Escándalo, acusaciones y cachetazos entre Ariel Diwan y su ex, Gisela Bernal

El empresario teatral fue increpado por la bailarina anoche, durante una fiesta, y todo terminó mal
Bernal y Diwan, en tiempos en que todo era felicidad para ellos
Bernal y Diwan, en tiempos en que todo era felicidad para ellos Fuente: Archivo
El empresario teatral fue increpado por la bailarina anoche, durante una fiesta, y todo terminó mal
(0)
20 de febrero de 2015  • 17:39

Mal verano para Ariel Diwan : tras los conflictos gremiales que enfrenta como productor de Stravaganza, el empresario teatral se vio envuelto en una ruidosa separación con Gisela Bernal , su pareja durante 4 años.

Lo cierto es que el escándalo desatado a partir de la ruptura fue subiendo los decibeles y alcanzó su clímax anoche, durante una fiesta organizada por una conocida revista en Mar del Plata. Según trascendió, la bailarina asistió al evento y "pescó" a su ex conversando muy animadamente con la supuesta tercera en discordia, Sabrina Ravelli . Enojadísima, Bernal increpó a Diwan y terminó pegándole un cachetazo, además de discutir con la ex de Matías Alé. ¡Qué lío!

En diálogo con Intrusos, la ex soñadora del "Bailando por un sueño" dijo estar "muy angustiada" por lo sucedido en el complejo Costa Galana horas antes, y dio su versión de los hechos. "En estos días Ariel se acercó muchas veces a mí diciéndome que me ama y que me extraña. Ayer me pidió que fuera a la fiesta; se ofreció a llevarme pero preferí ir con Flavio Mendoza. Yo realmente no quería ir a la fiesta con él porque no estamos juntos", aseguró.

"Cuando entro, lo veo a Ariel pasado de copas. Vino y me abrazó muy afectuosamente, cosa que me pareció muy extraña porque hace mucho tiempo que no nos abrazamos. Entonces sacaron un montón de fotos y pensé que era una puesta en escena. Me retiré, saludé a Sabrina [Ravelli], que me deseó lo mejor y un montón de cosas", prosiguió. "A través del vidrio me decía te amo. Yo sinceramente elegí mirar para otro lado. Quise evitar la situación y evitarlo a él. Después viene, se sienta y se pone a llorar. Le quito la copa, le digo 'no estás bien' y le sugiero que se vaya a su casa. Era una situación muy incómoda. Para mí es muy doloroso verlo así".

Pero, muy pronto, las cosas comenzaron a ponerse espesas... "Ravelli siempre estuvo merodeando por la zona, nunca se corrió. Siempre estuvo por ahí. Cuando me levanto, veo una cara de él dirigida a Ravelli. Una cara que conozco bien, que representa que estuvo con ella o por lo menos que le gusta. Me quedé en la barra y ellos nunca me vieron. Lo que me sacó es que la silbó, directamente a ella. La actitud de Ravelli fue de gata", aseguró Bernal, que entonces decidió tomar cartas en el asunto. "Le dije 'vi lo que hiciste' y le pegué una cachetada. Esto fue la confirmación, no de este rumor, sino de otras mujeres también".

Notablemente conmovida, Bernal dijo "tener miedo" y sentirse "superada por la situación" que le toca vivir. "No hice nada para merecer esto; es una humillación muy grande", concluyó la bailarina, que es madre de Ian, de 3 años.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.