Carmen Barbieri: "Santiago Bal me decía que el peor error de su vida fue dejarme"

En una entrevista radial, Carmen Barbieri contó como sobrelleva la muerte de Santiago Bal y qué fue lo que le recomendó su psiquiatra
En una entrevista radial, Carmen Barbieri contó como sobrelleva la muerte de Santiago Bal y qué fue lo que le recomendó su psiquiatra Crédito: Instagram
(0)
14 de diciembre de 2019  • 16:44

Este jueves, mientras su hijo Federico Bal se jugaba su paso a la final del "Súper Bailando", Carmen Barbieri estuvo allí, acompañándolo. La actriz entendió que así debía ser y, desde la tribuna, junto a Julieta y Mariano Bal decidieron apoyar a Fede en ese momento tan especial. Es que, más allá de las instancias del concurso televisivo, esa no era una noche más: dos días antes el padre del actor, Santiago Bal, había fallecido.

A pesar de estar separada de Bal desde hace años, Barbieri lo acompañó en los últimos tiempos y estuvo a su lado cuando la enfermedad del actor encrudeció. Tanto, que hasta el momento en el que en que debió ser internado, Bal vivió en la casa de la capocómica. Esa situación, que llamó la atención de muchos debido a que el fin de su matrimonio no fue en los mejores términos, también fue tenida en cuenta por el psiquiatra de la diva. "Mi psiquiatra me dice que tengo que empezar a pensar más en mí y a cuidarme más a mí misma. Hace dos años se fue mi mamá, de la que me ocupé hasta el último momento, y ahora el duelo con Santiago", contó este sábado Barbieri, en diálogo con Agarrate Catalina por La Once Diez/Radio de la Ciudad.

Por caso, continuó: "Tengo la tranquilidad que hice todo por Santiago, no paro de llorar. Hice todo y más. Él me decía que el peor error que había cometido en su vida fue dejarme y haber hecho lo que hizo. Pero yo me olvidé, sino no estaría acá"

Y agregó: "Dejé todo para estar al lado de él, taché y rompí me agenda para atenderlo. Estoy muy triste. Estaba con muchos problemas de salud, pero se controlaban. Se retiró con dignidad, no se lo vio caer en el escenario. Cumplió todos sus sueños".

Luego, entre lágrimas, afirmó: "Tengo el alma un poco rota. Estuve 26 años con él, lo vi luchar muchas veces y ganó varias batallas. Esta vez tenía un dejo de esperanza que estaba batalla la ganaba también. Tanta lucha y tantas ganas de vivir, pensé que una vez más podía salir adelante".

A su vez, reveló: "No nos quedó nada por decirnos, él se iba despidiendo de cada uno que venía. Fue una cosa muy tierna. Cuando entró en coma farmacológico, los médicos decían que escuchaba, y Fede le dijo que se quede en paz, que él me iba a cuidar".

"Luego de que falleció, entré a verlo y apenas lo hice, llamé a sus hijos a que vengan. Quería que lo vieran así, tan distinto a como estaba porque estaba sufriendo tanto la falta de aire que se ahogaba. Tenía una mueca de sonrisa y ni una sola arruga. Una paz. Federico y Julieta entraron, me dieron la razón de que estaba en paz", finalizó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.