Ocho momentos históricos de Lollapalooza en Argentina

Jack White y Robert Plant en el Lollapalooza Argentina de 2015
Jack White y Robert Plant en el Lollapalooza Argentina de 2015 Fuente: Archivo
Sebastián Ramos
(0)
13 de marzo de 2019  • 16:21

1. Jack White y Robert Plant juntos, por primera y única vez

Difícilmente se pueda superar el momento único e inédito de gloria rockera vivida en la segunda edición argentina de Lollapalooza . Un encuentro cumbre que nunca había ocurrido antes ni, por el momento, volvió a suceder. Ni aquí ni en el resto del mundo. Jack White y Robert Plant juntos en el escenario, durante el explosivo set del ex White Stripes, en el cierre de la primera jornada, interpretando nada más y nada menos que "The Lemon Song", el clásico de Led Zeppelin (intercalando unos versos de "Hard Time Killing Floor Blues"). El rey y el heredero del rock and roll la rompieron y el cruce no pasó desapercibido para la prensa especializada internacional: "Su actuación fue tan sorprendente como se esperaba", remarcaron medios ingleses y norteamericanos.

2. Eminem llegó tarde, pero nunca se había visto algo igual por estas tierras

Cuando en 2011 Kanye West llegó hasta Chile para actuar en el primer Lollapalooza latinoamericano, el rapero no cruzó los Andes y nos perdimos una gran oportunidad de ver en vivo a "la" estrella del hip hop del momento. Pero cinco años después, al menos pudimos saldar una gran deuda con el género: ver y escuchar la verba inflamada y veloz de Eminem . El rapero blanco llegó a Buenos Aires quince años después de su momento más inspirado, pero nada importó una vez que arremetió con un puñado de hits a pura metralleta verbal hasta entonces jamás escuchada. Una clase de hip hop old school, que le dicen. Por favor, de pie...

3. The Strokes y el show "más grande" de su historia

"El fin de semana, The Strokes realizó el show más grande de toda su carrera, en la Argentina, tocando para 90.000 personas, según confirmó el bajista Nikolai Fraiture". Así lo confirmó la revista New Musical Express, un día después del concierto del grupo neoyorquino en el Lollapalooza Argentina 2017. Y así fue. En su primera presentación en el país, los Strokes hicieron delirar a los fans locales que los esperaban desde hacía tiempo ya, con un setlist apoyado en su debut discográfico, aquel que marcara el inicio del nuevo milenio, Is This It. La banda liderada por Julian Casablancas se ganó al público desde el inicio, abriendo el show con una versión en plan cumbia de "Reptilia" (a cargo del santiagueño Oscar Coronel, más conocido como "El Shulian K-sablan-K").

4. Arcade Fire y el "impostor" Julian Casablancas

El 1 y 2 de abril de 2014, finalmente el festival alternativo creado por Perry Farrell aterrizó en Buenos Aires por primera vez, en el mismo sitio donde se sigue llevando a cabo, el Hipódromo de San Isidro. Aquella primera jornada del Lolla local la cerró el esperado debut en el país de Arcade Fire, "la banda del momento" por esos días, que acababa de editar su álbum Reflektor. Pero los hermanos Butler y compañía más allá de mostrar en vivo y en directo el poderío de su orquesta multirítmica tuvieron su paso de comedia en el inicio del show: con las luces apagadas, un grupo de músicos ingresó con las máscaras/cabezotas del video de "Reflektor" y dio comienzo al espectáculo como si se tratara de la banda canadiense, interpretando "Rebellion (Lies)". Pero apenas pasados unos segundos, la música fue detenida por los "verdaderos" Arcade Fire que "desenmascararon" a los impostores: Julian Casablancas y sus secuaces de The Voidz, que horas antes habían actuado también por primera vez en la Argentina. "Perdón, perdón", dijo en español William Butler y entonces sí, abrió su show con "Normal Person".

5. Una oscura princesa pop

En su primera edición, el Lollapalooza Argentina presentó varias caras nuevas y, entre ellas, las de una adolescente neozelandesa pálida de 17 años que llegaba ya con varios millones de discos vendidos, unos cuantos Grammy en su vitrina y el espaldarazo de David Bowie, que había dicho de ella que era "el futuro". Así fue como Lorde debutó en el país y asombró a propios y extraños con su pop minimalista y oscuro, basado en las canciones de su hasta el momento único disco. Ese mismo año, la cantante se consagraría como la artista sub-21 más influyente del año, según la revista Billboard, y poco después ya despuntaría como una de las estrellas pop globales más veneradas.

6. El León de la memoria

En un festival que apunta cada vez más al público teen, el anuncio de la actuación de León Gieco en la edición 2017 fue una grata sorpresa. Siempre León, pero también viejo lobo de mar, el músico se presentó en su versión más rockera, acompañado por los jóvenes Infierno 18, y si bien su set fue programado muy temprano, el público que ya había llegado al predio no le fue indiferente. Memoria, emoción y rock and roll sin vencimiento, con "Todos los caballos blancos", "Pensar en nada", "El fantasma de Canterville" y "La colina de la vida", entre otros clásicos.

7. Charly García y Simon Le Bon le cantan a Perry Farrell

En rigor no fue en el predio del Hipódromo, pero sí formó parte del anecdotario Lollapalooza de su edición 2017. Una vez terminada la jornada de apertura, el viernes por la noche, Perry Farrell y su esposa, Etty Lau, fueron a celebrar el cumpleaños del creador del festival al Hotel Faena, acompañados por varios músicos, amigos y colaboradores del Lolla. Tras el brindis de rigor, Charly García y el cantante de Duran Duran, Simon Le Bon, le regalaron una versión de "Ticket Ro Ride" para el recuerdo y a la que el mismo Farrell se sumó en voz.

8. ¿El hip hop llegó para quedarse?

La edición 2018 del festival seguramente será recordada por la cancelación del último día, debido a la gran tormenta que se desató en la ciudad, en la que iban a actuar Pearl Jam (los más esperados), LCD Soundsystem y David Byrne, entre otros. Pero también marcó un antes y un después en la relación (siempre distante, aunque por estos días en ascenso) entre el público argentino y los más importantes artistas del hip hop y el rap. En aquella ocasión, fueron Chance The Rapper y Andreson.Paak los encargados de ponernos al día acerca de lo que estaba ocurriendo en la escena urbana mundial. ¿Será este año el show de Kendrick Lamar el que definitivamente ponga a Buenos Aires en el mapa de los artistas más populares del género? Pronto lo sabremos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?