Gustavo Cordera. “Sabía perfectamente que era una provocación”

El músico dijo que la frase se dio en el contexto de un "simulacro periodístico"
Gabriel Plaza
(0)
11 de agosto de 2016  

Fuente: LA NACION

Gustavo Cordera está del otro lado de la línea telefónica. Ayer, debía viajar a la madrugada, pero decidió quedarse en la Capital luego de las repercusiones que provocaron sus polémicos dichos.

-¿Dijiste las frases que se te atribuyen?

Era un ejercicio de periodismo, un simulacro de conferencia de prensa. Como es mi costumbre y como era a puertas cerradas, hice algunas provocaciones. Pero no sólo ésas, sino también otras. Las hice no desde el lugar de lo que pienso y siento, sino desde el de ponerme enfrente de pibes que necesitan preguntar. Es decir, como si estuviera actuando. Y este pibe [el joven que difundió sus dichos en un post de Facebook] no entendió un carajo. Y lo único que me queda es pedir perdón. Me siento un pelotudo. No sabía que esta gente no estaba para entender el ejercicio y el juego. No más que eso. Yo leo eso y un tipo llega a decir una cosa semejante así y me pondría mal. No me reconozco en eso.

-¿Vos no avisaste que era un juego o un ejercicio? Era algo que hiciste por tu cuenta y nadie se enteró.

Claro, pero además la frase está totalmente sacada de contexto. Esto movió el dolor de mucha gente y lo único que tengo para decir es que quiero pedir perdón. Que mis hijos están siendo amenazados. Estoy pasando una catástrofe familiar, una horrible condena social.

Pero sos un personaje público.

Y a veces me equivoco. Soy un ser humano. Me equivoqué en creer que la gente iba a entender el ejercicio que estábamos haciendo a puertas cerradas. Formo parte de todos los movimientos de derechos humanos que hubo en la Argentina: las Madres primero y luego las Abuelas de Plaza de Mayo.

Las repudiables declaraciones de Cordera

01:08
Video

-¿Todos estos dichos surgen a partir de la acusación de abuso de Cristian Aldana, de la banda El Otro Yo?

Surgen en el contexto sobre el tema de Aldana. Hubo muchas preguntas más. ¿Sabés de qué lado me puse yo? Del lado de lo que puede llegar a sentir un tipo a las 4 de la mañana en un camarín estando en ciertas condiciones, dado vuelta, etc. Y expliqué eso para que la gente lo reconociera y pudiera indagar. No dije que yo haría eso, ni que hice eso, ni que creo que eso está bien. En ningún momento. Toda la conferencia fue como poniéndome en la otra mirada. Y ése fue mi error. No contar con la otra persona en la responsabilidad de saber lo que es un psicodrama, una obra de teatro, el arte. Llevar el arte a los derechos institucionales; son dos lenguajes que no se juntan. Un lenguaje crítico con un lenguaje artístico. No se puede juntar y es ahí donde aparece toda esta locura y me estoy dando cuenta de las emociones que moviliza el lenguaje artístico enredado en un lenguaje de derecho constitucional. No hay forma de que se concilien esos dos mundos. Y acá me encontré con una pared. No fui entendido.

¿Qué opinás entonces sobre las acusaciones y denuncias de abuso sexual que pesan sobre Aldana?

Que si él abusó de una menor tiene que ir preso. Todos pagamos cuando violamos la ley de algún tipo, en la escuela, en el secundario, y estoy de acuerdo con eso. Solamente lo que dije es: "Pongámonos en la parte humana y observemos. Imaginemos un tipo que está dado vuelta, borracho, y entra una piba de 16 años, se le tira encima. ¿Qué pasa en esa circunstancia?".

-¿En el momento nadie te repreguntó o repudió cuando hiciste estas declaraciones?

No, nadie, y eso me llamó la atención. Y hasta incluso hice un comentario: "Che, loco, ¿qué les pasa que no reaccionan? ¿Nadie tiene para repreguntarme después de lo que dije?". Y nadie dijo nada. Entonces dije: "Uy, me parece que no entendieron un carajo estos pibes".

En el momento en que vos hiciste estas declaraciones estabas con plena conciencia de lo que estabas diciendo. ¿Estabas lúcido?

Sí, claro. Por supuesto que estaba consciente. Y sabía perfectamente que estaba provocando. Si hubiese sido una nota, si sé que es algo que se va a transmitir a los demás seres humanos del mundo, iba a decir realmente lo que siento y lo que pienso de verdad. Realmente pensé que la gente había entendido que se trataba de un ejercicio. ¿Qué pensás de una violación? Y yo te digo que está mal. ¿Qué pensás de un genocidio? Que está mal. Me pongo un cassette y no hay nota. Para no llegar a eso dije: "Bueno, vamos a mirar desde distintas partes esto. Mirémoslo desde una persona abusada, lo que siente, lo que pasa. Mirémoslo desde un abusador, lo que siente y lo que le pasa también". Y a ver cómo se vinculan estas dos cosas. Ponerme en ese lugar. Ésa era la propuesta. Pero llevado eso a una conferencia fue muy explosivo. No lo voy a hacer más.

-Estas declaraciones se parecen más al "Pelado" Cordera de otros años.

-Totalmente, pero ni aquel "Pelado" ni éste avalarían una cosa semejante. Siempre fui provocador, pero también soy un tipo de corazón. Y para mí un niño, un adolescente, una mujer son seres preciados. No es objeto de ningún tipo de maltrato.

Músicos con denuncias

  • Cristian Aldana, líder de la banda El Otro Yo, es investigado por el Juzgado de Instrucción N° 17, en una causa que impulsa la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres, por seis casos de abuso, al advertir la gran cantidad de denuncias realizadas en el perfil de Facebook del músico. Otras tres denuncias involucran al cantante de La Ola Que Quería Ser Chau, José Miguel del Popolo

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.