Harvey Weinstein era un "violador serial", afirmó la fiscal en su alegato final

Harvey Weinstein es juzgado por cinco cargos por violación, agresión sexual y actos sexuales criminales
Harvey Weinstein es juzgado por cinco cargos por violación, agresión sexual y actos sexuales criminales Fuente: AFP
(0)
14 de febrero de 2020  • 20:09

Harvey Weinstein fue un "violador serial extremadamente agresivo" que utilizó su situación de poder en Hollywood para aprovecharse de las mujeres, afirmó hoy en su alegato final ante el jurado la fiscal adjunta de Manhattan, Joan Illuzzi.

En su argumentación concluyente, Illuzi calificó a Weinstein de "rey de su propio universo" y consideró que las seis mujeres que lo acusaron de agresión sexual son como "hormigas a las que se creía que podía pisotear".

La fiscal hiló las similitudes presentes en los relatos de las presuntas víctimas de violación y dijo que el exproductor repetía su modus operandi, al exponer varias de ellas haber sido "engañadas" para acudir a una habitación de hotel o a un departamento donde luego eran abusadas. "Si tienes que engañar a alguien, no es consentimiento", dijo Illuzzi, incidiendo en que los encuentros no eran consentidos.

Weinstein enfrenta cinco cargos por violación, agresión sexual "depredadora" y actos sexuales criminales. Se lo acusa de haber violado en 2013 a Jessica Mann, una aspirante a actriz que ahora trabaja como peluquera en el Hotel DoubleTree, y de practicar sexo oral a la fuerza a Miriam Haley, exasistente de producción de Project Runway, en su apartamento en el Soho, en 2006. La fiscalía llamó a cuatro testigos adicionales para respaldar estas afirmaciones, incluida la actriz Annabella Sciorra, quien acusó a Weinstein de violarla en su departamento a finales de 1993.

Annabella Sciorra se retira tras declarar en el juicio contra Harvey Weinstein
Annabella Sciorra se retira tras declarar en el juicio contra Harvey Weinstein Fuente: AP

En el argumento de la defensa, la abogada Donna Rotunno señaló que Sciorra salió a hablar en un intento por "reflotar su carrera", a lo que Illuzzi respondió asegurando que la actriz se vio obligada a hablar incluso revelando secretos dolorosos sobre sus adicciones y comportamientos de autolesión. La fiscal argumentó que cada una de las mujeres había compartido duras confesiones personales con la esperanza de que los miembros del jurado creyeran en su palabra.

"No vinieron a un concurso de belleza, ni por dinero, ni buscando la fama, sino a ser escuchadas. Sacrificaron su dignidad, su privacidad y su paz ante la perspectiva de que sus voces sean suficientes para que se haga justicia", subrayó Illuzzi. Esta última dedicó largas horas a la defensa de Jessica Mann, quien testificó en el transcurso de tres días declarando que Weinstein la había violado en dos ocasiones, más allá de admitir que había mantenido un "juego de roles" sexual consensuado con el ex productor y que le había enviado correos electrónicos amorosos a lo largo de varios años.

"La pregunta no es si Jessica Mann tomó una mala decisión", dijo Illuzzi. "La pregunta es si está mintiendo o no. Y si te está diciendo la verdad, es víctima de violación", zanjó.

Donna Rotunno, la abogada de Weinstein, hizo polémicas declaraciones
Donna Rotunno, la abogada de Weinstein, hizo polémicas declaraciones Crédito: Agencias

Illuzzi argumentó que Weinstein no trataba a Mann como a una amante, y dijo que nunca le había enviado regalos, comprado joyas o llevado de viaje. "Esto no era una relación, sino que ella era para él como una muñeca de trapo", dijo. "Pero incluso si fuera una relación amorosa, esto sería irrelevante. Ella podría haber tenido su nombre tatuado en su brazo o haber estado escribiéndole cartas de amor todos los días, que sería igual, porque ni todo eso le permitiría haberla violado el 18 de marzo de 2013", consideró.

Illuzzi también hizo hincapié en que las mujeres fueron a fiestas y suites de hoteles porque así es como funciona la profesión de los actores y no porque estuviesen buscando mantener algún tipo de relación con Weinstein. "Todas ellas se mueven en una industria muy difícil. Parece que su trabajo es un juego, pero no lo es", señaló.

Rotunno pintó un retrato muy diferente del exmagnate de Hollywood, afirmó que las declarantes estaban tratando de evadir responsabilidades respecto a sus acciones y dijo que tanto Mann como Haley habían usado a Weinstein para ascender en sus carreras.

En su alegato final, la defensa de Weinstein acusó a la Fiscalía de "crear con este caso el guion de una película en la que el hombre poderoso es tan falto de atractivo y grande que ninguna mujer nunca podría querer acostarse con él", señaló irónica, a la vez que tildó de mentirosas a las seis mujeres que testificaron en su contra.

Contra Haley, la abogada alegó que la cronología de los hechos que presentó bajo juramento no se sostiene. "Piensen si tienen preguntas sobre si creen o no el sinsentido que les contó", apuntó. Contra Mann, empleó una retórica similar y sugirió que sus interrogatorios a las víctimas habían contribuido a que cambiaran o ajustaran sus testimonios.

A partir de la próxima semana, el jurado se sentará a deliberar sobre las testificaciones presentadas a lo largo del juicio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.