Juan Carlos Calabró: Iliana y Coca recordaron los últimos días del humorista

Coca e Iliana Calabró, en familia
Coca e Iliana Calabró, en familia Crédito: Gerardo Viercovich
(0)
2 de mayo de 2019  • 13:10

No es muy común que acepte entrevistas pero esta mañana, teniendo en cuenta que su hija Iliana forma parte del equipo del programa, Coca Calabró recibió en su casa al móvil de Los ángeles de la mañana. "No voy porque es muy temprano, chicos", se justificó mientras que la actriz contaba entre risas que su madre amanece tarde, cerca del mediodía.

Pero Coca sorprendió a todos cuando contó sobre el grave accidente que casi le cuesta la vida y que la dejó sin poder caminar durante varios meses. "En el año 1971 me atropelló un auto, fue un accidente muy grave porque encima el conductor era un menor de 17 años e hijo de un presidente", contó e Iliana agregó: "Era el hijo de Ricardo Balbín".

"Me quebré la tibia y el peroné, fue tremendo porque en ese momento tenía a Iliana chiquita y se la tuvieron que llevar mi mamá y mi abuela porque estuve alrededor de nueve meses postrada en una cama. No me podía mover pero tenía muchas ganas de salir adelante. Luego pasé un tiempo en silla de ruedas y después muletas. Puse mucha fuerza", recordó.

Iliana, visiblemente emocionada, relató que su papá en esa época organizaba cenas con amigos y llenaba la casa de gente para incentivarla a salir adelante: "Siempre recordamos un paseo, una vez que fuimos al Rosedal y mi mamá estaba con muletas y mi papá la filmaba, la alentaba a que vaya por más, era conmovedor ver todo el amor de mi papá puesto en función de que ella estuviera bien".

Sobre el recuerdo del capocómico fue su esposa la que contó que, para ella, Juan Carlos sigue estando presente en su casa. "Cala está siempre, yo sé que está. Si busco algo por ejemplo, digo 'eso está en la mesa de luz de Cala', para mi sigue estando conmigo siempre", contó sobre quien fue su esposo durante más de 50 años. "Es difícil seguir sin él pero estuvo muchos años enfermo, en cama, y en los últimos tiempos decía: '¿todo esto para qué?'. Ya estaba cansado", dijo.

"Fueron años de diálisis, se hizo 180 transfusiones de sangre, hablaba con los médicos y me decían que era como un balde lleno de agujeros, que por más que ellos sigan insistiendo es una determinación que teníamos que tomar nosotros. A él no le gustaba la diálisis, entonces le dije que no lo iban a dializar mas para probarlo, y movió el dedo como diciendo 'qué bueno, me dejan ir'". Fue como ese soltar, sabíamos que le quedaban 48 horas de vida si no se dializaba, así que ese día fui temprano al hospital calculando que iba a suceder a tal hora. Y cuando llegué al Británico, con todo el tránsito que había, ya se había ido. Él eligió irse con mi mamá, solos, como fueron siempre, en su intimidad", contó Iliana, quebrada en llanto.

La actriz aclaró que su padre pudo irse en paz: "Tuvo la posibilidad de cerrar cada ciclo de su vida, con sus amigos, con sus colegas en ese reconocimiento que le hicieron en los Martín Fierro en el Teatro Colon que estaba muy emocionado y fue inolvidable. Pero después, él ya se quería ir y por eso nosotros pudimos dejarle ese alivio de 'acá está todo bien, podés irte tranquilo'. Y se fue en paz".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.