Agustina Kämpfer, sobre Eduardo Feinmann: "Está obsesionado conmigo, temo por mi integridad física"

La panelista de Incorrectas realizó ayer una denuncia por hostigamiento contra el periodista
La panelista de Incorrectas realizó ayer una denuncia por hostigamiento contra el periodista Crédito: Instagram
Paula Soler
(0)
4 de enero de 2019  • 15:16

Tras denunciar en una Comisaría de la Mujer a Eduardo Feinmann por hostigamiento, Agustina Kämpfer habló telefónicamente con LA NACION sobre cómo se siente al ser interpelada constantemente por el periodista, con quien comparte el canal (América) y que ahora elige Twitter para denostarla. "Lo denuncié porque necesito defenderme. Temo por mi integridad física y sólo con la respuesta virtual que dio ante mi denuncia se confirma que está obsesionado conmigo", dijo.

Recordemos que la última frase que el conductor le había dedicado fue clave para que la panelista de Incorrectas decidiera acudir a la Justicia. "Esta mujer, Agustina Kämpfer, todavía no está presa", escribió el martes, junto a la captura de un primer plano de ella en el programa que conduce Moria Casán. Y tras un ida y vuelta en las redes sociales, la periodista decidió denunciarlo.

- ¿Qué te hizo denunciarlo?

-Lucho por la igualdad de derechos de las mujeres y el fin de la violencia contra las mujeres, no me podía quedar callada. Siempre opté por ser más pasiva ante las actitudes de Feinmann, pero ya no. No creo que esto esté lejos de pasar a mayores...

-¿Creés que pueda pasar a mayores?

-Sí, absolutamente, temo por mi integridad física, es capaz de cualquier cosa. No puedo llegar al punto de que en el descanso de una escalara me lo cruce, él tenga un mal día y me rompa la cara contra una pared. Tengo derecho a no ser hostigada y derecho a tomarme el ascensor tranquila.

-¿Solés cruzártelo en el canal?

-Ahora no me tomo el ascensor para no cruzármelo, después de la vez en que me gritó en un pasillo. Antes le dijo a mis compañeros: "El que avisa no traiciona y díganle a Agustina que se la va a ver conmigo". Después, cuando me gritó, las personas que estaban conmigo también tuvieron la sensación de que eso pasaba a los golpes. Me dijo que no iba a descansar hasta verme con el traje naranja. No sé si ve muchas series porque acá no se usa eso, parece que mira Orange is the new black. A veces me asomo al pasillo antes de ir al baño y lo veo de lejos y me mira de manera intimidante. Tengo que poner un límite.

-¿Es una cuestión de género?

-Más allá de que él se pone en pie de guerra conmigo por una cuestión ideológica y me ataca porque está en contra de mis ideas políticas, esto ya pasó a mayores. Es violencia de género porque me tomaron la denuncia en una Comisaría de la Mujer, no me derivaron a una comisaría común. El hostigamiento ahora es virtual, pero no puedo esperar a que pase a mayores. Si este tipo tiene una mala tarde y, como me detesta, decide descargar su furia contra mí ¿Qué hago yo? Cuando hablamos en el programa de violencia de género siempre emito un mensaje de empoderamiento, les digo a las mujeres que denuncien, pero esta vez me lo dije a mí.

-Cuando decidiste hacer la denuncia, ¿pensaste en proteger también a tu hijo ?

-Sí. Muchas veces fui con mi hijo al canal, pero a partir de lo que pasó con Feinmann no lo llevo más. Incluso la producción a veces me dicen que lo lleve, pero yo no quiero que el tipo descargue su furia contra mí cuando estoy con mi hijo.

-Tenés una abogada, ¿ya saben qué medidas van a tomar a partir de la denuncia?

-Aún lo estamos analizando.

-¿Tuviste alguna respuesta legal de parte de Feinmann?

-Él no tiene por qué tener ninguna herramienta legal contra mí porque yo no le hice nada. Nunca lo ataqué porque respeto que el otro tiene derecho a trabajar tranquilo. Yo no puedo trabajar tranquila.

-¿Qué dice tu familia sobre esto?

-Ayer hablé con mi mamá, se había tomado un tranquilizante y traté de correrme yo de foco, porque me dí cuenta lo mucho que la afectaba como madre todo esto. Es una señora grande y está preocupada.

-¿Tus compañeras te apoyaron en tu decisión de denunciarlo?

-Algunas compañeras me llamaron y me manifestaron su apoyo, sí.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.