Gregory Porter, el crooner que busca a su padre en cada canción y que homenajea su hermano

El crooner habla de su mirada optimista y espiritual de la vida; de sus padres, de las enseñanzas de su hijo y de la pérdida de un hermano
El crooner habla de su mirada optimista y espiritual de la vida; de sus padres, de las enseñanzas de su hijo y de la pérdida de un hermano
Mauro Apicella
(0)
25 de septiembre de 2020  • 00:05

All Rise es, probablemente, el mejor disco que ha grabado Gregory Porter durante toda su carrera como cantante. Y es el último. Fue publicado a finales de agosto pasado, con la cautela de todo lanzamiento que se realiza en este tiempo en el que la pandemia de coronavirus permite celebrar una novedad como ésta pero no salir de gira para cantarla. Alegrías a medias, como las que viven muchos seres humanos. Quizá, en la vida de Porter, este californiano de 48 años que hace una década pasó a convertirse en el crooner de este siglo, los sentimientos de este año sean de lo más radicales y opuestos. El estreno de un nuevo disco, con toda la felicidad que esto aporta y la tristeza profunda por haber perdido a un hermano. Su hermano Lloyd, un año mayor que él, falleció en abril por una enfermedad derivada de Covid-19.

Algunos dicen que la procesión va por dentro. Y eso parece en el semblante siempre sereno de Porter. La procesión por dentro, la serenidad por fuera. Y esa voz "afroamericanamente" cálida, que con su tesitura de barítono viaja por el mundo en su sastre de 1.90 de altura, hoy lleva una vida más sedentaria, hogareña. Será hasta que pueda volver a salir a cantar. Claro que cuando se encienda la cámara del zoom también se pondrá en modo cantante. Y no faltará su típica gorra.

"Es muy extraño porque estoy acostumbrado a estar de gira doscientos cincuenta o trescientos días por año, comunicándome con gente cada día, en torno a la música, el amor, mis ideas sobre la vida. Sin duda es un tiempo extraño. Pero en ese sentido este disco es optimista. Estoy contento por esta grabación", dice.

Gregory Porter: "Mi hermano Lloyd [fallecido por Covid-19] está en la música de este disco"
Gregory Porter: "Mi hermano Lloyd [fallecido por Covid-19] está en la música de este disco"

-Supongo que la otra cara de esta felicidad por el disco será la pérdida de un hermano.

-Sí, es el período más difícil de mi vida. Él estaba orgulloso por este disco. El está en la música de este disco. En la canción "Thank You" [la que cierra el álbum de Porter]. "Rough-cut stone, I couldn't polish myself. Had to be done by someone else". (Piedra cortada en bruto. No pude pulirme, eso tuvo que haber sido hecho por otra persona). Estoy hablando de mi hermano. Hay algo curioso. Yo hice una canción que finalmente no terminé para este disco. No sé por qué escribí sobre dejar esta vida, pero fue la primera que escribí inicialmente para este disco.

-¿Qué es lo que más le gusta de este disco? ¿Cuál es su canción favorita?

-Es gracioso porque esto cambia en unos pocos días. Uno sabe el significado detrás de "Merchants of Paradise" (comerciantes del paraíso). El significado detrás de una canción se hace más importante que la misma canción. Pero también me gusta "Revival" y "If Love Is Overrated".

-En su tercer disco, Liquid Spirit, habló sobre su madre en la canción "Movin", que lo crió sin su padre y que fue una gran inspiración. Ahora habla de su padre en "Dad Gone Thing". ¿Está cerrando un círculo personal a través de la música?

-Estoy tratando de encontrar a mi padre musicalmente. El no me crió, el no estuvo en mi vida, entonces estoy tratando de buscarlo de una manera musical. Haciendo preguntas. El se fue. Falleció. Murió. Pero yo todavía sigo tratando de encontrarlo. Le agradezco porque me dio la voz que tengo [en algunas publicaciones Porter contó que algunos allegados le hablaron de lo bien que cantaba su padre en la iglesia]. Pero también estoy haciéndole saber que quiero más de él. Tal vez eso suceda después de la vida. Yo estoy llamando al espíritu de mi padre en esa canción.

-Su familia está siempre ligada a su música. ¿Es su hijo el que aparece en el vídeo de "Concorde", la canción que abre All Rise?

-Sí [se ríe] y le encantó todo el proceso de la grabación. Entendió todo lo que estaba pasando. Creo que hizo un buen trabajo. Tiene 7. Es un chico inteligente de 7. Creo que hay muchas de las canciones que escribo que son mensajes para él.

-¿Qué cosas aprendió de su hijo en este tiempo?

-Aprendemos mucho de nosotros en este tiempo. Aprendemos mucho de generosidad, paciencia, calma. A veces pensamos en cosas que no tenemos que realizar. En tiempos como estos, en los que todos estamos juntos en casa, los padres se convierten en maestros y doctores. Y hay que ejercitar la paciencia. Y es mi hijo el que me enseña todas esas cosas, ¿sabe? Todo el tiempo. Todos los días me está enseñando algo sobre mí mismo. Me habría gustado que mi padre estuviera en casa. Bueno, quiero eso para mi hijo y esta es mi oportunidad. Los hijos son los que nos enseñan a ser padres.

-Hace tres años me contó que cuando no estaba de gira le gustaba preparar el desayuno y cocinar. ¿En este tiempo se está poniendo al día con todo eso?

-Sí, me encanta jugar con mi hijo y escuchar música pero es cierto que lo que más hago es cocinar. Tengo un video favorito en un canal de YouTube de un tipo conocido como Guga (Guga Foods), que hace sus Guga Steaks. Experimenta con sus filetes. Los hace de diferentes clases.

-Vuelvo al disco. ¿Por qué All Rise (todos de pie)?

-Porque es algo que sucede con la gente cuando está en un concierto. Cuando está escuchando. Cuando se eleva o cuando se pone de pie con el amor.

-¿Cuáles son los planes con estas canciones?

-Creo que todos estamos viviendo el día a día. Mi deseo es hacer lo que he venido haciendo. Además de ser padre y cocinar, seguir escribiendo. Incluso si no hay posibilidades de salir a cantar por un año más. Tal vez haga otro disco. No lo sé.

-¿Alguna vez lo veremos sin su gorra?

-Solo en mi gira de despedida [larga una carcajada]. Ustedes verán mi cabeza llena de dreadlocks en mi gira de despedida.

Un álbum optimista

All Rise viene con 15 canciones que estiran un poco los márgenes de los discos anteriores (Liquid Spirit, Take Me to The Alley, Nay King Cole & Me, entre otros). Quizá, el estilo hasta ahora conocido de Porter se pueda sintetizar en temas de este álbum como "Everything You Touch is Gold", con un mensaje positivo, espiritual pero no religioso, y en el formato de una balada con una sonoridad soft, a veces un poco edulcorada.

Sin embargo, sin salir de su estilo, que es absolutamente clásico, Porter ha empujado en All Rise su horizonte interpretativo, con algunas sutilezas y con cambios de paso o de ritmo, entre esas baladas que son su carta de presentación y los temas que remiten al soul y al R&B de los sesenta y los setenta, al gospel o al sonido Motown o, incluso, al jazz rock más expansivo ("Real Truth" puede ser uno de esos ejemplos). En esto también tiene que ver el hecho de tocar con grupos pequeños, agregar secciones de viento, coro y el acompañamiento de una formación sinfónica.

All Rise, el nuevo álbum de Gregory Porter
All Rise, el nuevo álbum de Gregory Porter

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.