Netflix: la serie El reino es el primer gran proyecto local que reanuda su rodaje

Mercedes Morán, El Chino Darín y Diego Peretti, parte del elenco de la serie El reino para Netflix, leyendo el guion como parte del anuncio del proyecto, previo al comienzo de la pandeia
Mercedes Morán, El Chino Darín y Diego Peretti, parte del elenco de la serie El reino para Netflix, leyendo el guion como parte del anuncio del proyecto, previo al comienzo de la pandeia Fuente: Archivo - Crédito: Netflix
Diego Batlle
(0)
7 de octubre de 2020  • 13:40

Desde que a fines de agosto último se aprobó el "Protocolo general para la prevención del Covid-19 en el rodaje y/o grabación de ficciones para cine, televisión y contenidos para plataformas audiovisuales" fueron muchos los productores que analizaron (y presupuestaron) retomar sus proyectos interrumpidos o aplazados. En una primera instancia, la industria publicitaria comenzó a reactivar de manera tímida las filmaciones de comerciales, pero recién el lunes último se retomó un proyecto a gran escala: la serie El reino, cuyo destino final será el servicio de streaming de Netflix.

Con un elenco pletórico de figuras (Diego Peretti, Chino Darín, Nancy Dupláa, Joaquín Furriel, Peter Lanzani, Mercedes Morán y y Vera Spinetta) y dos showrunners como la escritora Claudia Piñeiro y Marcelo Piñeyro (también codirector de los ocho episodios junto a Miguel Kohan), El reino es un thriller que combina religión y política a partir de la historia del pastor Emilio Vázquez Pena (Peretti), candidato a vicepresidente de la Nación, cuyo compañero de fórmula es asesinado en el acto de cierre de campaña. Mientras investiga quién mató al candidato principal, debe prepararse para la posibilidad cada vez más cierta e inminente de convertirse en el primer mandatario.

La realización de El Reino es de K&S Films (responsable de varias de las películas más exitosas del cine argentino reciente como Relatos salvajes, de Damián Szifron; El clan, de Pablo Trapero; El ángel, de Luis Ortega; o La odisea de los giles, de Sebastian Borensztein) y, para reanudar el rodaje suspendido en marzo último apenas se declaró la cuarentena obligatoria, los productores Matías Mosteirin y Leticia Cristi debieron enfrentar múltiples y costosos desafíos.

Antes de retomar la filmación para las once semanas restantes de rodaje (solo se había completado el piloto), K&S tuvo que testear en un par de oportunidades y con los kits más modernos disponibles a todo el equipo, tuvo que conseguir la aprobación de las autoridades de salud de las diversas jurisdicciones en las que se lleva adelante el rodaje y, además de garantizar una sanitización permanente de las locaciones, tuvo que reacondicionar los sets para evitar que los distintos equipos (dirección, fotografía, arte, vestuario, maquillaje, etc.) se crucen.

Así, además del uso de ropas y máscaras especiales, en el set se establecieron zonas exclusivas y claramente delimitadas para cada grupo con la idea de minimizar las posibilidades de contagios. En caso de que se produzca un contagio, se sabrá perfectamente quién estuvo en contacto con quién (y con quién no). El protocolo vigente en la Argentina es muy específico y exigente en cuestiones tan diversas como los elementos de protección personal, la desinfección de todos los espacios, el uso de vehículos para el equipo, el transporte, la recepción y el retiro de los insumos de proveedores, la ventilación de las locaciones, el servicio de catering o la gestión de residuos. Otra medida obligatoria fue la de eliminar el uso de materiales impresos tan habituales en las filmaciones, por lo que toda la documentación (guiones, storyboards, etc.) se ha digitalizado.

Además, cuando Chino Darín fue llamado para retomar el rodaje, el actor se encontraba en España, por lo que debió iniciar una cuarentena estricta de catorce días. Así, su participación en la filmación comenzará recién cuando haya cumplido ese plazo.Fuente de la producción -que por prudencia prefieren por el momento no hacer declaraciones públicas- indicaron a LA NACION que el balance de las dos primeras jornadas fue muy positivo, ya que no se registraron contratiempos de importancia.

Más allá de la buena noticia, en el ambiente audiovisual todavía son muy cautos respecto de una vuelta masiva al trabajo, pese a la muy crítica situación laboral que atraviesan los técnicos y artistas del sector tras medio año de parálisis, ya que -aducen- son muy pocas las productoras que tienen "las espaldas" de K&S. Filmar ya de por sí es caro; hacerlo en plena pandemia de coronavirus y con las estrictas medidas de seguridad sanitaria exigidas, mucho más.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.