srcset

Entrevistas

Candela Vetrano: "Cris Morena enseña una disciplina de laburo que no genera divos"

Leni González
(0)
11 de febrero de 2019  • 00:01

MAR DEL PLATA.– A Candela Vetrano varias veces, incluso hoy, le han preguntado si era vegetariana y vivía con gatos. Ninguna de las dos hipótesis son ciertas pero sí verosímiles. Relajada como de vacaciones, cauta como una primera vez, tal vez en ese aire de educada timidez resida la casual coincidencia de ser convocada últimamente en ficciones de época, ambientadas en el cada vez más lejano siglo pasado.

En la sala Payró del Auditorium de Mar del Plata es Elenita Acuña en la versión teatral de la película Los martes, orquídeas, nada menos que el papel que convirtió a Mirtha Legrand en una estrella del cine a los 14 años, en 1941.

"No había visto la película ni sabía mucho de qué iba. Cuando me avisaron, la vi por Youtube. Es mi primera obra de texto, en la que no tengo que cantar ni bailar. Bueno, un poco bailo. El acento está en la búsqueda de los años cuarenta, época que me gusta mucho, la ropa, las formas, el estilo", dice Vetrano, que estaba en Londres, en una escuela donde fue a tomar clases de teatro clásico, cuando le avisaron del casting. No lo dudó, consiguió la ropa, estudió la escena y viajó. Llegó por la mañana y a la tarde era la cita. Cientos de actrices, muchas conocidas, se habían presentado. Desanimada por el cansancio, la cantidad de gente, estaba por irse hasta que alguien le dijo "pasá" y, como en las películas, tuvo la audición y el sí de la directora, Lía Jelín.

Cande Vetrano estaba estudiando teatro clásico en Londres cuando le avisaron del casting para Los martes, orquídeas; voló, llegó, el mismo día se presentó al casting y quedó
Cande Vetrano estaba estudiando teatro clásico en Londres cuando le avisaron del casting para Los martes, orquídeas; voló, llegó, el mismo día se presentó al casting y quedó Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

"Lía está muy sumergida en esa época, la conoce mucho, nos dio muchos tips corporales, la postura de la mujer, que era muy femenina, muy modosita. En cuanto te ponés esos vestidos y esos zapatos, te sale, te ubicás. Ahora me pongo peluca rubia porque me llevaba mucho tiempo el peinado. La voz es suave, se hablaba despacio, el hombre era una figura muy respetada. Lía nos posicionó en ese momento, en ese código, además del guiño a Mirtha, porque hay un homenaje a ella. A la vez, aunque se trata de algo ficticio, de un mundo que ya no es, tiene verdad: la de la historia de amor, la del papá por esa hija", dice la actriz sobre este "viaje en el tiempo" en el que la acompañan Felipe Colombo, Mario Pasik, Rita Terranova, Carla del Huerto, Florencia Cappiello, Agustina Bouzo y Matías Strafe. La obra recibió seis nominaciones a los premios Estrella de Mar: mejor comedia (adaptación de Jorge Maestro al guión de Sixto Pondal Ríos y Carlos Olivari), vestuario (Daniela Taiana), dirección (Jelín), actriz de reparto (Terranova) y protagónico (Pasik y Colombo).

Cuando Mirtha Legrand fue a ver la obra en el teatro 25 de Mayo, de Villa Urquiza, donde se estrenó (con Rodolfo Ranni y Graciela Pal en lugar de Pasik y Terranova), la presión se sintió: "Estábamos tensos, no sabíamos si le iba a gustar, si se iba a ir antes... pero se quedó y después dijo unas palabras y contó que le gustó mucho. Estuvo muy amorosa".

En 2017, Candela viajó a los años 70 en Cuéntame cómo pasó, por la TV Pública. Se trató de una remake de la serie española que aquí no tuvo continuidad: terminó a principios de los ochenta y no hubo más temporadas. Y este año, en los días que no tiene función comenzó a grabar Argentina, tierra de amor y venganza, de Pol-ka, con Benjamín Vicuña, Gonzalo Heredia, Eugenia Suárez y el español Albert Baró (uno de los alumnos de la exitosa serie catalana Merlí), ambientada en la década del 30. "Mi personaje es una chica soltera y embarazada, algo muy mal visto en esos años, asi que se plantea el aborto clandestino", dice la actriz.

