Misterios sin resolver: quién es Xavier Dupont de Ligonnès, el prófugo francés que podría estar en la Argentina

El empresario francés está sospechado de haber matado a balazos a su mujer y sus cuatro hijos en abril de 2011, pero desde entonces nadie supo nada más sobre él
El empresario francés está sospechado de haber matado a balazos a su mujer y sus cuatro hijos en abril de 2011, pero desde entonces nadie supo nada más sobre él Crédito: Netflix
(0)
5 de julio de 2020  • 15:30

Xavier Dupont de Ligonnès era un empresario francés padre de una familia en apariencia ejemplar de la ciudad de Nantes. Pero en abril de 2011, el horror sacudió a toda Francia cuando la esposa y los cuatro hijos de este hombre aparecieron enterrados en el jardín de su casa. Los habían matado a tiros, y el principal sospechoso era el patriarca, que desde esa fecha parece haberse esfumado de la faz de la Tierra.

Ahora, Netflix le dedica a este sospechoso del quíntuple crimen familiar uno de los seis episodios de la serie de documentales policiales Misterios sin resolver, estrenada este mes. Allí, en el capítulo tres, titulado "La casa del horror", se trata de develar el misterio sobre el paradero de Dupont de Ligonnès, y una de las pistas aportadas señalan que este empresario descendiente de nobles podría encontrarse en la Argentina.

Desde el principio este caso fue todo un misterio. Ligonnès tenía una empresa de Internet ligada al negocio de los hoteles y, aparentemente, abultadas deudas. La cuestión es que un día de abril de 2011 hizo toda la ceremonia como para hacer creer a sus amigos y contactos que se mudaba con toda la familia a Australia.

El crimen conmocionó a todo el mundo en su momento y todavía hoy está sin resolver
El crimen conmocionó a todo el mundo en su momento y todavía hoy está sin resolver Crédito: Netflix

Una mudanza falsa y el hallazgo más macabro

Envió cartas al colegio de sus hijos y al trabajo de la mujer anunciando que se iban a vivir a Oceanía, por "un cambio profesional urgente". A los amigos, en tanto, Ligonnès les dijo se marchaba porque tenía obligaciones como agente encubierto de la DEA. Una excusa completamente inverosímil.

En la puerta de su casa de Nantes, el hombre plantó un cartel en el que decían que se habían ido a vivir afuera. Pero las sospechas de que algo raro pasaba crecían entre sus amigos y familiares. Cuando finalmente la policía ingresó a la vivienda familiar la encontró vacía. Pero luego de varios allanamientos realizarían un hallazgo macabro, que los aguardaba en el jardín de la vivienda.

Fue el 21 de abril de ese año cuando la policía encontró enterrados en ese sitio a Agnes, catequista de 48 años, esposa de Xavier, y a sus cuatro hijos: Arthur, de 20 años, Thomas, de 18, Anne, de 16 y Bennoit, de 13. Todos ellos habían sido asesinados. Envueltos en nylon y portando cruces o rosarios, los miembros del clan Ligonnès tenían impactos de bala en la cabeza o en el pecho.

El paredero del empresario con raíces aristocráticas es un misterio, como también lo es qué oscuras razones lo habrían llevado a cometer un múltiple homicidio
El paredero del empresario con raíces aristocráticas es un misterio, como también lo es qué oscuras razones lo habrían llevado a cometer un múltiple homicidio Crédito: Netflix

"Se puede hablar de una ejecución metódica", dijo en su momento el fiscal de Nantes, Xavier Ronsin. Luego se supo también que el padre de familia y sospechoso del crimen había tomado clases de tiro con su rifle calibre.22, heredado de su padre, un conde. Y que había comprado un silenciador para esa misma arma.

Las autopsias determinaron que las ejecuciones se habían realizado mientras los miembros de la familia dormían en la noche que fue del 3 al 4 abril. Lo que da cuenta de que el crimen fue premeditado y de que el sospechoso de cometerlo había planificado bien la manera de movilizarse luego del quíntuple asesinato.

La última vez que Dopont de Ligannes fue visto fue en el sur de Francia, donde lo registró la cámara del estacionamiento de un hotel de paso, el 14 de abril de ese mismo año. Se perdió caminando por la ruta y cargaba un estuche consigo, donde los investigadores suponen que llevaba su arma.

Una de las primeras hipótesis sugirieron que el hombre se había suicidado cerca de allí, pero jamás apareció su cuerpo por las inmediaciones.

A Dupont Ligonnes se lo vio por última vez en el sur de Francia con un estuche en sus manos poco tiempo despúes de abandonar su casa; algunos testimonios dicen que pudo haber huído a la Argentina
A Dupont Ligonnes se lo vio por última vez en el sur de Francia con un estuche en sus manos poco tiempo despúes de abandonar su casa; algunos testimonios dicen que pudo haber huído a la Argentina Crédito: Netflix

¿Huyó hacia Argentina?

El documental de Netflix, que rinde tributo a la serie del mismo nombre que conducía Robert Stack desde 1987 hasta 2002, intenta explicar cuál fue la causa por la que un padre de una familia en apariencia perfecta pudo llegar a cometer ese horroroso crimen.

Entre las hipótesis que desliza la serie se encuentra la que sugiere que el hombre quería evitarle a su familia vivir la humillación de ver a su padre cargado de deudas y caer en la miseria económica.

Por otra parte, el documental indaga los posibles destinos que habría tomado Dupont de Ligonnès luego del asesinato de su familia. Y ahí es donde uno de los posibles caminos conducen a nuestro país.

En la entrega de Netflix, amigos y exsocios del empresario evanescido señalan como la teoría más potable que el hombre haya huido hacia América del Sur. En este caso, el testimonio de un íntimo indica a la Argentina como el lugar donde posiblemente se haya dirigido Dupont de Ligonnès.

Los que abonan esta teoría agregan que sería un lugar ideal para el sospechoso de matar a su familia ya que él puede manejarse fácilmente con el idioma español y el inglés y que podría adaptarse con facilidad a los usos y costumbres de este país.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.