Hernán Piquín dio cátedra en la danza clásica y Anita Martínez y Bicho Gómez, en el cuarteto

Clásica y cuarteto
Clásica y cuarteto Crédito: prensa El Trece
En la gran final, cada pareja supo ganarse al jurado en dos ritmos bien distintos
(0)
16 de diciembre de 2014  • 08:03

Los nervios no se sintieron en los participantes cuando les tocó bailar el ritmo que mejor les sienta. La gran final arrancó con un estilo que les quedó comodísimo a Hernán Piquín y Cecilia Figaredo : la danza clásica. Luego de hacer su performance dejaron al jurado obnubilado. El virtuosismo se había impuesto en Bailando por un sueño 2014 .

Sin embargo, no todo estaba dicho. "El virtuosismo a veces te juega en contra", dijo Nacha Guevara a la hora de evaluar la tercera rutina. Resulta que en el cuarteto, Bicho Gómez y Anita Martínez se ganaron el voto unánime de los encargados de puntuar. Se sintió la simpatía y eso los dejó muy bien parados.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.