La actriz define Los martes, orquídeas, como un "viaje en el tiempo"; también lo es Argentina, tierra de amor y venganza, la nueva producción de Pol-ka en la que ya empezó a grabar
La actriz define Los martes, orquídeas, como un "viaje en el tiempo"; también lo es Argentina, tierra de amor y venganza, la nueva producción de Pol-ka en la que ya empezó a grabar Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

–Te formaste y trabajaste con Cris Morena en Rincón de luz, Chiquititas sin fin y Casi ángeles. ¿Qué aprendiste?

–Mucho oficio, responsabilidad en el trabajo, una vocación a la que me dedico desde chica, saber lo que quiero, algo que confirmo siempre. También me gusta mucho producir, algo que quiero hacer, pero todo es parte de lo mismo. Con Cris aprendimos a ser responsables, una disciplina de laburo que no genera divos, te pone los pies sobre la tierra. Todo lo que ella hace es muy creativo. Los que la critican lo harán porque es tan grossa y es mujer. A lo mejor porque ella es muy estética, se fijarían en eso. Pero es incriticable.

–¿Cómo fue tu experiencia en una producción de Disney Latinoamérica?

–Estuve solo un año, con la tira Supertorpe. Está bueno, son productos muy cuidados, con llegada internacional.

–A raíz de lo que sucedió con Thelma Fardin surgió la pregunta de cómo habrá sido el cuidado de los chicos durante las giras

–Siempre me sentí muy cuidada. Tuve la suerte de no estar cerca de un hijo de p... Pienso en cuando sea madre, ojalá nunca les pase a mis hijos porque los padres confían en que serán cuidados. A los 18 fui de gira y mis padres confiaban.

"Con Cris (Morena) aprendimos a ser responsables", señala la actriz, que trabajó en Rincón de luz, Chiquititas y Casi ángeles
"Con Cris (Morena) aprendimos a ser responsables", señala la actriz, que trabajó en Rincón de luz, Chiquititas y Casi ángeles Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

–Tu novio, el actor Andrés Gil, trabajó en Patito feo con Thelma.

–Sí. Estaba muy impactado cuando se enteró. Yo también, me cayó la ficha de que muchas cosas pasan cerca, nos pusimos atentas y es un horror. En mi familia hay mujeres fuertes, no tengo la imagen de una mujer frágil o que pudiera pasar por este tipo de cosas. Fue un baldazo. Desde el #NiUnaMenos empecé a conocer otras historias y creo que a mucha mujeres nos pasó lo mismo.

–Una de tus hermanas, Paulina, es cantante y actriz. ¿Cómo es tu familia? ¿Artistas los Vetrano?

–Somos de Lomas de Zamora, tengo un hermano varón, Facundo, el mayor, y dos hermanas mellizas, cinco años más chicas que yo, Julieta y Paulina, la que cantó el himno en la previa del partido de fútbol de Argentina – México (en noviembre pasado). Mis viejos no son artistas pero siempre nos acompañaron y apoyaron mucho. Pero algo hay, porque las fiestas familiares son muy divertidas, cada uno hace "su gracia". Lo que pasa es que las tres somos leoninas.

–¿Seguís con el diseño de ropa?

–No, con una amiga diseñamos accesorios para adolescentes y chicas particulares que les importe el estilo, no la moda; se llama Come to mama. Me interesa también el rubro empresarial.

–A Andrés Gil le va muy en Italia como actor. ¿Te irías a vivir allá?

–¡Ni a palos! No me imagino viviendo allá. Me gusta pero, no sé, bah, quién sabe, soy muy curiosa.

Los martes, orquídeas, dirigida por Lía Jelín. En la sala Payró del teatro Auditorium (Bvd. Marítimo 2280). Viernes a domingo, a las 21.30. Entradas desde 250 pesos.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.