlar las salidas y desplazamiento de la capital y los demás municipios donde rige el estado de alarma por 15 días. Las multas pueden elevarse a 600 euros. Los contagios de ayer ascendieron a 12788 y se registraron casi 250 muertes Covid-19 en España.

Controles policiales a los automovilistas, que deben mostrar un salvoconducto
Controles policiales a los automovilistas, que deben mostrar un salvoconducto Fuente: Reuters

El Consejo de Ministros extraordinario, reunido este mediodía, declaró el estado de alarma en la Comunidad de Madrid y de ocho municipios durante 15 días, el máximo que permite la Constitución. Además de Madrid, Leganés y Getafe, donde se encuentran los campus de la universidad pública Carlos III, Móstoles, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Parla y Torrejón de Ardoz también ingresan en estado de alarma.

Quienes trabajan en estos municipios cuentan con un salvoconducto, un documento que llevan los empleados, impreso o en el celular donde la empresa (es la empresa la que los gestiona y no los ciudadanos), con sus datos de contacto y los del ciudadano, certifica que trabajan en determinada institución. Este salvoconducto es prueba suficiente.

El ajetreado ritmo del centro de la capital del viernes no reflejaba la magnitud del anuncio. Sí es sostenido desde hace varias semanas el desconcierto en Madrid y este contexto se profundiza de dudas en las familias con chicos en edad escolar. Pareciera no haber un único protocolo y hay medidas que rozan el absurdo. Por ejemplo, en algunos colegios, una clase de 20 alumnos es obligada a confinarse en su hogar luego de que un chico da positivo en el test de Covid-19, a pesar de que los hermanos de estos chicos deban seguir asistiendo al colegio, motivo por el cual, sería altamente probable que el virus se hubiese también propagado.

El puente del Pilar, en honor a la Virgen del Pilar, como se conocen los tres días en torno al 12 de octubre, es uno de los feriados más populares dado que aún las temperaturas son moderadas. Desde el jueves por la tarde, cuando el gobierno de la comunidad autónoma autorizó los desplazamientos fuera de ella, las búsquedas de alojamiento en hoteles y otros centros ascendieron notablemente.

En concreto, en el estado de alarma no se puede ingresar o salir de una municipio confinado salvo por motivos esenciales (ir a una cita médica) o laborales. Las reuniones sociales se reducen a seis personas y la capacidad de los comercios funciona con el 50%. Además, los bares cierran a las 23. Este es el segundo estado de alarma que decreta el gobierno en este año (el primero fue en marzo y se extendió durante casi 100 días).

En la calle Ferraz, la sede del PSOE, algunos ciudadanos acudieron para repudiar la medida impulsada por Sánchez. Vox, el partido de extrema derecha, convocó para el lunes una manifestación en repudio de la gestión del gobierno nacional. Así la única sincronicidad y equilibrio se advierte en la escalada paralela de la crisis sanitaria y la crisis política.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.