Gonzalo Heredia, de galán antipático a actor buena onda

El buen momento de Gonzalo Heredia: estrena película y telenovela
El buen momento de Gonzalo Heredia: estrena película y telenovela Crédito: Sebastián Rodeiro
Estrena hoy la película Omisión, y la semana que viene vuelve a la televisión con Mis amigos de siempre; "El rating no se usa más", dijo en una charla con Personajes.tv
Silvina Ajmat
(0)
28 de noviembre de 2013  • 09:34

Se quedó mirando con desconcierto cómo me iba sin saludar. Me obligaban a cerrar la nota para que pase el que seguía en la fila del junket de prensa y yo, apurada, apenas insinué un "hasta luego". "¿Eso es todo? Me siento una prostituta. Podrías dejarme un caramelo… no sé, o unas monedas al menos", lanzó Gonzalo Heredia . Me hizo reír. No era un actor que se caracterizara por su buena relación con la prensa. Era hosco y cortante, evitaba hablar de su vida privada y se ofendía si insistías mucho con eso. Era. Tiempo pasado. Sin dudas hay un antes y un después en la personalidad del actor y el quiebre tiene día y hora: 16 de agosto del 2011 al mediodía, cuando nació su hijo, Eloy. Si antes evadía a los periodistas, cuando se convirtió en padre convocó a todos los medios para contar exultante los detalles del parto y gritar al mundo lo feliz que estaba con su bebe. Tenía otra expresión en la cara, alegre, relajada, desprejuiciada. Un nuevo Gonzalo apareció en la farándula local ese día y tal vez a algunos periodistas les cueste hasta hoy acostumbrarse a su álter ego buena onda.

Estaba promocionando Omisión , la nueva película que protagoniza junto a Carlos Belloso y Eleonora Wexler que se estrena hoy en los cines nacionales. Es la ópera prima de Marcelo Páez Cubells, guionista de la película animada Boogie, el aceitoso , y Gonzalo se pone en la piel de un sacerdote que guarda en secreto de confesión toda la verdad sobre un psicópata asesino. "Me dijeron que era un thriller negro y me llamó la atención porque me gusta el género y me pareció un desafío, hacer algo diferente. Lo leí tres veces en un fin de semana. Entendí de entrada cómo podía encarar el personaje: es un sacerdote que no está en el estereotipo, que se acerca a la gente no desde el sermón o la bajada de línea sino desde el consejo. Y se ve envuelto en este dilema de romper el código canónico o no". Eso me lo contó en cinco minutos, lo que duran las entrevistas en un junket. Quedamos en seguir la charla por teléfono al día siguiente a las 19 en punto, hora en que termina con las grabaciones de Mis amigos de siempre , la nueva tira de Pol-ka, que se estrena el martes próximo, a las 22, y que marca su regreso a la pantalla televisiva después de Lobo, telenovela fantasiosa que prefiere no recordar.

Cuando lo llamé y no me contestó, pensé que había vuelto a su faceta antiperiodistas. No insistí demasiado. Así de prejuiciosa soy. Media hora después de mi llamado, sonó mi celular. Era él. Que se había olvidado de nuestra "cita telefónica", que estaba viendo Monster University con su hijo Eloy y no iba a poder conversar ahora, que mil disculpas, que por favor habláramos mañana.

- ¿Sos fan de las películas animadas?

- Claro, Monster University está buenísima. [Risas]. Perdoname ayer, mi hijo me tenía atrapado.

- ¿Esta es tu hora con Eloy?

- Sí, claro, a las tardes siempre vemos algo juntos.

- Estás a full entre el estreno de Omisión y las grabaciones de Mis amigos de siempre , ¿cómo te organizás para estar en familia?

- Me organizo bastante bien. Hay momentos más intensos que otros pero con Brenda nos ocupamos de generar espacios para todo. Cuando tenés un hijo te adaptás a tu nueva vida, así como me organizaba solo antes, ahora de alguna forma uno se acomoda . Cuando me llamaron para Omisión estaba haciendo teatro, ensayando El don de la palabra , así que por momentos estaba un poco exhausto. Pero sabía que el rodaje era un mes. El grupo que se formó fue algo bastante relajado, y para mí eso fue un alivio porque fue muy intenso.

