#Vivasnosqueremos: México finalmente reacciona al drama de la violencia de género

Luego de varios casos de abuso, habrá una marcha contra el machismo y la protección de la justicia de los “hijos del poder”
Leonardo Tarifeño
(0)
13 de abril de 2016  

Un grupo de mexicanas, en una marcha contra los femicidios, en Guadalajara
Un grupo de mexicanas, en una marcha contra los femicidios, en Guadalajara Crédito: El Universal / GDA

CIUDAD DE MÉXICO.- La mañana del 8 de marzo pasado, Día Internacional de la Mujer, un hombre joven y alto persiguió a la periodista norteamericana Andrea Noel por las calles linderas al parque México, en el cosmopolita barrio Condesa de esta capital. Cuando la alcanzó, la tomó por la cintura, metió sus manos debajo de la pollera, bajó su ropa interior y, por la inercia del impulso que traía, cayó sobre la mujer que acababa de manosear.

Las cámaras de seguridad que rodean el parque captaron la acción en todos sus detalles. Luego de denunciar el ataque en la comisaría más cercana, Noel subió los videos a su cuenta de Twitter (@metabolizedjunk) y, como respuesta, recibió más insultos que apoyos. Menos de un mes después, decidió regresar a su país natal. Se presume que el agresor, cuya identidad se desconoce, permanece libre.

Tal vez por la doble condición de extranjera y periodista de Noel, las imágenes del ataque se hicieron virales y alcanzaron una repercusión que, en general, las mujeres residentes en la Ciudad de México que admiten haber pasado por algún episodio de violencia sexual (el 72%, según el Instituto Nacional de Estadística) no obtienen con sus denuncias en los juzgados o redes sociales.

En un país donde los femicidios de Ciudad Juárez, en el fronterizo estado de Chihuahua, consagraron la impunidad de más de 700 asesinatos de mujeres entre 1993 y 2012, ya resulta inocultable que la violencia de género se convirtió en uno de los grandes problemas nacionales.

De acuerdo con estadísticas del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), el 65% de las jóvenes de entre 15 y 19 años que viven en la capital dicen haber sufrido "algún maltrato físico, sexual o de intimidación" por parte de los hombres.

El porcentaje llega al 80% en la población femenina de entre 30 y 39 años en Chihuahua y el Estado de México.

Y, como son muy pocas las historias de acosos y maltratos que trascienden, ahora Noel usa su cuenta de Twitter para difundir otros casos de abuso similares al que le tocó vivir. Como el de @appleninde, que en un tuit del 30 de marzo pasado adjunta una foto con la que comprueba lo que un hombre hizo sobre sus pantalones durante un viaje en la línea 2 del subte local.

Aunque el OCNF advierte que el maltrato a las mujeres es "una práctica social ampliamente extendida" que exige "cambios culturales", algunos casos recientes de violencia de género demostraron que, al menos en ciertas ocasiones, el clasismo y el abuso de poder también están presentes en los delitos sexuales.

Abuso de poder

Un brutal ejemplo de ello ocurrió el 2 de enero del año pasado, cuando Daphne Fernández, de 17 años, fue violada por cuatro jóvenes oriundos de Boca del Río, en el estado de Veracruz. Uno de los abusadores, Enrique Capitaine Marín, es hijo de un ex alcalde que militó en los tres partidos políticos mayoritarios; otro, Gerardo Rodríguez, pertenece a una familia vinculada al Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Veracruz.

Ambos, al igual que los otros dos atacantes (Jorge Cotaita Cabrales y Diego Cruz Alonso), admitieron la agresión en un video donde dicen sentirse arrepentidos, pero la aceptación de culpabilidad no parece suficiente para la justicia, que hasta ahora no detuvo ni condenó a ninguno de ellos, autodenominados "Los Porkys".

De hecho, Capitaine Marín se encuentra en Houston y Diego Cruz Alonso, en Bilbao, a miles de kilómetros de los tribunales mexicanos.

Y ayer, Héctor Cruz, padre de Diego, declaró que "dependerá de las circunstancias" que su hijo regrese o no a México. Poco antes, el viernes pasado, un grupo de mexicanos residentes en Madrid habían repudiado la presencia de Cruz Alonso en el país con una manifestación y carteles donde la foto del acusado se exhibía bajo la leyenda "puedes huir, pero no te puedes esconder".

Con ecos que evocan la tragedia de la argentina María Soledad Morales en Catamarca, el abuso sexual que padeció Daphne no es el único que por estos días conmueve a México.

El 29 del mes pasado, también en Boca del Río, una estudiante de la Universidad del Valle de México (UVM) denunció una agresión perpetrada por un grupo de compañeros de ella, liderados por el hijo de un funcionario público de Veracruz.

Como en el caso de "Los Porkys", la justicia aún no ordenó detenciones, a pesar de que la violación habría sido filmada por los atacantes. Y mientras las instituciones evalúan cómo reaccionar, el hashtag #vivasnosqueremos ya convoca en las redes sociales a una marcha nacional para el próximo domingo 24, en la que podría ser la primera gran manifestación mexicana contra el machismo, la violencia de género y la complicidad de la justicia con los "hijos del poder".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.