Creamfields 09: los mejores momentos

El barro, Tiësto, Cattáneo y el reggae: lo mejor de la novena edición del festival electrónico que se llevó a cabo el sábado en Parque Roca; mirá la lista y opiná.
(0)
20 de diciembre de 2009  • 17:01

Una vez más la lluvia se hizo presente en la jornada del festival electrónico más importante. Esta vez, marcando una continuidad con la primera edición en Argentina, aquella en el Hipódromo de San Isidro, fue un temporal de la tarde que dejó barro y la amenaza latente de la lluvia. Pero el sabor amargo que dejó la reprogramación de la edición 09 de Creamfields Buenos Aires -y que aún persiste en varios clubbers locales-, parecía ausente el sábado 19 en el Parque Roca: más de 35 mil personas aprovecharon todas las alternativas que ofreció un line up de alto nivel, con Tiësto y Richie Hawtin a la cabeza, con la difícil tarea de reemplazar los grandes nombres que habían sido confirmados para el 7 de noviembre (David Guetta, Armin Van Buuren, Orbital). A continuación, nueve momentos destacados de la novena edición del emblemático festival del dance local y global.

Dancing Mood y Nairobi

La reprogramación hizo que el reggae y el dub estuvieran representados como nunca antes en la historia del festival. Ocupando un espacio central de la grilla del Main Stage (de entre las 21 y las 23 horas), estas dos agrupaciones locales hicieron de esta oportunidad una ocasión especial para fortalecer su crecimiento constante: DM con su dream team de vientos y Nairobi con su dub vibrante y estimulador que los convirtió en la sensación de 2009, ambos en Creamfields Buenos Aires consiguieron agrandar su base de seguidores.

Tiësto

Cuando llegó el momento de la actuación del DJ y productor holandés la mayoría de los otros espacios quedaron semi-vacíos. Más de 25 mil personas se agolparon frente al Main Stage para no perderse nada de un live set que deslumbró con un despliegue visual digno de una mega estrella de rock (una pantalla enorme de leds en el centro y dos a los costados) y una batería de hits incuestionables ("A beautiful day" de U2, "Otherside" de RHCP y su producción "Silence", entre otros).

Barem

La presentación de Mauricio Barembuem en la edición 09 de Creamfields Buenos Aires marcará un punto bisagra en su carrera: ya consagrado en el exterior por editar a través de Minus, el sello de Richie Hawtin, lució su prestigio internacional por primera vez en su tierra frente a una carpa colmada con un set de techno lleno de efectos.

Jeff Mills

Cuando empezó el productor de Detroit en la White Arena, alguien pasó corriendo y dijo "esto no tiene precio". Y realmente era así: una de las figuras más emblemáticas de la música electrónica contemporánea estaba tocando para no más de 200 personas. Concentrado en sus equipos –su rider técnico incluye bandejas, mixer y controladores analógicos-, JM venció los problemas de sonido –desde el Main Stage se escuchaba a Tiësto- y demostró que, aunque suene monótono, el techno permite que cada clubber le imprima el matiz que prefiera desde el baile.

Richie Hawtin

Diez años de trabajo al frente de su sello Minus acercando al mainstream nuevas propuestas de vanguardia y los resultados, a la vista: una multitud escuchando el pulso minimal techno de Richie Hawtin a las dos de la madrugada en el Main Stage. Algo impensado hasta hace un par de temporadas atrás.

El predio

Hay una costumbre de cada Creamfields que, obviamente, se repitió en la novena edición: miles de personas deambulando entre los distintos escenarios. Y hacer esto no fue un calvario gracias a las comodidades que ofrece el Parque Roca (caminos asfaltados, un gran espacio verde que se bancó bastante el diluvio que cayó en la tarde del sábado y áreas de descanso con mesas y sillas). Una sede que deberían tener en cuenta para futuros festivales y recitales.

James Zabiela

Aunque suele visitar bastante seguido nuestro país, siempre hay que aprovechar las presentaciones de JZ. Pocos DJs se mueven tanto en la cabina y combinan tan bien los recursos old-school (una catarata de skills de scratching) con los avances tecnológicos.

Guy Gerber

En la edición 09 de Creamfields Buenos Aires se pudo disfrutar a este productor israelí que junto a sus compatriotas Guy J y Chaim en las últimas temporadas comandó la transición del convocante progressive house hacia el techno. Entonces, no fue casualidad que el primero en llenar el "dancefloor" del Main Stage haya sido él.

Speed Bar

Una fija en las últimas ediciones del festival. Luchando en clara desventaja contra los headliners, los DJs locales como Sergio Athos, Big Fabio y Alejo González, entre otros, se las ingeniaron para convertir este espacio en un centro de recuperación y motivación de clubbers: los que estaban un poco cansados, pasaban por esta carpa y en pocos minutos, salían bailando de nuevo y levantando las manos frente a una avalancha de beats energéticos.

Por Emilio Zavaley

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.