El mundo se conecta para homenajear al genial Merce Cunningham en el centenario de su nacimiento

Cunningham junto a miembros del Ballet de la Ópera de Paris, en 1973.
Cunningham junto a miembros del Ballet de la Ópera de Paris, en 1973. Fuente: Archivo
Alejandro Cruz
(0)
16 de abril de 2019  • 00:03

En el mapa de las vanguardias del siglo XX, la figura del bailarín y coreógrafo norteamericano Merce Cunningham tiene la categoría de leyenda indiscutida. Murió el 26 de julio de 2009, a los 90 años. Para alguien que dedicó su vida entera al estudio del movimiento, sus últimos meses los pasó en una silla de ruedas. La Cunningham Dance Foundation y la Merce Cunningham Dance Company anunciaron su muerte con estas palabras: "Solo quien está dispuesto a dar su cuerpo por el bien del mundo está en condiciones de ser confiado al mundo. Solo quién está dispuesto a hacerlo con amor es digno de ser el guía del mundo". Se trata de un texto del libro del Tao, lectura de cabecera de Cunningham y sobre la que este creador adelantado a su tiempo fundamentó gran parte de su filosofía personal y profesional. Hoy se cumplen 100 años de su nacimiento.

Para recordarlo, entre las 19 y las 22, en la plaza seca del Cultural San Martín se transmitirá parte del evento mundial La Noche de los 100 solos, un acción en tres ciudades que incluye un centenar de piezas creadas por Cunningham y que estarán llevadas a escena por bailarines conocedores de su método junto a intérpretes de distintas generaciones. Habrá tres escenarios: el Teatro Barbican de Londres, la Brooklyn Academy of Music de Nueva York y el Royce Hall de Los Ángeles. Así, esta promete ser la acción más grande creada en simultáneo y transmitida en directo a través de distintas plataformas, en directo a través de Facebook y la página de la compañía.

Un clip para recordar al coreógrafo, que hoy hubiera cumplido un siglo de vida

06:43
Video

Cuninngham sentó las bases de un estilo único que lo llevó a la categoría de creador de referencia obligada para las búsquedas más experimentales. Su método otorgó a la danza un carácter autónomo, hallazgo que remite a la década del 40: con el compositor John Cage, su pareja, decidió que música y coreografía serían creadas por separado. Sólo acordaban la duración de la obra. Una década después, a partir de la lectura del I Ching, incorporó el azar al proceso creativo. En los setenta creó piezas coreográficas pensadas para el video siempre en su permanente búsqueda de la esencia del movimiento. Años después, la Universidad de Columbia diseñó un software para él. Ya postrado, descubrió una nueva manera de escribir sus secuencias de movimiento y de enseñárselas a sus alumnos. La coreografía Trackers, de 1991, nace de ese experimento en el cual el coreógrafo indagaba de lleno en las nuevas tecnologías.

En 1937, Merce Cunningham había ingresado al Instituto Cornish en la ciudad de Seattle a estudiar teatro y danza. Allí conoció a Cage, con quien mantuvo un vínculo creativo y personal hasta la muerte del compositor, en 1992. Más tarde, estudió en la Universidad de Bennington, donde daba clases Martha Graham, otra figura única para la danza del siglo pasado, a la altura de Isadora Duncan, George Balanchine, Pina Bausch y el propio Cunningham. Fue ella quien lo convirtió en primer bailarín de su compañía, de la que formó parte hasta 1945. Antes de ese alejamiento ya había presentado su primera coreografía. Entre 1949 y 1950 fue profesor en el American Ballet. Y tres años después fundó la Merce Cunningham Dance Company.

Cunningham y Cage, una pareja fuera de serie
Cunningham y Cage, una pareja fuera de serie Fuente: Archivo

En su permanente búsqueda tendió puentes con pintores como Jasper Johns y Robert Rauschenberg, con los artistas visuales Andy Warhol y Frank Stella y con el pianista y compositor experimental norteamericano David Tudor. "Mi vida ha sido una búsqueda constante de maneras de mirar y encontrar nuevas formas en el movimiento", se había definido.

Suerte de repaso por su distintas secuencias, La noche de los 100 solos se podrá ver en el Cultural San Martín gracias a un acuerdo entre el Festival VideoDanzaBA, cuya próximo edición promete hacer foco en este creador, y la Merce Cunningham Trust, fundación encargada de proteger la obra del genio.

Cunningham en Nueva York, en 2009, poco antes de su muerte, a los 90 años
Cunningham en Nueva York, en 2009, poco antes de su muerte, a los 90 años Fuente: Archivo - Crédito: AP

En vivo

Hoy, de 19 a 22, se transmitirán las celebraciones del "Merce Cunningham Centennial" en el Cultural San Martín, Sarmiento y Paraná. En redes se puede seguir en la página de Facebook de MerceCunninghamTrust.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?