- Estás volviendo a la televisión después de un largo tiempo de ausencia. ¿Cómo lo vivís?

- Está bueno porque hacía mucho que no hacía televisión y es una buena oportunidad porque es una comedia que tiene un elenco coral, es más relajado. Está bueno también ausentarse y correrse un poco del foco. Está bueno meterse en otros lugares, absorber, para poder después dar algo. Cuando estás todo el tiempo observado… eso cansa.

- ¿Y el rating?

- Bien gracias.

- ¿Te preocupa?

- Es que es un arma de doble filo porque si va bien pasan cosas porque te va bien. No estoy diciendo que sean ni buenas ni malas. Si el programa es más masivo, más gente va a querer saber cosas de tu vida. Si el programa va mal... empieza a haber presiones o se genera otro clima. Lo bueno es tratar de no creértela. Yo aprendí eso en Lobo . Ahora, además hay un encendido bajo en la televisión. Eso también habla de que la gente tiene otras ofertas, todo está más variado. Por ahí el foco de atención pasa por otro lado. El otro día escuchaba que el minuto a minuto ya , mundialmente, no se usa más. Tendríamos que erradicar el minuto a minuto. [Risas]

- ¿Qué te quedó de la experiencia de Lobo ?

- Nada, ni el peluche. [Risas]

- ¿Cómo se llevan en el elenco de Mis amigos de siempre ?

- La estamos pasando muy bien y no es un cliché. No es una frase hecha, armada. No esperaba pasarla tan bien. Tanto, que te da un poco de miedo que salga al aire, porque empezás a correr. El tema del rating, que si va bien, que si va mal, se empieza a modificar el clima de trabajo. Está todo tan bien, tan lindo, tan divertido. Estamos muy contentos con lo que estamos haciendo, y con el grupo que se formó

- Hace poco trascendió que vos y Brenda [ Gandini, su pareja] se juntaron a cenar con Nicolás Vázquez y [su mujer] Gimena Accardi…

- Sí, está bueno porque todos tenemos parejas que son del medio también. Aunque yo no había trabajado con ninguno. Cuando empezás a trabajar con alguien que no conocés y tenés buena predisposición está bueno salir un poco para conocernos. Es en pos del trabajo que vamos a hacer.

Gonzalo, sobre el elenco de

- ¿Está bueno que tu pareja trabaje en el medio?

- Se da mucho, la verdad. Si vos te ponés a pensar, no solo nosotros tres [por Nicolás Vázquez, Nicolás Cabré y él, los tres galanes de la tira] sino casi todos los del elenco tienen parejas relacionadas con el medio, creo que el 80 por ciento del equipo. Está bueno porque se puede entender muchas cosas propias del trabajo, que no hace falta que expliques tanto me parece.

- Pero ya empezó a hablarse en las redes sociales de supuestos enfrentamientos en el elenco y celos de pareja…

- Muchas personas se hicieron famosas por decir cosas en la web… Es algo universal que haya roces en algún elenco, no va a ser la primera vez. Lo que te puede llegar a jugar una mala pasada es que pasa todo más rápido por las redes sociales. Con Twitter hay muchas cosas que se inventan y dañan. El rumor, si te pones a contestar todo lo que se dice, es medio al pedo. El tema del rumor es cuando ya excede y daña, hay un límite.

- ¿Cómo cuidás tu intimidad en los tiempos de Twitter?

- Al haber cámaras en los teléfonos, cada persona con eso en la mano, ya no sé si es tan íntimo todo. Uno, que trabaja en un medio masivo como es la televisión sabe que la privacidad queda un poco relegada. Y por la repercusión de lo que estás haciendo uno es conciente a veces y toma ciertas precauciones. Yo tengo un perfil bastante bajo, mi familia es así. Yo soy muy casero. Me gusta preservar mucho mi intimidad, soy una persona reservada. Antes y después de intentar ser actor. Esa es mi personalidad.

- ¿ Y cómo va tu relación con Brenda?

- Bien, por suerte disfrutando mucho de la familia.

-¿Piensan buscar un hermanito para Eloy?

-Cuando esté en eso, te aviso, vos despreocupate. [Risas]

http://guia.lanacion.com.ar/cine/pelicula/omision-pe5193

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.