Flores de Tajy: un retrato de la trata de personas

Fuente: LA NACION
Susana Freire
(0)
7 de junio de 2019  

Libro: Sol Bonelli / Elenco: Edda Bustamante, Willy Lemos, Nacho Pérez Cortés y Renata Toscano / Dirección: Valeria Ambrosio / Teatro: Maipo Kabaret / Funciones: miércoles, a las 20.30 / Duración: 55 minutos / Nuestra opinión: buena

El maltrato al género femenino, en cualquiera de las modalidades -abuso, violencia, violación, femicidio, sometimiento sexual, trata de personas- ha ocupado los grandes titulares de los medios y, por la frecuencia con que se suceden estas aberraciones, la información ha superado con creces la capacidad de asombro de la población.

Sol Bonelli, en esta obra, expone una faceta de este maltrato que tiene que ver con la prostitución obligada. Coloca las acciones en un cabaret, probablemente paraguayo, donde funciona un burdel. Allí, una joven es obligada a prostituirse. Otros seres, ya desgastados y resignados a este destino, la acompañan en su desesperación. No tardará mucho en descubrir el límite de su tolerancia y decidida a no soportar más vejaciones toma una drástica decisión que probablemente le cueste la vida.

El planteo de la obra es bastante lineal y por demasiado explícito el desenlace resulta previsible. Desde el punto de vista dramatúrgico, un mayor desarrollo de los personajes le hubiera conferido mayor carnadura y habría facilitado a los actores la posibilidad de una composición más profunda y enriquecida, aunque el profesionalismo de Edda Bustamante y Willy Lemos logran sacar adelante este drama, acompañados por Pérez Cortés. Se destaca Renata Toscano, una joven actriz que, además de aportar frescura, compone un personaje convincente y emotivo. La puesta de Valeria Ambrosio sobresale por el diseño estético que le permite escapar del estereotipo con que se ilustran estos temas, acompañada por la escenografía de Magali Acha, el vestuario de Mariana Seropian y la iluminación de Edgardo Rodas.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.