Antoine de Saint-Exupéry: retrato del padre de El Principito

Antoine de Saint-Exupéry
Antoine de Saint-Exupéry
Juan Garff
(0)
3 de abril de 2020  • 21:07

Hace 77 años, en abril de 1943, se publicaba por primera vez El Principito, en Nueva York, donde residía temporariamente su autor, Antoine de Saint-Exupéry. En Francia, su país, el libro estuvo prohibido hasta el fin del régimen de ocupación nazi. Saint-Exupéry dejó el manuscrito en manos de su último amor, una periodista neoyorquina, y partió ese mismo mes para pilotear para las tropas aliadas vuelos de reconocimiento sobre el Mediterráneo. El 31 de julio de 1944 despegó de Córcega en su última misión, de la que nunca retornó. Desapareció en el mar.

El canal Film&Arts emite este domingo (a las 20, con repeticiones el lunes, a las 14; y el domingo 19, a las 18.30) el documental Antoine de Saint-Exupéry, el último romántico, de la realizadora francesa Marie Brunet-Debaines, en estreno latinoamericano.

Son apenas tres o cuatro minutos del documental, en la apertura y en el cierre, en que se menciona el célebre relato ilustrado de Saint-Éxupéry. De las imágenes que siguen el recorrido de su vida emana sin embargo El Principito como la punta de un iceberg. El documental bucea en la base vital que permanece sumergida, en las aguas de la biografía del autor del libro más leído en el planeta, después de la Biblia.

Hazañas en el desierto con personajes que parecen salidos de otros mundos, aterrizajes forzosos que ponen en el horizonte las fronteras existenciales, así como la belleza del cielo durante el vuelo nocturno son hitos quen se van a condensar en la obra literaria. Bellas acuarelas dibujadas por el ilustrador Benjamin Flao se entreveran con espíritu "saintexuperiano" entre las tomas documentales y recreadas, asi como con algunos dibujos originales del autor retratado por el film.

El Principito fue su obra más célebre
El Principito fue su obra más célebre

La poesía de las imágenes se hilvana consistentemente con la narración y las citas para recrear el mundo de aviador escritor. Es posible adivinar el surgimiento de El Principito de las filmaciones del vuelo de los aviones a hélice, de los paisajes africanos y sudamericanos, pero también de los jardines de la mansión de la infancia de Saint-Exupéry.

Sus estaciones París, el norte de África, Buenos Aires y Nueva York, su paso fugaz como cronista por la Guerra Civil española, su caída a tierra en Guatemala y su incursión final en vuelos de reconocimiento en la Segunda Guerra Mundial jalonan un itinerario geográficamente zigzagueante en el documental.

A través de las imágenes, algunas de ellas inéditas, se arma a Saint-Exupéry como personaje. En el reverso del retrato biográfico está su obra, Correo Sur, Vuelo nocturno, Tierra de hombres, Piloto de guerra, sus cartas personales, y, claro, El Principito. Las citas provienen de todas ellas, con excepción del relato infantil. Tal vez porque Brunet-Debaines quiso exponer toda la vida de Saint-Exupéry como una referencia a El Principito.

"No estoy solo en el desierto", escribe Saint-Exupéry sobre su propia experiencia como protagonista de un aterrizaje forzoso en arenas egipcias en 1935, en vuelo frustrado hacia Saigón. "Detrás de todos estos tormentos, está la orquestación de la fatiga y el delirio. Y todo se transforma en un libro ilustrado, un cuento de hadas un poco cruel."

Antoine de Saint-Exupéry
Antoine de Saint-Exupéry

Por: Juan Garff
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.